Hacienda activa negociaciones con la oposición para destrabar partidas claves del presupuesto 2022 de cara a la discusión en la Cámara de Diputados

15 DE ABRIL DEL 2021 SESION DE LA CAMARA DE DIPUTADOS EN LA QUE SE VOTA EL PROYECTO DE TERCER RETIRO DE FONDOS PREVISIONALES. FOTO: DEDVI MISSENE

Entre ellas están los recursos para Educación, los fondos para el Tesoro Púbico, recursos para empleo, Obras Públicas y Educación. Además los parlamentarios piden que el ajuste fiscal de 22,5% sea más gradual para no impactar la reactivación de la economía.




Este martes a las 10 de la mañana, la sala de la Cámara de Diputados comenzará a analizar el presupuesto 2022. Y por ello, Hacienda busca destrabar antes que comience ese debate las partidas que fueron rechazadas en la Comisión Mixta Especial de Presupuestos.

De acuerdo a fuentes del gobierno, durante la jornada de este lunes se intensificaron las conversaciones con la oposición para alcanzar algún acuerdo que permita acercar posiciones. Quienes conocen este proceso comentan que se está abordando todas las partidas que fueron rechazadas sin exclusión. Si bien la idea es lograrlo antes que comience la votación en el hemiciclo tampoco se descarta que se sigan las tratativas durante la jornada de mañana.

La Directora de Presupuestos, Critina Torres y el ministro de Hacienda, Rodrigo cerda

En la discusión en Comisión Mixta hubo observaciones sobre los énfasis y prioridades en materia de empleo, gobiernos regionales y protección social, tesoro público, educación. También se presentaron reparos respecto de los fondos para el funcionamiento para la Convención Constitucional.

El diputado y presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, Pablo Lorenzini (Independiente exDC) dijo que uno de los focos a discutir serán los fondos para las regiones”. Mientras que el diputado Marcelo Díaz, (independiente Frente Amplio) sostuvo que la caída del gasto público fijada en 22,5% tiene que ser más gradual para que no impacte los recursos destinados a medidas sociales, ni tampoco a educación, cultura, salud y vivienda. Además, puso el acento en los recursos que se dejarán de libre disposición (US$750 millones)

Esa opinión es compartida por la mayoría de la oposición quienes también consideran que el recorte del gasto de 22,5%, debiese ser con mayor gradualidad, de tal manera de no enfriar la economía, y de lograr ejecutar programas necesarios “para una reactivación con dignidad”, tales como en economía, trabajo, culturas, salud, entre otros, según señalan en una minuta distribuida ayer.

Pablo Lorenzini

Otra de las partidas que Hacienda busca destrabar es la del tesoro público. De acuerdo a la oposición, el gobierno no cumplió con la promesa de provisionar los recursos comprometidos para entregar el bono de asignación directa al sector de la cultura. Además, se incorporó “una glosa en donde se restringe de manera arbitraria e ilógica, la entrega de pensiones de gracia a personas afectadas en sus derechos humanos durante el periodo de octubre de 2019. El gobierno se opone a la acreditación, como ya lo está haciendo durante este año, el Instituto Nacional de derechos humanos, de las víctimas”, diceuna minuta de la oposición.

En el Ministerio del Interior hubo amplios cuestionamientos. Estos dicen mención a los dineros para seguridad ciudadana y regionalización. Igualmente, los montos para la implementación de la nueva institucionalidad de emergencia, así como del nuevo Servicio Nacional de Migración.

En Educación, se refutaron los dineros entregados a la Junji. Junto, a ello, se dijo que se espera un impulso más reactivador para el retorno a clases. Por otra parte, en cultura, el punto estuvo dado en la merma de 4,8% de sus recursos; mientras que, en ciencias, la vista se centró en las Becas Chile. También estuvo presente el aumentar los cupos de subsidios para la vivienda. En tanto que, en Transportes, el uso de los recursos de la Ley espejo del Transantiago fue la materia observada.

Para el Ministerio de Economía, la oposición estimó que “no existe un esfuerzo adecuado para los miles de pequeñas y medianas empresas que han bajado sus ingresos, o que están directa y llanamente en proceso de liquidación concursal. No existe una propuesta de parte del Ejecutivo, para reactivar a las pymes”. Además, el documento menciona que “disminuyen considerablemente los recursos de innovación, a través del programa Corfo”.

Con respecto a los recursos para el Ministerio de Obras Públicas “la principal causa del rechazo fue de qué no existe un esfuerzo que consideremos suficiente para abordar la situación actual de la sequía”. Esto porque “estamos conscientes de que ya no es una situación de emergencia, sino que se está tornando una situación permanente, por lo tanto, deben existir recursos permanentes para abordarlo, específicamente en la construcción de sistemas de agua potable rural”, critican los parlamentarios del bloque opositor.

Otras de las partidas importantes fue la de Ministerio del Trabajo, aunque con negativa parcial. De acuerdo a la oposición, el rechazo del programa Sence se debió a que “se recorta abruptamente el fondo de emergencia transitorio asociado a este programa, sin considerar que durante el próximo año deberíamos abordar la situación de miles de personas que van a enfrentar situaciones de reconversión laboral, o pérdidas de sus puestos de trabajo, debido a los procesos de automatización que provocó la pandemia”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.