Hacienda eleva proyección de crecimiento 2018 a 3,8% y apuesta por un mayor precio del cobre

De concretarse, sería la mayor expansión de la economía desde 2013, aunque la mayor amenaza está dada por la eventual guerra comercial entre EEUU y China. Respecto del cobre, pese a la baja en la cotización de las últimas semanas, Hacienda estimó US$3,12 la libra para 2018.


Tal como lo había adelantado el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, en entrevista con PULSO, la cartera elevó ayer la proyección de crecimiento para 2018, desde un 3,5% a 3,8%, la que, de concretarse, se convertiría en el crecimiento más alto desde 2013. Esto implica al mismo tiempo una corrección al alza desde el 3% previsto en el Presupuesto de este año, elaborado por la anterior administración. La cifra está algo por debajo del 4% que prevé el promedio de los economistas consultados por el Banco Central en la encuesta de expectativas económicas de julio conocida ayer.

En el marco de la exposición de la Evaluación de la Gestión Financiera del Sector Público en 2017 y Actualización de Proyecciones 2018 ante la comisión mixta de Presupuestos realizada ayer en Valparaíso, Hacienda se hizo cargo de las mejores cifras que se han visto en los últimos meses para el país, con un crecimiento promedio a mayo de 4,7%, la recuperación del crecimiento de sectores mineros y no mineros de la economía y un registro de inversión que empieza a mostrar cifras positivas después de 4 años de caídas consecutivas, sumado a una inflación bajo control, que a junio acumula 1,4%.

En su exposición ante los parlamentarios, en la que estuvo acompañado por el Director de Presupuestos Rodrigo Cerda, Larraín también corrigió al alza la estimación de la demanda interna desde 4,1% a 4,8% y particularmente del precio del cobre, que dio un salto desde US$2,88 la libra del IFP del año pasado, a un US$3,12 la libra, lo que sorprendió a los parlamentarios en la sesión, atendiendo a la caída que ha registrado el metal rojo en las últimas semanas como consecuencia de la eventual guerra comercial entre China y EEUU. De hecho, el metal rojo cerró ayer en US$2,86 la libra.

Esta discrepancia entre la proyección y el precio que se está viendo del cobre en las últimas semanas fue abordada por Larraín, quien señaló que “pensamos que el efecto de la caída será puntual y se va a recuperar”, aunque reconoció que incluso el crecimiento estimado va a depender de lo que ocurra con la guerra arancelaria entre la administración Trump y el gigante asiático.

“Nosotros nos entusiasmamos moderadamente, no es bueno entusiasmarse mucho. Como punto de estimación, 3,8% nos parece el más adecuado a las condiciones que estamos viendo. Si esto va más allá de 3,8% va a depender mucho de si hay una guerra comercial”, sostuvo el titular de las finanzas públicas, agregando que si la crisis escala, “podría costarle al mundo entre 0,3% y 1% de crecimiento mundial. Espero que no se materialice, pero es indudable un escenario de confrontación entre las dos grandes potencias el resto del mundo va a tener consecuencias y tenemos que adecuarnos a esa situación”.

Mejora déficit 

Las mejores perspectivas económicas, sumadas a la política de contención del gasto fiscal, incluyendo un ajuste de US$1.063 millones por año (ver página 20), permitieron a Hacienda proyectar un mejor escenario también para el déficit efectivo en 2018, que retrocede desde -1,9% proyectado el año pasado, a -1,7%. Asimismo, la autoridad económica ratificó el compromiso de ir reduciendo en 0,2% el déficit estructural hacia el final de la administración, dejando la estimación 2018 en -0,8%.

Esto fue destacado por el ministro de Hacienda, quien subrayó que este menor déficit permitiría estabilizar la deuda pública, “porque tenemos que salir a endeudarnos menos”.

Respecto de ingresos y gastos, también fueron corregidos al alza, fundamentalmente por la recuperación de la tributación minera en el caso de los ingresos, y en el caso de los gastos, se reiteró la lectura sobre las presiones de gasto sobre todo en salud, y la incorporación de las necesidades de financiamiento programático.

Así, la estimación para los ingresos totales se eleva desde 7,4% a 9,6% por las mejores expectativas para la recaudación tributaria de la minería privada (GMP10) y los aportes de Codelco, aunque el director de Presupuestos adelantó menores ingresos en el componente resto de los contribuyentes, lo que lleva a que la Operación Renta “está siendo un poco peor a lo que proyectábamos”, admitió el director de Presupuestos.

En materia de gastos, en tanto, Hacienda estimó que éste crecerá 4,5% en 2018, superior al 4,1% comparado con el cierre fiscal 2017, y que incluyen los requerimientos de financiamiento por el cumplimiento del Programa de gobierno.

Reacciones

La mejora en las perspectivas de crecimiento también tuvo una lectura política por parte de los parlamentarios.

El primero en hacer el punto fue el diputado Patricio Melero (UDI), quien señaló que “mirar las proyecciones al alza es bien alentador cuando antes todo era a la baja. Algo pasó entre medio: hubo cambio de gobierno y eso se notó”, mientras que el senador José García Ruminot (RN) apuntó a la positiva decisión de contener el gasto fiscal para evitar un empeoramiento de las cifras fiscales.

Desde la oposición en tanto, cuestionaron el sesgo optimista de las proyecciones frente a la posibilidad de una guerra comercial y la sostenibilidad del crecimiento.

En esa línea, el senador Jorge Pizarro (DC) sostuvo que “algunos indican que el PIB este año puede terminar entre 3,3 y 3,5%. Me gustaría saber qué medidas adoptará el gobierno para que el crecimiento sea sostenible”, mientras que su par socialista Juan Pablo Letelier “a pesar de que el gobierno reduce el gasto va a terminar gastando más de lo presupuestado en la ley, es una situación bastante peculiar, tendrán que explicar cómo”.

Cita con economistas en Teatinos 120

A eso de las 18 hrs de ayer, llegaron hasta Teatinos 120 un grupo de economistas para analizar junto al ministro de Hacienda, Felipe Larraín; el director de Presupuestos, Rodrigo Cerda, y el coordinador macroeconómico de la cartera, Hermann González, las nuevas proyecciones económicas y fiscales del gobierno.

A la cita acudieron el economista jefe del Banco de Chile, Rodrigo Aravena; el economista jefe del Banco Santander, Claudio Soto; Patricio Rojas, de Rojas y Asociados; el economista jefe de Banco Itaú, Miguel Ricaurte; el economista jefe de Grupo Security, Felipe Jaque; y el gerente de Estudios de Econsult, Sebastián Cerda.

Seguir leyendo