La Región Metropolitana y las zonas centro y sur empujaron al PIB del primer trimestre del año

FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Todas las macrozonas de Chile registraron crecimientos económicos en el periodo enero-marzo y la zona austral fue la de menor incidencia en el desempeño nacional. La única región con una caída de su actividad fue la Región de O'Higgins.




El Banco Central publicó este jueves por primera vez información sobre crecimiento regional, dando a conocer que todas las macrozonas empujaron la expansión de Chile en el primer trimestre, que significó un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 7,2% con respecto a igual periodo del año anterior. Se trata de la información preliminar de las Cuentas Nacionales Trimestrales, donde además se constató que el consumo de los hogares (CHog) registró un aumento de 13,9% en doce meses.

Sin embargo, el instituto emisor destacó el desempeño de la Región Metropolitana, seguida de la zona centro y sur para impulsar el crecimiento del país durante el lapso enero-marzo. Mientras que, la zona austral fue la de menor aporte en el resultado nacional.

“El crecimiento de la actividad se explicó principalmente por el aporte de los servicios, destacándose los servicios personales, el transporte y los servicios empresariales”, detalló el Banco Central.

Por su parte, el crecimiento del consumo de los hogares también fue liderado por el aporte de la Región Metropolitana, y de las zonas centro y sur.

“En el consumo de hogares destacaron por su contribución el gasto en servicios (en particular, los relativos a salud, restaurantes y hoteles y transporte) y en bienes no durables (vestuario y combustibles)”, agregó el organismo autónomo.

Desde el Banco Central también resaltaron que la publicación del Producto Interno Bruto Regional (PIBR) es una nueva publicación que “se sustenta en la disponibilidad de nueva información tributaria e indicadores de corto plazo a nivel regional”.

Las zonas de mejor desempeño

En la Región Metropolitana, que tuvo un crecimiento de 9,2% en el primer trimestre, este resultado se explicó por el impulso del sector de los servicios. De la misma forma, el crecimiento del consumo de hogares de 11,2% fue empujado por los servicios, seguido del consumo de bienes no durables.

Por su parte, en la macrozona centro, la Región de Coquimbo presentó una expansión de 0,2%. Este resultado se explicó por el efecto positivo de los servicios, el cual fue compensado por la incidencia negativa de la minería en la región. El 13,2% de crecimiento en el consumo de hogares fue gracias al consumo de servicios, como por el de bienes no durables.

La Región de Valparaíso expandió su economía en 10,7% en el primer trimestre, por el componente de servicios. En cuanto al consumo de hogares en la región, el crecimiento de 12,9% fue influido tanto por el consumo de servicios, como por el de bienes no durables.

En tanto, la Región de La Araucanía presentó un crecimiento de 9,5%, el que fue explicado principalmente por la provisión de servicios. A su vez, el consumo de hogares en la región se expandió 24,1%, reflejo de los aportes positivos del consumo de bienes no durables y servicios.

La Región de Los Ríos registró un crecimiento de 6,4% en el periodo, gracias a las actividades de servicios, mientras que el consumo de hogares aumentó 23,5%, destacándose las incidencias del consumo en bienes no durables y servicios.

Finalmente, la expansión de 11,2% en la Región de Los Lagos respondió a los aportes positivos en todas las líneas de actividad, destacándose la incidencia de los servicios. Por otro lado, el consumo de hogares en la región creció 26,1%, gracias al consumo de servicios, seguido del consumo de bienes no durables.

La zona que menos aportó

Por su incidencia en el total, la actividad en la Región de Aysén fue la que menos aportó. Esta presentó una variación de 2% gracias a los servicios y la minería, los que fueron compensados en parte por el aporte negativo del resto de bienes. El consumo de hogares en la región presentó un crecimiento de 14,2%, incidido por el componente de servicios y en menor medida por el consumo de bienes no durables.

Un panorama similar vivió la región de Magallanes, que creció 5,9%, explicado en su mayoría por la provisión de servicios. Desde la perspectiva del gasto, el consumo de hogares registró un crecimiento de 17,8%, como resultado del dinamismo de los servicios.

El resto de las zonas

La Región de Arica y Parinacota registró un crecimiento de 9,9%, resultado explicado por el dinamismo de los servicios. En línea con lo anterior, el consumo de hogares en la región creció un 12,7%, incidido por todos sus componentes, destacándose el aporte de los servicios.

Por su parte, la región de Tarapacá se expandió un 6,3%, producto del aporte positivo de los servicios, seguido del resto de bienes. El resultado fue en parte compensado por la incidencia negativa de la minería en la región. El consumo de hogares se elevó 18,9%, reflejo del alto dinamismo de los servicios y el consumo de bienes no durables.

En cuanto a la Región de Antofagasta, esta presentó un crecimiento de 2,3% por el efecto de los servicios, y fue compensado en parte por la minería. El aumento de 9,8% en el consumo de hogares fue incidido tanto por el componente de servicios, como por el de bienes no durables.

En tanto, a Región de Atacama creció 3,5% en el primer trimestre, por el aporte positivo de los servicios, a la vez que el consumo de hogares se incrementó 9,1%, resultado que se explicó por el consumo de servicios, seguido en relevancia por el consumo de bienes no durables.

La única con una caída en la actividad fue la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins, con un descenso de 1,3%, debido a los aportes negativos de la minería y el resto de bienes. El resultado fue compensado en parte por el aporte positivo de los servicios. Por su parte, el consumo de hogares en la región presentó un crecimiento de 9,5%, incidido principalmente por el consumo de servicios.

A su vez, la Región del Maule presentó una variación de 1,8% por el aporte positivo de los servicios, los que fueron en parte compensados por el resto de bienes. El consumo de hogares en la región tuvo un crecimiento de 16,8%, explicado por el dinamismo en el consumo de bienes no durables, seguido de los servicios.

El crecimiento de 7,3% en la Región de Ñuble fue explicado por el aporte positivo de los servicios, mientras que el 19,6% de crecimiento del consumo de hogares en la región fue el reflejo del aporte positivo de los bienes no durables, seguido del consumo de servicios.

Por últimol la Región del Biobío creció 5,8% durante el primer trimestre, resultado incidido por el aporte de los servicios en la región. El consumo de hogares se expandió 16,3%, explicado principalmente por el consumo en bienes no durables.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.