Nicolás Grau y proyecto sobre gas natural: “Habrá un procedimiento que definirá las tarifas máximas que podrán cobrar esas empresas”

El ministro de Economía entregó detalles de la iniciativa y dijo que el hecho de que el Sernac se haga parte de la demanda en contra de estas firmas permitirá que esta "probablemente (...) tenga éxito". Además, sostuvo que objetivo de que la productividad crezca en 1,5% anual es de mediano plazo y que esa agenda se presentará en el segundo semestre.


Uno de los temas importantes que mencionó el Presidente Gabriel Boric en su primera cuenta pública fue el anunció de un proyecto de ley que establecerá tarifas para la distribución de gas natural, con mayores sanciones a empresas infractoras y compensaciones a consumidores. Además, dijo que el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) se hará parte en la demanda presentada por una organización de consumidores en un juzgado civil por sobreprecios en la distribución de gas natural, según los “antecedentes aportados por la Fiscalía Nacional Económica”.

El ministro de Economía, Nicolás Grau, tendrá como misión, junto a su par de Energía, Claudio Huepe, de elaborar la iniciativa que se enviará al Congreso en las próximas semanas.

¿En qué consiste el proyecto de ley que anunció el Presidente que establecerá tarifas para la distribución de gas natural?

-Existen distintas formas de lograr contener una tarifa en un contexto donde existe un poder de mercado o monopolio natural, como es el caso del gas natural. La estrategia que está en la legislación actual consiste en limitar las tarifas de manera indirecta, a través de limitar las utilidades que puedan tener las empresas. Lo que sucedió en este caso (Metrogas) es que el espíritu de esa legislación fue vulnerado por un comportamiento inadecuado de la empresa, en que lo que hizo fue tener empresas relacionadas que le permitieron tener utilidades en la parte no regulada y de esa manera disminuir las utilidades en la parte regulada, y así no infringir la ley y poder aumentar las tarifas en contra del espíritu de la ley.

¿Cómo se atacará el problema?

-Hay distintas formas de abordar ese proceso de limitar las tarifas. Una de las más comunes y es la que existe también en el contexto de las sanitarias o transporte público, es el regular directamente las tarifas. Es decir, hacer un proceso de tarificación.

¿Qué significa eso?

-Significa que habrá un procedimiento que definirá cuáles son las tarifas máximas que podrá cobrar esa empresa a la hora de proveer sus servicios. Esto es lo más usual que se utiliza cuando hay sectores con monopolio natural, y además es lo que especifica la ley actual en caso de que la empresa incumpla con el tope de utilidad máxima. La ley actual especificaba que si la empresa se pasaba de la utilidad máxima, se gatillaba automáticamente un proceso de tarificación. Eso no ha pasado, porque las empresas han tenido una estrategia que va en contra del espíritu de la ley, de repartir sus utilidades en distintas sociedades, lo que les ha permitido aumentar la tarifa y al mismo tiempo no sobrepasar el límite de utilidades reguladas.

¿Eso es fijación de precios?

-Claro, pero se llama tarificación. Tiene un nombre específico en estas empresas que son monopolios naturales. En el contexto del gas natural ya existe en algunas regiones la tarificación, por ejemplo, en Magallanes.

¿Y se limitará un precio específico?

-No, lo que hace la ley es un procedimiento para la definición de esas tarifas y eso es algo que lo estamos trabajando y estará en detalle en el proyecto de ley. Esperamos presentarlo prontamente.

En los anuncios se informó que el Sernac se hará parte de la demanda que impulsaron las asociaciones de consumidores en contra de estas empresas, ¿por qué decidieron ahora ese paso?

-Esto dice relación con lo que el gobierno puede hacer con respecto a los abusos que ya existían, porque por años se ha estado cobrando una tarifa que, de acuerdo al espíritu de la ley, nunca se debió haber cobrado, y eso ha significado un perjuicio a las y los consumidores. Esto con el cambio de la ley no se puede resolver, pero lo que sí se puede hacer es que a través de la vía judicial buscar que exista una compensación para los consumidores. Lo que puede hacer el Sernac es sumarse a una demanda que ya presentó una asociación de consumidores, porque el hecho de que se sume el Sernac permitirá que probablemente la demanda se fortalezca y tenga éxito. También permitirá que los ministerios de Economía y Energía apoyen con más antecedentes esa demanda y aumentar la probabilidad de que existan compensaciones a futuro.

Con respecto al desafío planteado por el Presidente Boric de que la productividad crezca 1,5% anual y con ello, mejorar el crecimiento tendencial, ¿qué tan factible es de lograrlo?

-Como dijo el Presidente, Chile tuvo un estancamiento de la productividad, esta no ha crecido y en algunos años incluso ha descendido en la última década. Ese es un problema, porque una de las fuentes de crecimiento de los países es la productividad. ¿Cuán factible? Es posible, porque son temas que Chile ha hecho antes y también otros países, pero para lograrlo se requiere no seguir haciendo lo mismo de los últimos 10 años.

¿Qué medidas distintas se impulsarán?

-Distintas medidas. Por un lado, una agenda de productividad que vamos a trabajar en conjunto con Hacienda, que es algo de corto y mediano plazo. Por otro lado, el Presidente comprometió recursos que vienen desde los impuestos a la industria del litio, que nos permitirá aumentar el gasto en innovación y ciencia, emprendimientos y tecnológicas, que permiten aumentar la productividad.

¿La meta del 1,5% cuándo esperan que se pueda concretar?

-Son objetivos de mediano y largo plazo. Uno no altera la productividad en menos tiempo. Es un conjunto de medidas que estamos haciendo como gobierno de corto y mediano plazo que esperamos que tenga efectos de esa magnitud. La agenda se presentará en el segundo semestre.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.