8M: Ni Flores Ni Chocolates




Si el tema de la desigualdad entre mujeres y hombres incomoda, no nos queda más que incomodar. Hemos decidido tomar partido por todas aquellas que la vida se les hace más cuesta arriba de lo que debería. Y esto nos llama a resignificar las acciones de todas esas niñas, adolescentes y mujeres que en el mundo y en nuestro país han logrado condiciones más justas para la generación actual. Sus dolores, triunfos, alegrías, valentías, persistencias y la incomodidad que causaron hasta lograr los cambios que hoy día conmemoramos, son fuente de inspiración para seguir levantando la voz por las que no la tienen.

¿Será entonces que una flor, unos chocolates u otro regalo similar, otorgado el 8 de marzo por el área de Recursos Humanos de una institución, sea recibida con agrado por una trabajadora que obtiene los doce meses del año un sueldo considerablemente inferior que su par hombre que cumple exactamente el mismo rol? O ¿para aquella mujer con discapacidad que trabaja en algo distinto de lo que se educó, porque de las organizaciones dispuestas a darle empleo no todas contaban con la accesibilidad universal y tampoco estaban dispuestas a invertir en esto? o simplemente porque para alguien ridículamente equivocado, no cumplía con “el estándar físico” o la ven débil para una labor que nada tiene que ver con eso.

Algo que también vemos que sucede respecto a la edad, la cantidad de hijos(as), y así, podemos enumerar no cientos, ni miles, sino miles de millones de casos de mujeres que conviven a diario a nuestro alrededor, con situaciones similares y definitivamente más dramáticas, con dobles o triples barreras de discriminación, muchas veces agotadas de incomodar sin ver que absolutamente nada mejora para ellas. Por eso, no te sorprendas si con tu mejor intención le dices a una mujer “feliz día”, o le regalas flores, y te las recibe de mala gana o te las devuelve.

Desafiémonos a que este año hagamos diferente el 8M, qué sea para conmemorar la historia y para celebrar que juntos(as) haremos que la equidad deje de ser tema. Todas esas niñas, adolescentes y mujeres extraordinarias son la inspiración que nos unió este año para decir #8M #NiFloresNiChocolates con la esperanza de que los organismos públicos y privados tomen acciones comprometidas y le den un giro a esta fecha.

Qué todos esos buenos deseos y anhelos se traduzcan en formación, programas de liderazgo femenino, protocolos contra la violencia de género y acoso sexual, remuneraciones sin brechas salariales, la implementación de la Norma Ch3262, que equipara con responsabilidad y profesionalismo la cancha laboral; y tantas posibles formas de que la equidad de género se vuelva el motor de cambio que convierta a sus organizaciones en mejores lugares para trabajar no sólo para las mujeres, sino que, para cada uno de sus integrantes.

Esto no los hará simplemente mejores empresas o instituciones, sino que tendrán mejores resultados. Mucho mejores. Ya verán! #8m #NiFloresNiChocolates

*Ángela Vera Quezada, Directora Vinculación con el Medio, Inspiring Girls

*Catalina Fernández Correa, Directora Responsabilidad Inclusiva, Fundación Ronda

*Ingrid Segura Valenzuela, Directora Ejecutiva, Fundación Honra

*Macarena Salosny Lagos, Socia Fundadora, Inspiratoria

*María de los Ángeles Fernández Ramil, Presidenta, Fundación Hay Mujeres

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.