Casi mil chilenos ya se han vacunado; un médico se niega a usar mascarilla y acusa “coronamanía” y vacuna de Pfizer podría ser autorizada el jueves en Chile; tres cosas que aprendimos del coronavirus esta semana

Foto: Reuters

Esta semana las cuatro vacunas que se probarían en Chile comenzaron sus ensayos y se viralizó el video de un médico que no usa mascarilla mientras atiende a sus pacientes y que dijo que el Covid era solo "un resfrío". Y Pfizer está a un paso que su vacuna sea autorizada en el país.




1. Casi mil chilenos ya se han vacunado

Cerca de 1.000 chilenos ya se han vacunado contra el virus Sars-CoV-2. Todas son voluntarios de los ensayos que distintos laboratorios están realizando en el país. Más de 700 corresponden a la vacunas candidata de la farmacéutica Janssen, del laboratorio de Johnson & Johnson, el primero en iniciar las pruebas en el país.

Este ensayo es liderado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, que está coordinando la inoculación en tres organismos: dos Centros de Salud Familiar (Cesfam), uno en Colina, y otro en San Bernardo y el Hospital Exequiel González Cortés. En estos recintos, ya han vacunado a más de 400 personas.

En el Centro de Medicina Integral e Investigación Clínica, en Talca, lugar donde se vacunó a los tres primeros chilenos el 28 de octubre pasado, ya llevan más de 220 voluntarios vacunados y en el Centro de Estudios Clínicos e Investigaciones Médicas (CECIM) de Santiago, suman 50 más a una semana de iniciada la vacunación.

Miguel O’Ryan, académico del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la U. de Chile y uno de los líderes del estudio, dijo en una nota a Qué Pasa, que existe un gran interés por ser voluntario y los equipos, en los tres recintos están trabajando a full. “Nuestro objetivo era entre 100 y 120 vacunados por semana. Comenzamos la primera semana de noviembre y esperamos completar 400 en estos días. Ahora nuestro objetivo es completar al menos 500 voluntarios”, señaló.

Esta semana también se sumaron los primeros vacunados de las otras tres vacunas candidatas que se prueban en el país. El viernes de la semana pasada comenzó la vacunación del laboratorio chino Sinovac, ensayo liderado por la U. Católica, que ya ha inoculado a varias decenas de personas.

Y este jueves comenzó también la otra aspirante china, CanSino, cuyo ensayo está siendo realizado en el sur del país y coordinado por la U. de La Frontera.

Foto: Reuters

El doctor Rafael Silva, quien encabeza el estudio de Janssen en Talca, dijo también a Qué Pasa que el interés y la participación han sido muy positivos y ya hay varios pacientes que cumplieron un mes desde esa vacunación por lo que ya se les tomó muestras para medir anticuerpos, las que fueron enviadas a EE.UU.

El miércoles partió la vacunación de voluntarios del estudio clínico de la vacuna que desarrolla la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca.

El doctor Sergio Vargas, académico del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, y uno de los investigadores principales del estudio clínico de la vacuna de Astrazeneca-Oxford en el país, destacó que ya tienen más de 300 voluntarios inscritos. De ellos, muchos son funcionarios de salud principalmente del Servicio de Salud Metropolitano Norte), pero recalcó que la vacuna también está abierta a personas que trabajan atendiendo público o deben viajar en locomoción colectiva.

2. Un médico se niega a usar mascarilla y acusa “coronamanía”

“Quiero exponer lo que llamo coronamanía”, explicó un médico en un video compartido en YouTube, el que por su tenor rápidamente se viralizó.

Steven LaTulippe es un médico de EE.UU. quien el pasado 7 de noviembre, en el contexto de las elecciones presidenciales de EE.UU. y durante una manifestación denominada “Stop the Steal” en apoyo del presidente Donald Trump ante un grupo reunido frente al Capitolio del Estado, en la ciudad de Salem, señaló que las medidas que se están adoptando actualmente ante la pandemia, a su juicio solo son una “coronomanía”.

A través de un video, que fue viralizado por un grupo político denominado Republicanos del Condado de Multnomah y reportado por primera vez por un canal de televisión local de Portland, el médico dijo que el Covid-19 solo era un “resfriado comúny peor aún, agregó que los miembros del personal de su clínica no habían usado mascarillas durante la pandemia de coronavirus.

“Odio decirte esto, podría asustarte, pero yo y mi personal, ninguno de nosotros usó una mascarilla en mi clínica”, continuó mientras la multitud vitoreaba. “¿Y cuántos problemas tuvimos en nuestra clínica a partir de eso? Cero. Absolutamente ninguno”.

LaTulippe, propietario de una clínica llamada South View Medical Arts en Dallas, al suroeste de Portland, dijo que ha tratado a casi 80 pacientes con Covid-19. Antes de tomar el micrófono, fue presentado como un médico que iba a hablar sobre los “mitos del Covid”.

“Hemos sido completamente engañados, y quiero que sepan que esto es una locura y que el propósito era sólo cerrar al pueblo estadounidense. Esto es una amenaza a su libertad, una amenaza a nuestra Constitución. Les pido a todos, no se coloquen la mascarilla de la vergüenza “, dijo LaTulippe.

“Es una mascarilla que está diseñada para controlarte y apagarte”, dijo, llamando al virus, que ha matado a más de 271.000 personas en Estados Unidos, “un virus del resfriado común”.

En una entrevista telefónica realizada este miércoles por el portal de la NBC en EE.UU., LaTulippe lejos de matizar sus dichos, reforzó su postura “antimascarilla”, explicando que no está de acuerdo con exigirlas porque cree que “hay una mala ciencia detrás”.

“No tengo absolutamente ningún problema con la infectividad y tengo tratamientos completamente exitosos, así que pregunto, ‘¿Cuál es el problema?’ ¿Por qué me demonizarían si sé lo que estoy haciendo?”, dijo.

“Tengo un protocolo de temporada de influenza y virus muy rígido en mi clínica, y me ha funcionado muy bien durante años”, continuó. “Nunca he tenido a nadie de mi personal ni a mí mismo enfermo”.

Casi 37.000 estadounidenses murieron de Covid-19 en noviembre, la mayor cantidad en cualquier mes desde los oscuros primeros días de la pandemia, récord que podría volver a romperse en diciembre.

3. Vacuna de Pfizer sería autorizada a partir del próximo jueves en Chile

Para autorizar el uso en Chile de la vacuna de la farmacéutica Pfizer y BioNTech, el Instituto de Salud Pública (ISP) llamó a un comité de expertos para que asesore a la agencia reguladora en esta decisión.

Lo mismo ocurrirá en Estados Unidos. La compañía quiere que su prototipo de vacuna comience a ser utilizado en la prevención de Covid-19 antes de terminar los estudios clínicos, tras los excelentes resultados preliminares obtenidos a la fecha (95% de efectividad). Por ello, presentó los documentos para una aprobación de emergencia, decisión para la que la agencia de Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, su sigla en inglés) , también solicitó la conformación de un grupo de expertos.

Este jueves 10 de diciembre, será el día elegido para la decisión estadounidense y siete días más tarde, los mismo expertos decidirán respecto de la vacuna de la compañía Moderna, la otra farmacéutica que presentó sus documentos para una autorización de este tipo.

En Chile, la reunión entre los expertos del consejo asesor y los especialistas del ISP que decidirá si autoriza o no su uso en el país, ocurrirá entre el 10 y el 18 de diciembre, tal como lo adelantó el directo (s) de esta institución Heriberto García Escorza.

Por ahora, explicó García a Qué Pasa, no hay una fecha exacta, porque deben coordinar horarios entre 22 personas, pero cree que la resolución será rápida y que una sesión será suficiente.

De aprobarse, el trabajo del ISP continuará con el llamado Control de Serie, proceso mediante el cual se revisará, lote a lote, el protocolo de producción y control de calidad, así como sus certificados de liberación y condiciones de transporte, mediante una revisión documental.

“Todos los medicamentos y vacunas están sujetos a fiscalización y vigilancia”, dijo García a Qué Pasa. El otorgamiento del registro sanitario, añade, impone obligaciones al titular respecto a la vigilancia del producto (detección y reporte de reacciones adversas), a la vez que el ISP, dentro de sus funciones de control de los medicamentos, incluye la fiscalización (de que todo el proceso de internación, distribución y uso de la vacuna se está haciendo conforme a la autorización concedida) y vigilancia de efectos adversos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.