ISP entregará a Sinovac muestras de variante andina, la segunda de mayor circulación en Chile, para que desarrollen nuevas vacunas

Ampollas de la vacuna CoronaVac fabricadas por Sinova. Foto: AFP

La farmacéutica china elaboró dos vacunas específicas contra las variantes Gamma y Delta. Ahora, muestras de Lambda permitirán estudiar acción de la vacuna sobre ella y una nueva formulación de vacunas.




Tras el anuncio de la instalación de una planta de vacunas de la empresa farmacéutica Sinovac Biotech en Chile, el Instituto de Salud Pública formalizó un convenio de colaboración con esta entidad para compartir aislamiento virales de Sars-Cov-2 obtenidos en el laboratorio BSL3 de la Institución, con el fin de utilizar estas variantes para el desarrollo y evaluación de vacunas a través de estudios que medirán la capacidad de neutralización de los anticuerpos inducidos por la vacuna CoronaVac.

El acuerdo suscrito entre el ISP y Sinovac, tiene por finalidad que nuestro país comparta un aislado de variante Lambda (linaje C.37 o Andina) de Sars-CoV-2, que actualmente es una de las predominantes en Chile después de Gamma o P.1 (Brasil).

Esta colaboración permitirá que la farmacéutica pueda evaluar la capacidad de los anticuerpos inducidos por la vacuna CoronaVac para neutralizar la variante Lambda en estudios in vitro utilizando cultivos celulares y poder introducirla en la formulación de una nueva vacuna. Cabe destacar que el envío de esta variante de Sars-CoV-2 será realizado siguiendo toda la normativa de transporte de sustancias infecciosas vigente a nivel nacional e internacional.

El director del ISP, Heriberto García, junto a vicepresidente de Sinovac, Weining Meng.

El desarrollo de vacunas de emergencia que se están utilizando actualmente en nuestro país y en todo el mundo, fueron formuladas con virus Sars-CoV-2 obtenidos en el comienzo de la pandemia. Sin embargo, durante los últimos meses se han generado nuevas variantes que pueden disminuir el efecto anticuerpos neutralizantes producidos por las actuales vacunas. Por esta razón las empresas farmacéuticas están actualizando sus formulaciones con las nuevas cepas que están circulando en distintas partes de mundo, tal como ocurre anualmente con la vacuna de influenza.

El convenio fue firmado por el vicepresidente de Sinovac Weining Meng, responsable del estudio en Chile y el director (s) del ISP Heriberto García Escorza quien destacó la importancia de este hito “La colaboración del ISP como autoridad reguladora, en este nuevo polo de desarrollo científico, enriquecerá el conocimiento sobre el comportamiento del virus que causa Covid-19. El ISP velará por el cumplimiento de los protocolos de los estudios y recibirá los resultados a medida que se vayan desarrollando las pruebas”.

Foto: AFP

El vicepresidente de Sinovac Weining Meng, señaló que “lo más importante para el desarrollo de la industria de las vacunas es poder tener acceso a las variantes, las cuales deben provenir del lugar donde se desarrollará. Después de eso se hace la evaluación y la fabricación de las mismas. En una primera etapa se hará una investigación básica en base a la variante Lambda, la cual nos proveerá el ISP, la segunda etapa será el desarrollo de las vacunas”.

Desde el ISP explican que como laboratorio nacional de referencia, tiene entre sus atribuciones el prestar servicios de asistencia a otros organismos públicos o privados, además de promover y efectuar trabajos de investigación aplicada, relacionada con sus funciones. Es por ello que el Instituto ha colaborado con diversas instituciones nacionales y extranjeras en el traspaso de material biológico. En ese sentido, señalan que este acuerdo en particular viene a facilitar que un desarrollador de vacunas, como Sinovac, principal proveedor de la vacuna contra el Covid-19 en Chile, pueda actualizar la formulación de la vacuna que se suministra a gran parte de los habitantes del país.

El estudio y seguimiento de las variantes de los virus es clave. “Este tipo de estudios se realizan cada año con la influenza, que, si bien es estacional y las mutaciones son más lentas, se analizan los cambios del virus para tomar como referencia la situación del hemisferio norte y así fabricar las vacunas que se administrarán en el invierno del hemisferio sur y viceversa”, explica el director del ISP.

A su jucio, en esta pandemia es de suma importancia mantener estos estudios, porque se sabe que el virus SARS-CoV-2 varía en forma constante por ser un virus pandémico, lo que finalmente determinará la conformación de las nuevas fórmulas de las vacunas ya aprobadas, que dependen mucho de las variantes o cepas predominantes en un territorio determinando.

¿Cómo influye la vigilancia epidemiológica en los estudios y mutaciones del virus?

“Es fundamental la vigilancia epidemiológica para garantizar la recolección de datos para su análisis y las decisiones que se deben tomar en torno al comportamiento de este virus, si es más agresivo, más contagioso o bien sin variabilidad , podría ser factor para decisiones de Salud Pública , por ejemplo en materia de esquemas de vacunación, tratamientos y acciones preventivas”, indica García.

El director del ISP agrega que la vigilancia epidemiológica permite trazar la letalidad de un virus, que no necesariamente está relacionada con su expansión. “El virus Ebola, por ejemplo, si bien es extremadamente agresivo, no logra ser pandémico y estos comportamientos se siguen por años para comprender la evolución de las enfermedades y en lo posible su cura”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.