Más de medio millón de nuevos diabéticos en Chile: médicos advierten explosiva alza por la pandemia

Tomando estudios recientes y la experiencia clínica, profesionales de salud proyectan preocupante aumento de casos. Los factores son múltiples y apuntan tanto a los cambios en el estilo de vida, como también a la misma acción del virus y los tratamiento que se utilizan.




La Encuesta Nacional de Salud, realizada en 2017, muestra que en Chile el 12,3% tiene diabetes. Sin embargo, la pandemia del Covid-19 incrementó considerablemente estas cifras en nuestro país. Diversos diabetólogos han visto cómo ha subido la demanda por atención en esta especialidad, y cómo el SARS-CoV-2 ha sido un cómplice de este incremento de pacientes con diabetes.

Existen múltiples factores, según detallan los especialistas. El más evidente apunta al incremento del sedentarismo, provocado por el confinamiento, y a un exceso de consumo de alimentos ultra procesados. No obstante, el virus responsable del Covid-19 también afecta las células encargadas de nivelar los rangos de azúcar en la sangre, y actúa de otras formas que la convierten en un gran aliado para el desarrollo de ambas enfermedades.

El coronavirus y la diabetes tienen una relación bidireccional. Por un lado, la diabetes favorece una evolución grave de quienes se contagien por Covid y, por otra parte, la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2 favorece que se descompense una diabetes preexistente, o incluso que se genere una diabetes de nueva aparición”, declara la Dra. Ana Claudia Villarroel, nutrióloga y diabetóloga de la Clínica Santa María.

La especialista explica que las células beta, encargadas de producir la insulina en el páncreas, tienen en su composición los mismos tipos de receptores celulares afines con el SARS-CoV-2, lo que hace que dichas células también se infecten con el virus. “Eso provoca una menor producción endógena de insulina”, señala. El virus del SARS-CoV2, al igual como lo hace en el pulmón y otros tejidos, puede infectar las células beta pancreáticas, dado que éstas tienen el receptor llamado ACE2 que utiliza el virus para infectar a la células.

El Dr. Patricio Salman, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción, agrega que es posible especular “que la infección por SARS-CoV2 pudiera destruir parte de estas células beta con la consiguiente disminución de la secreción de insulina y aumento de la glicemia”. Además, el también secretario general de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (Soched), explica que éste es uno de los mecanismos propuestos para lo que se denomina “Diabetes asociada a Covid”, y fue descrito por primera vez en 2010 para la infección por SARS-CoV-1, virus que tiene el mismo mecanismo de entrada al que actualmente provoca Covid-19.

De acuerdo a lo que explican los especialistas, durante muchos meses se pensó que esta era la única explicación de por qué las personas desarrollaban diabetes a raíz del Covid-19. “Pero después se supo que el Covid, además, produce microtrombos a nivel de los vasos sanguíneos que irrigan las células que sostienen y nutren las células beta. “No les llegan nutrientes a las células beta, por obstrucción de la vasculatura, y se mueren por eso”, sostiene la Dra. Villarroel.

En resumen, el Covid-19, además de generar complicaciones en el tracto respiratorio, también lo hace en las células y órganos encargados de procesar y mantener los niveles de azúcar dentro de los parámetros normales. Pero existen otros factores que fomentan la aparición de diabetes. Uno de ellos tiene que ver directamente con la medicación que se da para contrarrestar los cuadros graves provocados por el coronavirus.

Diabetes por sedentarismo, infección y uso de corticoides

“Cuando se estableció el protocolo para tratar a pacientes con Covid en hospitales, ésta incluye la medicación de corticoides que son muy diabetogénicos, probablemente aumentan al doble la necesidad la necesidad de producción endógena de insulina”, advierte la Dra. Villarroel. Los corticoides, medicamentos utilizados en pacientes con Covid graves intrahospitalarios, pueden generar por sí mismo diabetes. Según ejemplifica el Dr. Salman, en pacientes que no eran diabéticos, el uso de corticoides puede generar aparición de la enfermedad, y en aquellos que lo eran, puede empeorar la diabetes preexistente.

Fotomicrografía de células beta de rata que se ha procesado con la tecnología de imagen de NASA. Los gránulos de insulina son los puntos negro oscuro rodeados por un área blanca llamada halo. Crédito: Tim McClanahan.

Sin embargo, y a diferencia de la mayoría de las causas de diabetes, la aparición de ésta por el uso de corticoides puede desaparecer cuando se suspenden, o se acaba el uso de corticoides. Por lo que la “diabetes esteroidal o corticoidal” puede eventualmente ocurrir sólo mientras se ocupe el fármaco y luego remitir cuando se suspende. “Pero tuvimos mucha gente que creíamos que le apareció una diabetes esteroidal, que se empezó a comportar con hiperglicemias de mayor magnitud, y que después de sacar los corticoides igual quedaron con diabetes”, complementa la Dra. Villarroel al respecto.

Otro de los factores a considerar que mencionan los especialistas ocurre durante la misma enfermedad del Covid-19. En la fase aguda de la infección por SARS-CoV2 puede producirse hiperglicemia, en particular en pacientes hospitalizados, debido al fenómeno infeccioso-inflamatorio que produce la infección viral. Según el diabetólogo de la Red UC-Christus, Dr. Javier Vega, “todo cuadro inflamatorio genera una resistencia a la insulina, y si el paciente tiene una predisposición, esto dificulta que se degrade el azúcar en el organismo y ayuda a que genere con mayor facilidad una diabetes”.

Foto: Agencia Uno.

Hasta ahora no existen cifras locales para determinar cuánto ha subido la cantidad de nuevos diabéticos en Chile durante la pandemia. Sin embargo, todos los especialistas consultados afirman que en su experiencia clínica han visto un aumento de pacientes diabéticos que sufrieron descompensaciones provocadas por el Covid, así también como de nuevos diabéticos provocado por esta pandemia.

“Si la última Encuesta Nacional de Salud habla de un 12,3% de prevalencia en Chile, yo creo que para la siguiente encuesta nos acercaremos al 15%. Es harto, pensando que eso podría significar casi 600 mil personas más con diabetes en Chile”, proyecta el Dr. Vega.

Está el factor ambiental, por supuesto. Es decir, la pandemia cambió el modo de vida de la gran mayoría de las personas, perjudicando el acceso a la actividad física y fomentando la sobrealimentación. Están también los factores genéticos que puede que ciertos orígenes raciales estén más predispuestas que otras a generar diabetes. Sin embargo, la acción del SARS-CoV-2 promueve considerablemente la aparición o presencia más aguda de cuadros diabéticos. Así lo afirmó un estudio, publicado recientemente en The Lancet. Allí se explica que son cada vez más los antecedentes para determinar que la diabetes podría ser una de las potenciales secuelas que podrían aparecer, luego de tener Covid-19.

Lee también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.