Nueva variante de coronavirus descubierta en Nueva York tiene una mutación que evita la vacuna

Imagen microscópica del Sars-CoV-2.

La nueva mutación del virus, denominada B.1.526, apareció por primera vez en EE.UU. y médicos temen que sea más letal.




B.1.526. Así se llama una nueva variante del coronavirus, surgida en Nueva York y detectada por primera vez en noviembre de 2020. Según los científicos, esta representa ya el 25% de los genomas de coronavirus en dicha ciudad, informó The New York Times.

Los responsables de este hallazgo, fueron los investigadores del Instituto de Tecnología de California, que identificaron la variante B.1.526 luego de buscar en una base de datos global llamada GISAID. El objetivo era encontrar mutaciones en la proteína del virus o la estructura que permite que el virus se adhiera a células humanas.

Esta nueva variante podría alterar el plan de vacunación en diferentes países. Crédito: Reuters

Adicionalmente, científicos de la Universidad de Columbia también encontraron la variante B.1.526, tras secuenciar más de 1.100 muestras de virus de pacientes con Covid-19 en su hospital. Los investigadores descubrieron que los pacientes infectados con este nueva variante había aumentado rápidamente y ahora es responsable del 12% de los casos.

Lo peor de todo, es que puede reducir la capacidad de anticuerpos para neutralizar o inactivar el virus, y puede ayudar a evadir parcialmente las vacunas contra el Covid-19, según informó Live Science anteriormente.

Ignacio Silva, infectólogo y académico de Dirección de Postgrados Facimed de la Universidad de Santiago, señala que con el Covid-19, “en general como con todos los virus, es esperable que se generen mutaciones y por lo tanto diferentes variantes de éste. En la medida en la que más atención ponemos en esto y se hagan mayores secuenciaciones genéticas, vamos a identificar mayores variantes y combinaciones”.

Una preocupación es que podría estar comenzando a superar a otras cepas, “al igual que las variantes del Reino Unido y Sudáfrica lo hicieron en esos países, aunque aún se necesita más investigación para determinar si está superando a otras variantes”, señaló David Ho, científico a cargo del estudio de la Universidad de Columbia a CNN.

Preocupación mayor: podría llegar a Chile

El impacto que puedan tener en la enfermedad, “hay que evaluarlo en el tiempo, ya que no todas las variantes tienen el mismo impacto. Por ejemplo, algunas pueden ser más contagiosas, otras más letales, evadir el sistema inmune e incluso evadir las vacunas”, explica Silva.

Silva advierte que podría expandirse y llegar a Chile “como cualquier otra variante y eso va a estar determinado por la transmisibilidad de esta variante y la capacidad de identificarla, porque la secuenciación genética necesaria para hacer la identificación de las variantes no se realiza de manera universal, por lo tanto, es muy probable que muchas variantes estén circulando, y esta misma pueda estar en nuestro país y aun no la hemos identificado”.

Esta nueva variante podría llegar a Chile. Fotografía: Karl Chinga Grawe / Agencia Uno

Y eso no es todo, ya que existen dos versiones de esta nueva variante, ambas igual de preocupantes. La primera tiene una mutación llamada E484K, que también ha dicho presente en otras variantes, previamente establecidas, identificadas en Sudáfrica y Brasil.

La otra versión o “rama” de esta nueva variante, tiene una mutación llamada S477N, que puede ayudar al virus a unirse con más fuerza a las células.

Silva pone una cuota de tranquilidad, “es probable que la mayoría de estas variantes no tengan una gran repercusión en el curso de la enfermedad, pero por supuesto que está en desarrollo y en particular la de New York hay que analizar cómo se comporta biológicamente, y eso solo se puede visualizar en las próximas semanas o meses”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.