Prevenir una encefalitis: Otra razón para vacunarse contra el Covid-19, según la Clínica Mayo

Los pacientes con Covid-19 corren riesgo de presentar complicaciones neurológicas, incluida una encefalitis o inflamación del cerebro.




Se ha informado acerca de casos de encefalitis entre los pacientes con Covid-19, a pesar de que, en general, parece ser una complicación relativamente rara”, comenta el Dr. Michel Toledano, neurólogo de Clínica Mayo.

En el caso de la encefalitis provocada por enfermedades contagiosas contra las que existe una vacuna, la mejor manera de prevenir la enfermedad es mediante la vacunación.

“Es importante que el público sepa que, ahora, el Covid-19 es una enfermedad que puede prevenirse con una vacuna y que la mejor manera de evitar el desarrollo de posibles complicaciones neurológicas por coronavirus es nunca contraer el virus”, señala el Dr. Toledano.

La encefalitis afecta anualmente a casi medio millón de personas de toda edad y de cualquier parte del mundo, según informa la Sociedad para Encefalitis. La inflamación puede ser producto de una infección que invade el cerebro, pero también puede originarse en el ataque equivocado del sistema inmunitario al cerebro y, en ese caso, se conoce como encefalitis autoinmunitaria. A veces, el ataque inmunitario se produce por una infección en el cuerpo, aunque esta no invada el cerebro.

Los síntomas de la encefalitis evolucionan durante el transcurso de días o semanas e incluyen fiebre, confusión, dolor de cabeza, vómito, debilidad y convulsiones.

“Es una afección muy grave, porque la encefalitis puede llevar al coma y a la muerte. Por ello, es fundamental diagnosticarla pronto e iniciar oportunamente el tratamiento a fin de obtener mejores resultados neurológicos. También es importante diagnosticar la causa exacta de la encefalitis del paciente porque los tratamientos varían, según se trate de una infección subyacente o de una reacción provocada por el sistema inmunitario”, explica el Dr. Sebastián López, neurólogo de Clínica Mayo.

Pese a avances considerables, la encefalitis todavía se relaciona con mortalidad elevada. Las personas que se recuperan de la enfermedad inicial pueden batallar con cansancio, parálisis, alteraciones del habla, cambios de personalidad y problemas con la memoria que continúan durante meses o se vuelven permanentes.

“El proceso de recuperación puede ser muy problemático para quienes batallan con los efectos residuales de una enfermedad que ni familiares ni amigos suelen comprender. Por esa razón, concienciar mejor sobre la encefalitis puede ayudar a que estos pacientes se sientan más apoyados”, afirma la Dra. Marie Grill, neuróloga de Clínica Mayo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.