De The Police a Queen y Rush: quién es quién en el concierto homenaje a Taylor Hawkins

El show tributo al fallecido baterista de Foo Fighters en Londres reunirá a variados músicos. Algunos de ellos, en su condición de referentes que de alguna forma contribuyeron a su gusto por la música, mientras que otros, se suman a partir de un vínculo más ligado a lo profesional. Acá, una revisión a lo medular del cartel.



El anunciado regreso a los escenarios de Foo Fighters en Londres, con una primera fecha de homenaje al fallecido Taylor Hawkins, reunirá una serie de músicos y figuras del rock. Algunos de ellos, tenían un vínculo con el baterista, otros se suman desde la admiración.

Entre los invitados figuran Geddy Lee y Alex Lifeson, de los históricos Rush. Un gesto relacionado con el conocido gusto de Hawkins por el rock progresivo; nunca ocultó su gusto por nombres capitales como Genesis y los mismos Rush, a quienes introdujo en el Salón de la Fama del Rock en 2013. Incluso junto a Dave Grohl grabó una versión de 2112 Overture, para la edición aniversario del disco de mismo nombre.

“Me metí en el progresivo cuando empecé a tocar la batería -le dijo el mismo Hawkins a la revista Prog en febrero de este año, muy poco antes de su muerte-. Debo haber tenido 10 u 11 años, y la primera banda que escuché fue Rush. Fue el álbum en vivo Exit…Stage Left (1981). Aprendí mucho escuchando a Neil Peart”.

De hecho, Hawkins siempre reconoció a Peart como una de sus influencias, de quien destacaba su manera de orquestar las diferentes piezas del instrumento. “Tocaba la batería como una orquesta. No la tocaba como un cronometrador, necesariamente. Era un buen cronometrador y tocaba todo como una sinfonía”, contó en 2020 al podcast The Eddie Trunk Podcast.

Photo of Neil PEART and RUSH and Alex LIFESON and Geddy LEE

Incluso, en su minuto se especuló con la posibilidad de que el mismo Hawkins pudiera unirse a Rush tras la retirada de Peart, quien dejó las giras en 2016 y posteriormente falleció en 2020. Pero él dejó en claro que no había ninguna posibilidad. “¿Sabes cuántos idiotas querrían patearme el trasero si intentara estar en Rush? Sería como una nación de idiotas persiguiéndome y tratando de matarme. ¡Tú no eres Neil Peart! ¡Ni siquiera lo pienses!’”.

I’m in love with Queen

Otros de los invitados al show agendado el 3 de septiembre en el estadio de Wembley, son los músicos sobrevivientes de Queen, el guitarrista Brian May y el baterista Roger Taylor. En este caso, también se trata de un guiño a una de las bandas favoritas de Hawkins. Nada raro, considerando que hasta antes de fallecer, el baterista solía cantar una estupenda versión de Somebody to love en los shows de Foo Fighters. Un aparte, es que Hawkins cultivó su gusto por la versiones con su banda paralela, Chevy Metal, con la que incluso se presentó en Lollapalooza Chile en 2013. Estos también participarán en el tributo.

En vida, Hawkins mencionó que el primer disco que se compró por su cuenta, fue precisamente uno de la célebre banda de Freddie Mercury. “¿El primer álbum que compré con mi propio dinero? Creo que fue de Queen. Era The Game (1980) o la banda sonora de Star Wars, una o la otra”. Más aún, el primer show al que asistió en su vida, fue a uno de Queen en Irvine Meadows, California. Eran los años en que Freddie Mercury ya había dejado atrás el cabello largo, por el célebre mostacho. “Era septiembre de 1982, la gira Hot Space de Queen y la gira Emotions In Motion de Billy Squier”.

Sin embargo, si había un disco de Queen que le llamaba la atención, era News of the world (1977), un trabajo que incluye clásicos como We are the champions, We will rock you, y otros más. “Lo que me encanta de News Of The World es que es oscuro, muy oscuro. No solo líricamente, sino también musicalmente -le dijo a la revista Classic Rock en su número 222-. El sonido de batería de Roger Taylor es muy oscuro, y algunos de los solos de Brian May tienen una ventaja que tal vez no tuvo en sus dos álbumes anteriores. Para mí fue como si la banda estuviera volviendo al estilo que tenían en su debut, sonando mucho más crudo”.

Otro de los nombres confirmados, es Stewart Copeland, el talentoso baterista que integró las filas de The Police, otra de las referencias de Taylor. De hecho, en charla con NME mencionó uno de los discos del trío como uno de los fundamentales para inclinarlo hacia la batería. Zenyatta Mondatta (1980) de The Police es otro disco que me hizo decir: ‘Guau, quiero tocar la batería así’. Mi sueño era cantar y parecerme a Roger Taylor y tocar la batería como Stewart Copeland”.

Para Hawkins, lo más interesante de Police era la fusión de diferentes estilos. “Esta era una banda que podía hacerlo todo, e hizo que el concepto de musicalidad fuera genial. Tuvieron una influencia en tantos otros; después de todo, ¿hubiera Rush intentado algo como Spirit of Radio con la parte de reggae si no fuera por The Police?”, le dijo a Prog.

Vínculo desde la admiración

Uno de los invitados más llamativos al tributo a Hawkins, es el excantante de Oasis, Liam Gallagher. Alguna vez, Taylor señaló que Noel, el hermano de Liam, era un imbécil. Así, en tono de broma, tomó partido en una de las disputas familiares más bulladas del rock, lo que no pasó por alto para Liam. El pasado 26 de marzo, apenas conocida la muerte del baterista, Gallagher le homenajeó al dedicarle Live Forever en un show en el Royal Albert Hall.

También figura Josh Homme, el hombre fuerte de Queens of the Stone Age. Una banda que a través de Dave Grohl, tenía una estrecha relación con Foo Fighters. Más cuando este los acompañó en los discos Songs for the Deaf (2002) y posteriormente en …Like Clockwork (2013). Una situación similar es la del productor Mark Ronson, quien trabajó con música de Foo Fighters, por ejemplo, en un remix del tema Making A Fire, incluido en el álbum Medicine At Midnight (2021).

Hay otros invitados que tuvieron un vínculo más ocasional con Hawkins. Así ocurre con la banda británica Supergrass, quienes en más de una ocasión abrieron shows para Foo Fighters. Incluso, de cuando en cuando, el mismo Taylor Hawkins se animaba a tocar con ellos, como se ve en varios registros disponibles en YouTube, tocando, por ejemplo, su hit Caught by the Fuzz.

Otro caso es el de Wolfgang Van Halen, quien fue bajista de la célebre banda que lleva el apellido de su padre. Poco después de la muerte de Taylor, detalló que una sola vez pudo charlar con él. “Sólo me encontré con [Taylor] una vez. Lo vi en vivo muchas veces, pero lo conocí… vino a un show [de Van Halen] en San Diego, en la gira A Different Kind Of Truth en 2012. Y vino al backstage”, detalló en charla con el programa radial Out Of The Box de Q104.3.

“Me dijo que él y Dave Grohl habían escuchado el álbum A Different Kind Of Truth, y me dijo concretamente que se quedaron alucinados con la canción China Town -recuerda-. Y eso me dejó boquiabierto como persona de 21 años -Dios, ahora tengo 31-, que Dave Grohl y Taylor Hawkins se sentaron y se quedaron boquiabiertos al verme tocar el bajo. Eso me dejó boquiabierto».

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.