Boris Johnson retrasa la reapertura de Reino Unido por avance de variante Delta del coronavirus

Manifestantes sostienen carteles en una protesta contra las restricciones impuestas por el gobierno en Parliament Square, en el centro de Londres, el lunes. Foto: AFP

El gobierno británico decidió postergar la última fase de su plan de reapertura, que terminaría el próximo 21 de junio, para el 19 de julio. En las próximas semanas se concentrarán en vacunar a toda la población adulta.


Los contagios de coronavirus en Reino Unido han subido a su nivel más alto en más de tres meses, según nuevos datos de Public Health England (PHE). En los siete días previos al 9 de junio, se registraron 37.729 nuevos positivos en Inglaterra, lo que equivale a 67 casos por 100.000 habitantes.

Es el nivel más alto desde el 2 de marzo, cuando la tasa era de 69,6, aunque todavía está muy por debajo del peak de la segunda ola, cuando llegó a 680,6. Además, los nuevos contagios muestran una clara tendencia al alza, lo que sugiere que el país ya se enfrenta a una tercera ola.

La mayoría de las zonas más afectadas se encuentran en el noroeste de Inglaterra, con las tasas más altas concentradas en partes de Lancashire y Gran Manchester, pese a que un número cada vez mayor de casos está repartido en otras zonas del país.

Un hombre usa una mascarilla que dice "Terminen el confinamiento", afuera del Palacio de Westminster, el lunes. Foto: AP

Estas cifras llevaron al primer ministro Boris Johnson a retrasar el levantamiento de las medidas restantes contra el coronavirus hasta el lunes 19 de julio, preocupado “por la variante Delta que se está extendiendo más rápido de los previsto”. El premier británico dijo que si el gobierno levantara las restricciones el 21 de junio, tal como estipulaba el plan inicial, podría haber miles de muertes más.

El plan del gobierno británico para las próximas semanas es vacunar a todos los adultos con dos dosis, incluso más rápido que antes. En la misma línea, Johnson ha adelantado que pronto habrá un plan para las “vacunas de refuerzo”.

Un cartel digital aconseja al público seguir las reglas contra el Covid-19 en Bolton, en el noroeste de Inglaterra. Foto: AFP

“La hoja de ruta siempre fue cautelosa pero irreversible, y para tener una hoja de ruta irreversible, debemos ser cautelosos”, dijo el primer ministro el domingo en la cumbre del G7, en Cornualles.

La variante Delta del coronavirus, que fue identificada por primera vez en India, es responsable del 96% de los casos nuevos en Reino Unido, con un 60% más de riesgo de transmisión.

Pese a tener una de las tasas de vacunación más altas del mundo, con el 78,9% de la población adulta con al menos una dosis y más del 56% completamente vacunado, aún falta inocular a poco menos de la mitad de todos los adultos de Reino Unido.

Una manifestante contra el confinamiento y las vacunas sostiene un cartel mientras participa en una protesta en Downing Street, en Londres. Foto: Reuters

El gobierno dijo que está en camino a ofrecer a todas las personas mayores de 50 años ambas dosis de la vacuna antes del 21 de junio, y que todos los adultos británicos habrán recibido una primera inyección a finales de julio.

Según el último reporte disponible del National Health Service (NHS), que muestra el avance de la vacunación hasta el 6 de junio, el 91,8% de las personas mayores de 80 años ha recibido ambas dosis de la vacuna, lo que sugiere que una de cada 12 aún no está completamente vacunada. Entre las personas de 70 a 79 años, se estima que la inmunización completa es de alrededor del 97,4%, mientras que en el rango de 60 a 69 años llega a un 90,8% y entre los de 50 a 59 alcanza un 72,5%.

La aplicación de las vacunas ha jugado un rol muy importante en aliviar la carga sobre los sistemas de salud. Hasta el 30 de mayo de 2021, los inmunizantes habían evitado alrededor de 42.000 hospitalizaciones y más de 14.000 muertes en adultos mayores en Inglaterra, según las últimas estimaciones de PHE.

Una mujer recibe la vacuna Pfizer/BioNTech en el primer día del programa de inmunización en Reino Unido, el 8 de diciembre de 2020. Foto: Reuters

De 383 casos de la variante Delta detectados en Inglaterra hasta el 7 de junio que requerían una estadía por la noche en salas de urgencias, 251 (66%) no estaban vacunados, 66 (17%) se habían contagiado más de 21 días después de recibir la primera dosis de la vacuna, y 42 (11%) más de 14 días después de su segunda dosis.

En cuanto a los fallecidos, de los 42 decesos que hubo en Inglaterra hasta el 7 de junio de personas que se confirmó que tenían la variante Delta de Covid-19 y que murieron dentro de los 28 días posteriores a una prueba positiva, 23 no estaban vacunadas, mientras que siete perdieron la vida más de 21 días después de su primera dosis de la vacuna, y 12 más de 14 días después de su segunda dosis.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.