Daniel Passarella: “Chile tiene que estar en el Mundial... si no, será un fracaso total”

Daniel Passarella, El Gran Capitán, cree que si Chile no clasifica a Qatar 2022 será un "fracaso total".

El Gran Capitán conversa con El Deportivo. Asegura que es un “riesgo” hacer la Copa América, que la Albiceleste debe intentar ganar el mundial y ve a Messi en Barcelona el próximo año. Además, confiesa que alguna vez pudo ser el DT de la U.


A sus 68 años , Daniel Passarella vive el fútbol de la misma manera que cuando jugaba. Dos veces campeón del mundo, El Gran Capitán atiende a El Deportivo a días del duelo eliminatorio de Argentina contra la Roja, a la que destaca como una de las grandes escuadras de Sudamérica. Alexis, Vidal, Messi y hasta la opción de dirigir en Chile son parte de este diálogo con el ex defensor.

-¿Cómo estuvo su cumpleaños, el 25 de mayo, igual que River Plate?

Cumplí los 58... ¿No nota nada raro?... Claro, si cumplí 68 (ríe). Estuve como cinco horas atendiendo el teléfono.

-¿Extrañó el saludo de River?

Vi el video que hicieron… No sé, no le di mucha importancia. Pienso que sí, tal vez debería haber estado, pero no sé.

-Marcelo Gallardo dijo que usted es el mejor entrenador que ha tenido...

Con Marcelo tuvimos una relación muy linda. Debutó conmigo en River, salimos campeones. Lo vinieron a ver de Francia para ir a Mónaco y le aconsejé que se fuera, que llegaría a una ciudad divina para vivir, a un club importantísimo. Y se marchó. Era un jugador muy inteligente, estaba avanzado cuatro o cinco segundos de la jugada siguiente. No me extraña que le haya ido tan bien como entrenador. Leía muy bien el fútbol.

-¿Y qué opina de Paulo Díaz?

Me gusta, tiene buen rechazo, es un jugador de selección. Es bueno técnicamente, maneja los conceptos del juego.

-¿Cómo está Buenos Aires con la pandemia?

Acá no se puede salir, están todos los tránsitos cortados. Tengo entendido que en cuatro o cinco días más se abrirá todo. Es triste y lamentable, aparte los gobiernos hablan y dicen cualquier cosa. Es lamentable. Se confunde a la gente cada día más. Se equivocan, después borrón y cuenta nueva.

-Pero insisten con hacer la Copa América...

Es un riesgo, en dos semanas las cosas no cambiarán respecto de la emergencia sanitaria. No es viable hacer la Copa América. En rigor, ningún país está para hacer la Copa América. No le veo solución. Es cierto que las federaciones pierden mucha plata, pero también se está muriendo mucha gente. Hay que pensar más en la gente que en la plata.

-¿Cómo ve a Argentina para el duelo eliminatorio ante Chile, el jueves?

Argentina está bien. Tiene un entrenador (Lionel Scaloni) que ha hecho una buena labor, que sale poco en los diarios y en las noticias, dedica todo el tiempo al trabajo. Hay algunos jugadores nuevos, en eso Argentina tiene suerte, produce muchos futbolistas. Después el tema es si el DT logra un feeling con los futbolistas. Si Argentina no clasifica para el mundial, es un fracaso inmenso.

-¿Cómo ve hoy a Lionel Messi?

Es el primero de todos, todavía tiene cuerda para rato. Me gustaría mucho que llegara a ganar el Mundial, yo creo que es un deseo que él tiene pendiente con la selección.

-¿Esa es su verdadera obsesión?

Quizás, pero todavía tiene tiempo para lograrlo. Yo no tengo mucho diálogo con él, lo vi en un encuentro que tuvimos en FIFA, en Suiza. Charlamos un rato, es una persona agradable y simpática. Es un futbolista importante. Lo que me gustaría es que, si termina con Barcelona, lo haga en buenos modos; o que después siga trabajando allá.

-¿Cree que se marchará del Barça?

Hubo momentos en los que estaba enfrentado con el club, pero ahora parece que está más lisa la cosa. Bueno, y si ahora llega el Kun Agüero… ¡Uf, Dios mío!... Me gustaría que Messi terminara su carrera en Barcelona, y creo que será así. La llegada del Kun tiene que ser algo congeniado, es una señal potente. Son dos jugadores que se entienden con los ojos en la cancha, saben que quiere el uno del otro.

-¿Y cómo ve a Chile?

Fui entrenador de Argentina y siempre tuvimos un respeto enorme por Chile. Porque siempre ha tenido muy buenos jugadores. En Argentina nunca se ha pensado que cuando se enfrenta a Chile representa un rival débil, al que es muy probable que le ganemos. Si jugás con Chile siempre es difícil. Tiene buenos jugadores y ahora tiene muchos más afuera que antes. Si el nuevo técnico Martín Lasarte logra armonizar la llegada de los que están afuera con los que están en el país, puede armar un gran equipo.

-Lasarte debuta allá, un apretón fuerte...

Puede ser un desafío importante. Pero, a ver, hay selecciones que contratan a un técnico para un proceso de trabajo, van para adelante, que cumpla el contrato por tres o cuatro años y de ahí ven si es negativo o positivo, pero hacen el balance al final. Otras no. Si nosotros nos ponemos a mirar a las selecciones grandes que puedan clasificar, Chile tiene que estar en el Mundial. Ha estado siempre arriba en los últimos eventos. Eso sí, hay que hacer un buen trabajo. Si el técnico que trabaja en Chile no clasifica al Mundial será un fracaso total. Así es el trabajo en selecciones grandes.

-¿Qué equipos llegan a Qatar 2022?

Argentina clasifica de todas maneras. En este proceso no ha habido jugador que se vaya mal de la Selección, el DT tiene buenas relaciones. Hay que dejarlo trabajar en las Eliminatorias y después en el Mundial. Argentina tiene que ir por el campeonato del mundo. Hemos ganado dos y debemos seguir ganando, tiene que existir la intención.

-¿Y el resto?

Brasil, lógico que va a clasificar. Pero de los cinco o seis restantes que son los más fuertes, entre ellos Chile, están para pelear contra Brasil. Brasil no tiene los mismos jugadores que en otras épocas, es un poco más fácil alcanzar el nivel que tienen los brasileños de hoy. Antes tenían jugadores inmensos. Yo conocí a los dos jugadores mejores del mundo, uno fue Diego y el otro, Pelé. Y alrededor de ellos tenían muy buenos jugadores.

-Usted tiene experiencia en eliminatorias...

Yo dirigí a Argentina, ganamos las Eliminatorias y después llegamos a cuartos de final en Francia ’98. Nos tocaron equipos fuertes. Hicimos un papel más o menos, pero nos faltaron los jugadores geniales que había tiempo atrás. Se sintió mucho eso.

-También dirigió a Uruguay...

Arrancamos bien. Estábamos terceros o cuartos en la tabla. Tuve una discusión con los dirigentes porque había un campeonato que justo se chocaba con las fechas de las Eliminatorias. Entonces me sacaron jugadores para esos partidos, tres o cuatro jugadores. Yo les dije que no les daba permiso porque tenían que ir a la Selección, no les gustó y los llevaron igual… Teníamos en el medio un partido en Bolivia, terrible para nosotros. Fuimos a La Paz y empatamos 0-0. Cuando volvimos a Uruguay presenté la renuncia .

-¿Cuándo volverá a dirigir?

Cuando me llame un club o una Selección serios, que no empiece la conversación por la plata que quiero ganar. Que el diálogo se inicie con el proyecto que voy a presentar… La pregunta no es qué podés mejorar del equipo, te ponés en cuatro o cinco días en órbita para tener un conocimiento del club.

-¿Le gustaría dirigir en Chile?

Me gustaría dirigir en Chile, tiene jugadores que pueden mejorar mucho. Hay que ver el equipo que te toca, qué jugadores tiene y cuál es el deseo de la comisión directiva. Es lo fundamental. Usted si va a Italia y entrena a la Juventus o el Inter, no tiene que preguntar nada, solo ser campeón. Es así, si no, es fracaso, hay mucho dinero en juego.

-¿Es cierto que estuvo cerca de entrenar a la U?

Hubo algún sondeo en el pasado. Tengo algunos amigos ahí en Chile, siempre me llaman y me dicen de ir a tal o tal club. Hay equipos que tienen historia, si fuera así me adaptaría a la tradición de ese club y ver los jugadores que desarrollen el proyecto.

-¿Cómo se define como DT?

A algunos entrenadores les gusta la tranquilidad y a otros los desafíos. A mí me gustan los desafíos. Gracias a Dios tengo una carrera muy larga en el fútbol. Con la Selección di mi alma y mi vida. Nosotros tuvimos al mejor entrenador que tuvo la Argentina, Menotti, el Flaco era un crack, el mejor de todos

-¿Cómo tomó la partida de Maradona?

Fue muy triste, todavía el país está acongojado por lo que pasó. Es la vida, así como viene hay que tomarla. No sorprendió tanto a la gente, estuvo 15 ó 20 días en una situación complicada de salud y se fue agrandando más. No fue una cosa de golpe, fue una lástima, una tragedia.

-¿Qué recuerdos guarda?

Tuve la suerte de jugar con él, era increíble, pensaba dos tiempos antes que el resto. Me recuerdo una vez que estábamos en España, creo. Estábamos en la habitación Tolo Gallegos, Diego y yo. Entonces yo le pregunto a Diego: “¿Si mañana hacés un gol, cómo lo celebrás?”… Me dice, “salgo corriendo a la tribuna más cercana y salto con el brazo derecho con el puño en alto”... Y me pregunta a mí, le digo “algo parecido, salgo corriendo con el puño hago así…”. Y al Tolo no le preguntamos nada, nos mirábamos para no preguntarle… Gallego estaba inquieto. Entonces el Tolo sale al baño y cuando está en la puerta dice: “A mí no me preguntaron… Si anoto un gol me caigo desmayado (ríe)”....

-¿Pudo despedirse de Maradona?

No pude hablar con él, no tuve tiempo. No pensábamos que esto ocurriera, que iba a pasar de esta forma.

-Usted es ídolo de Fiorentina e Inter...

En los dos lugares me fue muy bien. La Fiorentina es muy contraria a la Juventus (ríe)… Yo me fui a los 29 años, después del Mundial de España ’82 y estuve cuatro años. Me encontré con jugadores como Francesco Graziani, Giancarlo Antognoni, Claudio Gentile. Después vino Inter y me vendieron, a mí también me gustaba porque era un equipo grande. Ahí estuve con el Trap (Giovanni Trapattoni). Algo se aprende con algunos… (ríe). Cuando me pregunta de cuál soy hincha, digo de los dos.

-Inter fue campeón tras 11 años...

Me parece muy bien. Compró buenos jugadores. Aparte conozco al gran al técnico Antonio Conte. Con Lele Oriali, el team manager, somos amigos, siempre hablamos.

-Conte se fue por problemas financieros...

Le puedo decir que Inter no tiene problemas de sueldo. No es ninguna excusa para un club tan grande como ese.

-¿Sánchez y Vidal deberían seguir?

¿Por qué deberían irse? Los dos chilenos deberían seguir, han sido un aporte en este campeonato y se lo merecen. Vidal es un jugador interesante, un luchador, un guerrero. Es un futbolista que andaría bien en cualquier equipo del planeta. Alexis Sánchez ha hecho una buena temporada, ha marcado goles. Pero hay que vivir con los jugadores para conocerlos más. Es difícil dar opiniones sin estar adentro de los clubes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.