El fútbol chileno se vacuna partiendo por jugadores y jugadoras de las selecciones adultas

Carla Guerrero y Valentina Díaz, en su arribo al hotel Marriott

Jugadoras de la selección femenina recibirán la vacuna Sinovac, entregada desde la Conmebol. (Foto: Comunicaciones ANFP)

De 50 mil dosis de Sinovac Biotech que adquirió la Conmebol, 5 mil serán entregadas a la federación chilena para asistir a 2.500 personas. La idea es llegar también a equipos de la B y árbitros.


Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, anunció el lunes que las vacunas para el fútbol sudamericano ya venían en camino desde China. En total, 50 mil dosis de la Sinovac Biotech, de las cuales 5 mil se entregarán a la federación chilena para su distribución entre clubes y selecciones (2.500 personas). Todos pensando en el desarrollo de la próxima Copa América, las Eliminatorias mundialistas y los torneos de clubes de este lado del mundo.

Anticipándose a este hecho, hace 15 días se solicitó al Instituto Nacional de Salud Pública (ISP) que inicie el proceso para recibir las preparaciones destinadas al combate del Covid 19. Se espera, entonces, la resolución sanitaria de recepción de vacunas, para luego mandar los papeles a Confederación Sudamericana de Fútbol. Una vez cumplido este proceso, las muestras serán enviadas al país.

Ni Venezuela ni Argentina se mostraron abiertos a tomar este beneficio de Conmebol. Sí Chile, donde ya se planificó un orden de prioridades para entregar las dosis. En la primera línea se inoculará a jugadores, jugadoras y cuerpos técnicos de las selecciones masculina y femenina adultas. En este caso, se piensa en la Copa América, las Eliminatorias que se retoman en junio y la histórica presentación de las Rojas en los próximos Juegos Olímpicos.

En el segundo lugar de la fila, se asistirá a los futbolistas que participan en la Copa Libertadores y también en la Copa Sudamericana. También a los respectivos cuerpos técnicos. Y en tercer orden a jugadores, cuerpos técnicos y árbitros de Primera División y Primera B.

De esta manera, el balompié criollo (y también el sudamericano) espera estar listo para las competencias que se avecina, en medio de una crisis sanitaria mayor producto del Covid 19 y las olas de contagio que no se detienen.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.