La historia en El Salvador le entrega la calma que la U necesita para salvarse de la B

FOTO CAMILO ALFARO / AGENCIAUNO

La llamada "Tierra Bendita" por los hinchas azules, es campo fértil para que los laicos cosechen puntos: en 19 de las 27 ocasiones que han jugado allá, los capitalinos han sumado. Estadística que reafirma el entrenamiento mental que están haciendo en el CDA y que según un experto en la materia ayuda a que no consideren mala la ansiedad,


“Tierra Santa”. Así le llaman los hinchas de Universidad de Chile a El Salvador. Y razón tienen, pues en esa ciudad pusieron fin a 25 años de maldición y salieron campeones en 1994.

Además, con ese encuentro ante Cobresal cerraron el ciclo más negro del Romántico Viajero. El mismo que se inició -precisamente ante los mineros- en enero de 1989, cuando perdieron por primera vez la categoría. “Nunca pensamos que podíamos descender, pero teníamos la obligación de ganar (sólo empataron)… Siempre he creído que apareció el hombre maletín (se dieron otros resultados que condenaron a los laicos) y me quería morir cuando terminó el partido”, recuerda uno de los referentes de esos años: Héctor Hoffens.

Esos mismos sentimientos han aparecido por estos días en el CDA y están siendo trabajados por el equipo que encabeza la sicóloga María Paz Ocampo. “Ella nos ayuda mucho en la parte mental y espiritual y hemos podido estar más tranquilos. ¡Ha sido un gran aporte!”, reveló esta semana el jugador Yonathan Andía.

¿De dónde viene la calma? Han basado su trabajo en el entrenamiento de la mente, para desarrollar una serie de habilidades como la atención, la concentración, la tolerancia, el manejo de la frustración y cómo controlar el estrés. Y en esto, la historia juega un rol fundamental.

Tal como está enunciado párrafos mas arriba, Cobresal y El Salvador están escritos con letra mayúscula en la biografía del Romántico Viajero y hoy que están en la previa de un partido trascendental (sábado, 18 horas), los números le entregan la paz necesaria para que la ansiedad no los saque del encuentro.

Los felinos han visitado 27 veces la ciudad nortina desde que jugaron por primera vez en 1985. Allí, los estudiantiles partieron con el pie derecho, porque se impusieron por 1-2. Sin embargo, en los años que siguieron, fueron los locales quienes se quedaron con los tres puntos e inscribieron la mayor goleada que se ha dado en dicha localidad: 5-0, el 12 de diciembre de 1988.

Luego vino la década del ‘90 y ahí los santiaguinos no conocieron derrotas (dos victorias y tres empates), recordando todos ese 1-1 del 18 de diciembre de 1994 que le entregó la corona a los de la casa de Bello. Ya en este siglo, los capitalinos sacaron ventaja (18 partidos jugados, 9 ganados por la U, tres empatados y seis por Cobresal) y dejaron la estadística final de la siguiente manera: Se han disputado 27 juegos en el desierto, Universidad de Chile tiene 12 celebraciones, 6 igualdades y 9 derrotas.

“Lo que deben hacer los involucrados en este tipo de situaciones es entender que esto puede ocurrir, que en el fútbol se puede pelear algo importante arriba o abajo. Y es súper normal que tengan ansiedad Pero no deben estar mal, porque es normal que así sea”, concluyo el sicólogo deportivo, Alexi Ponce.

Sigue leyendo El Deportivo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.