La receta para detener a Neymar: marca escalonada, muchas ayudas y sacarlo del partido

Neymar es desequilibrante en uno contra uno, pero se va con facilidad de los partidos cuando las cosas no van bien, dicen los que lo enfrentaron. FOTO: REUTERS.

Dos técnicos hispanos que lo sufrieron: Abel Resino y Lucas Alcaraz; además del ex defensor de la Real Sociedad Carlos Martínez; analizan con El Deportivo las fortalezas y debilidades del líder de Brasil, el próximo obstáculo de la Roja en Copa América. “Lo tiene todo, cambio de ritmo, calidad, dribbling, es rápido, muy ágil”, dice el ex defensor. “Le cuesta mucho mantener la concentración para salir de posiciones adversas. El rival se puede aprovechar de eso”, advierte Resino.


No existen recetas determinantes. Sin embargo, la táctica y la estrategia se han encargado de aportar la experiencia para defender a jugadores de la calidad mundial, como el brasileño Neymar. Tres hispanos que lo sufrieron en LaLiga: Abel Resino, Lucas Alcaraz y Carlos Martínez, quienes entregan a El Deportivo los apuntes de su aventura contra el 10 de la verdeamarelha, el gran obstáculo de Chile en los cuartos de final de la Copa América

Carlos Martínez, ex lateral derecho de la Real Sociedad tuvo la opción de ganar ese duelo contra el fichaje más alto de la historia, en la primera semana de enero de 2015, cuando el equipo de San Sebastián venció por la mínima en Anoeta.

“Es muy difícil marcarlo. Seguramente, es el mejor del mundo en el uno contra uno. Necesitas mucha ayuda de tus compañeros y que no tenga un buen día. Lo hemos enfrentado más de una vez. Lo tiene todo, cambio de ritmo, calidad, dribbling, es rápido, muy ágil”, advierte el ex zaguero diestro.

Una opinión muy similar a la del entrenador hispano Lucas Alcaraz, quien venció al ese temible Barcelona en la temporada 2016-17, cuando el entrenador dirigía los destinos de Granada.

“Es un jugador desequilibrante, con la calidad suficiente puede decidir un partido. Necesitas mucha ayuda defensiva, no dejarlo en situaciones de control, siempre intentando que no reciba”, responde el DT andaluz.

Marca escalonada

El principal foco para detener la rapidez y la habilidad de Ney son las ayudas. Todos los consultados coinciden que el orden de las líneas y las coberturas asoman como las únicas respuestas probables para detener a un jugador desequilibrante.

“La única manera de marcarlo es sólo con ayudas, entre los defensas y la línea de volantes. Muchas coberturas, que Neymar no encuentre espacio para salir de manera fácil. Cuando desborda tiene que haber otro jugador esperando para estar al quite. Hacer una marca escalonada, acorralarlo para que no tenga tiempo de pensar”, advierte Abel, ex DT de Celta de Vigo.

Alcaraz tiene el mismo discurso y agrega que “hay que defenderlo con muchas ayudas. Se debe hacer de manera escalonada, no dejarlo que reciba de manera cómoda y cuando lo haga debes estar siempre sobre él (Neymar). Si está en su día será muy complicado para Chile, porque tiene un cambio de ritmo y una habilidad que lo hace demasiado peligroso”.

Cortar los circuitos

Establecidas las virtudes individuales del jugador de Paris Saint-Germain, su capacidad colectiva es otro de los puntos que se deben tener en cuenta. Su habilidad y buena pega le permiten conectarse muy bien con sus compañeros. Precisamente, es el flujo que se debe detener.

“Lógicamente no es fácil detenerlo. Depende mucho de que lo acompañen en cada jugada, que no lo dejen pensar. Es un jugador desequilibrante, con una capacidad individual enorme para desbordar. Es necesario cubrir los espacios entre los compañeros y tapar los circuitos de sus posibles receptores”, completa Abel.

Un circuito que de ninguna manera puede ser ideal, tal como lo explica Martínez, uno que ganó varios duelos individuales cuando el de Mogi das Cruzes triunfaba en Barcelona.

“Lo importante es que tienes que tapar a sus posibles receptores, pero me imagino que los jugadores chilenos ya lo conocen. Hay que hacer muy bien las coberturas”, confirma el ex lateral de la Real.

Sacarlo del partido

Sin embargo, uno de los grandes defectos del controvertido garoto es su temperamento. Un jugador complicado, que suele humillar a los rivales con su habilidad, pero que sucumbe cuando las cosas no van bien en el partido.

Neymar es un jugador que necesita que salgan muy bien las cosas, le cuesta mucho salir de situaciones cuando las cosas no están de manera óptima. Le cuesta mucho mantener la concentración para salir de posiciones adversas. El rival se puede aprovechar de eso, cuando no se encuentra a gusto baja mucho su nivel”, explica Resino.

Carlo Martínez adhiere a la misma postura. Incluso afirma que el juego fuerte puede sacar de foco al brasileño, quien ya ha tenido algunos arrebatos por la misma razón en esta Copa América.

“Si lo buscan, tiene mucha facilidad para irse del partido. Como es tan hábil, es un jugador que recibe muchas faltas, muchas patadas, porque es muy difícil de frenar. Con eso se puede ir un poco del partido”, confirma el ex lateral derecho.

Más mesurado es el discurso de Alcaraz, quien asegura que “han pasado años y está más maduro. No sé si todavía se vaya de los partidos con facilidad. Tiene más experiencia y ya debe de haber aprendido de los errores”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.