La UC 2022 empieza a tomar forma

Luciano Aued gana una disputa aérea ante Nicolás Guerra en la definición de la Supercopa, entre la UC y Ñublense. FOTO:JAVIER VERGARA/AGENCIA UNO

Cruzados ya tira líneas para las renovaciones y la conformación del plantel del próximo año. Una de las prioridades será fichar a un lateral izquierdo. Los US$ 3 millones de la Libertadores serán claves.


Hace un par de fechas, Universidad Católica logró abrochar su clasificación directa a la próxima Copa Libertadores de América. Un objetivo que resulta clave para el presupuesto del año 2022, sobre todo para la conformación del plantel, ya que disputar la fase grupal del certamen significa recibir un suculento premio de US$ 3 millones. Recursos fundamentales para el proceso de conformación y renovación de plantel que Cruzados tiene en mente para la próxima temporada.

Son 10 los jugadores del primer equipo que terminan contrato en diciembre. Varios han sido pilares del tricampeonato de torneos largos. Se trata del capitán José Pedro Fuenzalida (36 años), Germán Lanaro (35), Edson Puch (35), Luciano Aued (34), Gastón Lezcano (34), Diego Buonanotte (33), Alfonso Parot (32), Juan Cornejo (31), Juan Fuentes (26) y Raimundo Rebolledo (24). Algunos se quedarán, otros se irán. Hoy, ante Huachipato, varios podrían jugar su último partido en San Carlos de Apoquindo.

En la precordillera están conscientes de la necesidad de potenciar el primer equipo con jugadores de experiencia, pero también con futbolistas jóvenes, que ayuden a sostener el desgaste de una campaña anual, que incluye competencia local e internacional.

Todo está relacionado al análisis que hace el club de la franja. La conclusión es que el desgaste mental y físico al que se ha sometido el plantel desde agosto de 2020, cuando se reinició el torneo en plena pandemia, afectó en la campaña 2021, porque muchos jugadores están “reventados”. ¿La razón? En apenas siete meses disputaron casi la totalidad del certamen local, además de la Libertadores y la Sudamericana. Para colmo, este año ni siquiera pudieron hacer pretemporada. No hubo tiempo: la UC logró el tricampeonato, a mediados de febrero; volvió de unas cortas vacaciones, a comienzos de marzo; a los 10 días tuvo que jugar la Supercopa ante Colo Colo; y una semana después, debutó en el Torneo Nacional.

La falta de fondo físico ha sido notoria y quedó reflejada en el segundo tiempo del clásico ante el Cacique. Sin embargo, la jerarquía del plantel y el buen trabajo del cuerpo técnico liderado por Cristian Paulucci han permitido sobrellevar aquel déficit, lo que aún tiene a los cruzados con opciones de lograr el tetracampeonato.

Ahora bien, quienes menos sintieron el desgaste fueron los más jóvenes, como Marcelino Núñez y Diego Valencia. El resto del equipo evidenció un claro declive, sobre todo los que tuvieron lesiones complejas, como Lanaro, Aued y Felipe Gutiérrez. Hasta Ignacio Saavedra, un relojito en años anteriores, no ha tenido la misma dinámica.

La UC tiene 12 jugadores mayores de 30 años. Ocho de ellos terminan contrato el próximo mes. En San Carlos no rehúyen al tema de la edad y la renovación, pero se lo toman con calma. Saben que potenciar el equipo no siempre va de la mano con el rejuvenecimiento, ya que jugadores del recorrido de Fabián Orellana, o eventualmente, de Gary Medel, un permanente anhelo, bordean los 35 años.

Hasta ahora, el Gato Lezcano, de gran aporte con Ariel Holan, es uno de los que tiene un pie fuera de la UC. Ocupa un cupo de extranjero y no ha tenido continuidad este año. Si se va, Católica tendrá dos cupos libres para foráneos en 2022. Podría tener un tercero, incluso, cuando Buonanotte se convierta en chileno, lo que está avanzado.

Con Luli habrá una conversación. Lo mismo pasará con el Enano, a quien le juega a favor la nacionalización. La intención de la directiva es que el Chapa, Catuto y Comando continúen, al menos, por un año. Al respecto, el iquiqueño tiene la opción de renovar, justamente, por ese período.

Los casos de Cornejo y Parot son un poco más complejos. Lo más probable es que el Poncho continúe un año más, no así el ex Audax Italiano. El puesto de lateral izquierdo ha sido un dolor de cabeza y al tricampeón le urge potenciarse en ese sector. Erick Wiemberg y Eugenio Mena son algunas opciones que se manejan como refuerzos.

Si bien Juan Fuentes ha sufrido numerosas lesiones, estas también pueden deberse a la falta de pretemporada y al duro calendario del fútbol pos pandemia, apuntan en la preocordillera. De todas formas, tiene una opción de compra, que se evaluará.

Otro de los asuntos importantes que tendrá que resolver el gerente deportivo José María Buljubasich será el futuro del cuerpo técnico compuesto por Paulucci, Rodrigo Valenzuela y Jaime Rubilar. Todo dependerá de la consecución del título.

El partido de esta tarde, ante Huachipato, será un compromiso muy especial para los jugadores del cuadro cruzado. No solo porque está en juego un inédito tetracampeonato de torneos largos, sino también porque puede ser el último que disputen en San Carlos de Apoquindo.

Sigue en El Deportivo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.