“Los audios pueden salir, con esto se tiene que ir Castrilli”: las confesiones del plan de los jueces que hicieron caer el complot contra la Comisión de Árbitros

08 DE MAYO DE 2021/VALPARAISO
El arbitro Francisco Gilabert, durante el partido valido por la fecha 7 del Campeonato Nacional AFP PlanVital 2021, entre Santiago Wanderers y Deportes Melipilla, disputado en el Estadio Bicentenario Elias Figueroa Brander de Valparaiso.
FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

08 DE MAYO DE 2021/VALPARAISO El arbitro Francisco Gilabert, durante el partido valido por la fecha 7 del Campeonato Nacional AFP PlanVital 2021, entre Santiago Wanderers y Deportes Melipilla, disputado en el Estadio Bicentenario Elias Figueroa Brander de Valparaiso. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

El Deportivo tuvo acceso al documento enviado por el directorio de la ANFP al Tribunal de Disciplina. En el escrito, se detalla paso a paso cómo se manejó la operación para hacer caer a Javier Castrilli. También se mencionan las sanciones que exigen por el mal obrar de los jueces.



El Tribunal de Disciplina ya tiene en sus manos los antecedentes del Caso Castrlli. El directorio de la ANFP, en un documento de nueve hojas, al que tuvo acceso El Deportivo, revela paso a paso cómo se fueron desarrollando los hechos que marcaron una de las historias más oscuras del arbitraje del fútbol chileno. Francisco Gilabert, el juez que estuvo a cargo del duelo entre Huachipato y Copiapó, por la Promoción, acusó haber recibido presiones. Unas palabras, que más allá de ser de su autoría, no coincidían con los diálogos que sostuvo en la cabina del VAR. Todas estas acusaciones, fueron rechazadas semanas atrás por el oficial de cumplimiento. Castrilli, por su parte, prepara los pasos a seguir.

En el escrito enviado al Tribunal de Disciplina, que va representado y firmado por Sandra Kemp, abogada, Secretaria Ejecutiva de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, denuncia por petición del directorio a los jueces Felipe Jerez, Francisco Gilabert, Cristián Droguett y Mario Vargas, que en adelante “pueden aparecer incurriendo en calidad de autor, cómplice o partícipe de una infracción a la normativa vigente”.

Según la mesa directiva de Quilín, tras el informe entregado por el oficial de cumplimiento, se llevaron adelante acciones “que tuvieron por objeto desacreditar a personeros de la ANFP, y/o afectar la transparencia de la actividad futbolística en su conjunto”. ¿Cómo operaron? “Se realizaron a través de maniobras de difusión de información inexacta, falsa o distorsionada, que habría sido motivada con el interés de provocar una desestabilización en el fútbol nacional y la salida de los miembros de la Comisión de Árbitros de la ANFP, en razón del descrédito y del cuestionamiento público provocado por el accionar de los denunciados. En opinión de este Directorio, se efectuó un atentado contra el Fair Play, causando un grave descrédito y menoscabo en los personeros de la ANFP y en la actividad futbolística, no pudiendo pretender que se omita lo sucedido sin que se responsabilice y sancione a los autores de los hechos objeto de la presente denuncia”, comienza diciendo el escrito.

El documento comienza con la descripción de los hechos. Detalla que el duelo que se disputó el 26 de enero de 2022, entre Huachipato y Copiapó, por la Promoción, tuvo a Francisco Gilabert como árbitro principal y a los árbitros Cristián Droguett, dentro de la cabina del VAR, Loreto Toloza como AVAR, y Mario Vargas, como Quality Manager (QM).

Luego, producto de un penal ocurrido al minuto 69, Francisco Gilabert sostuvo una conversación por audio con Jerez, vía WhatsApp. Estos se transcriben en el documento.

Audio 1: “El VAR violó todos los protocolos, porque generalmente dicen, así como cobra el penal, así como por favor no te vayas sin cobrarlo, no fue así, pero fue un diálogo muy trucho. De seguro van a liberar los audios, ojalá que se vea porque se siente esa weá. Porque al principio yo tenía listo el tiro de esquina, y me hacen detenerme, pero me dicen ‘Francisco, ve la camiseta’. Y ahí cagó todo”.

- Audio N°2: “Imagínate como me siento ahora como aweonao, como que fui un torpe. De todas formas, podría haber hecho algo distinto, quizá me castigaba, hasta me echaba [Castrilli], pero hacía lo que yo realmente creía y como No sé qué chucha, por eso te digo que no estaba tan concentrado, quizá, o no estaba tan conectado con el partido porque muchas veces he dicho que no a los penales, me daba lo mismo si me sacaban el penal, pero esta vez fue una weá muy rara, terrible turbio”.

- Audio N°3: “No sé he pensado en tantas weás, por algo me llevaron a mi porque soy el más nuevo de los FIFA y creerán que ellos me eligieron. Después pensé que los cabros del VAR sabían lo que iba a pasar y lo tenían conversado. He pensado también que [Osvaldo] Talamilla o Castrilli tienen una weá con la gente de Huachipato, eso creo que es lo más cercano, y ese partido era especial para ellos y no podía perder. He pensado en tantas weás. Pero verme involucrado en esa mierda fue terrible penca, porque no tuve autonomía, fui obligado a cobrar algo y mira ahora la media cagada”.

Francisco Gilabert.
Francisco Gilabert. Foto: FRANCISCO LONGA/AGENCIAUNO

Tras el encuentro, el oficial de cumplimiento, Miguel Ángel Valdés, recibió una serie de denuncias respecto a este encuentro, que comenzaron a ser investigadas para esclarecer si existieron presiones indebidas, amaño de partido y falta a los protocolos en el encuentro deportivo señalado.

La ANFP asegura que hubo un hecho que provocó que estallara la bomba del audio de Gilabert. Un día antes de que Castrlli despidiera a Patricio Blanca Fuentes, Omar Oporto Díaz y Raúl Orellana Godoy, es decir, el 3 de marzo, Felipe Jerez comenzó a ejecutar su plan. “(Jerez) Se comunicó con el periodista Juan Cristóbal Guarello, para compartir con él los audios que antes le había enviado Francisco Gilabert, donde este último realizaba comentarios y especulaba en torno a lo que habría sucedido en el partido entre 2 Huachipato y Copiapó. Lo anterior fue reconocido por Jerez en su declaración presentada el 12 de abril de 2022 ante el oficial de cumplimiento de la ANFP”, dice el escrito.

Los meses pasaron y el fútbol continuó. Javier Castrilli, en tanto, siguió con su proyecto de reestructuración del área. Con fecha 1de abril, se desvinculó a once árbitros, entre ellos Felipe Jerez. “Posteriormente con fecha 4 de abril de 2022, ante su desvinculación, Jerez se contactó con el periodista Juan Cristóbal Guarello y autorizó la difusión de los audios anteriormente enviados, diciéndole: “Droguett y Gilabert van a hablar, después de esto y terminando la reunión (*) los audios pueden salir, con esto se tiene que ir Castrilli”', acusa el informe.

“El 06 de abril de 2022, se dieron a conocer a través del programa “Los Tenores” de Radio ADN, los audios de Whatsapp enviados por Francisco Gilabert a Felipe Jerez, a los que nos referimos previamente. Esa misma fecha, a raíz de lo anterior y dada la gravedad del contenido de los audios, ya a esa altura conocidos por todos, se le solicita a don Javier Castrilli que se mantenga al margen de sus labores mientras dure el período de la investigación en curso, lo que fue rechazado por el presidente de la Comisión Arbitral, solicitando en cambio, su desvinculación en el mismo acto; solicitud que fue aceptada por la alta gerencia de la ANFP, agrega.

Las responsabilidades en el caso

Según el informe enviado por el directorio de la ANFP, Felipe Jerez fue quien reveló los audios con la intención y propósito de perjudicar a Castrilli. La mesa de Quilín pide que a este juez se le aplique la pena máxima (50 partidos de suspensión) . En el documento se cita la declaración de Jerez al oficial de cumplimiento, que se realizó el 12 de abril:

“Luego, yo le dije a Guarello “Droguett y Gilabert van a hablar, después de esto y terminando la reunión los audios pueden salir, con esto se tiene que ir Castrilli”. “En un momento cuando todo esto estalla (el paro arbitral) pensé, mando estos audios porque Castrilli se tiene que ir, esta es la prueba de que ellos están haciendo muy mal las cosas. Lo hice en realidad para que pasará todo esto (la salida de Castrilli), porque seguían el tema de que los árbitros están actuando de muy mala forma, y yo decía tengo la herramienta de probar de que no somos nosotros y lo hice”.

La ANFP apunta a Jerez por el menoscabo y descrédito que logró de la actividad. “De la simple revisión de los títulos de cada una de las noticias publicadas en distintos medios de prensa a propósito de este asunto, es claramente concluible que el daño generado a propósito del escándalo producido con la publicación no autorizada de dichos audios, es de tal magnitud que logró desacreditar a toda la gerencia arbitral al punto de llevarlo a los hechos que desencadenaron su salida”. “(...)Este Directorio considera que el señor Jerez proliferó injurias en contra del señor Castrilli, al haber publicado masivamente audios que atentarían contra la dignidad de este último. Es más, las mismas declaraciones citadas en los párrafos precedentes dan cuenta que el motivo por el cual fueron publicados los audios en comento, tuvieron como móvil atacar su honorabilidad.

En el caso de Francisco Gilabert, quien envió el audio a Jerez, el directorio también pide la pena máxima. “Si bien en el informe investigativo del Oficial de Cumplimiento señala que Gilabert señaló no haber tenido la intención de generar el escándalo a nivel nacional que se vivió en nuestro fútbol, este Directorio sí considera que su negligente actuar se adscribe a las conductas señaladas en el artículo comentado, toda vez que fueron sus declaraciones -audios de Whatsapplas que desacreditaron a los personeros de la ANFP y pusieron en duda la transparencia de la actividad futbolística, - y que sin mediar estas- el revuelo no habría alcanzado la magnitud a la que se llegó, más aún sabiendo que dichas declaraciones carecían de verdad”, reclama el directorio.

La responsabilidad de Cristián Droguett apunta a su declaración en Radio ADN, el pasado 4 de abril, en el que declaró que “hubo un llamado” desde Santiago para favorecer un penal para Huachipato en el duelo por la Promoción ante Deportes Copiapó. Se pide que a raíz de su poca colaboración y su actuar, sea sancionado en base a lo establecido en el artículo 60 N°1 del CPP.

Cristián Droguett, en acción como juez principal
Cristián Droguett, en acción como juez principal (Foto: Agenciauno)

Finalmente, el escrito se refiere a Mario Vargas, el QM. El informe del oficial de cumplimiento asegura que fue necesario entrevistar en tres ocasiones distintas al juez. “El 29 de marzo, ocasión en la que dijo no haber tenido comunicación con el VAR; luego el 30 de marzo reconoció haber tenido comunicación con el VAR y haber señalado “penal de la UC”. Por último, el 12 de abril de 2022 reconoció haber dicho 6 “Acuérdese del penal de la Católica” y la frase “para Santiago es penal”. Sólo en esta última entrevista, realizada en ´careo´ con el árbitro Droguett, se pudo obtener un relato creíble. De esta manera, y de forma contraria a colaborar en el esclarecimiento de los hechos, teniendo en consideración que aquellas consultas que se le realizaron se referían a hechos o dichos propios, fue necesario realizar un ´careo´ con terceros para esclarecer lo que realmente sucedió”, dice el escrito presentado por la ANFP.

“Además, cabe señalar que dichas declaraciones tendenciosas fueron voluntariamente declaradas en la revista ‘Tribuna Andes’ por el señor Vargas. Por esta razón, es que este Directorio considera que dichas conductas sí se adscriben a las señaladas en el artículo 68 del CPP, aportando en el descrédito en la actividad futbolística, empañando lo acontecido en el partido de Huachipato contra Copiapó”, cierra.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.