Valencia pone la cabeza para que la UC venza a Antofagasta

A_UNO_1106428

El delantero vuelve a marcar después del accidente que sufrió en San Carlos de Apoquindo y les da la victoria a los cruzados.




Antofagasta 1 U. Católica 2

Antofagasta: P. Garcés; B. Nieto, T. Asta-Buruaga, B. Ampuero, N. Peñailillo (42', S. Cordero); F. Schultz, N. Leyes, M. Collao; F. Flores (74', C. Rojas) , T. Figueroa, E. Bello.

DT: J. Azconzábal

U. Católica: M. Dituro; R. Rebolledo (61', J. Vargas), G. Lanaro (78', F. Silva), V. Huerta, J. Cornejo; C. Fuentes (71', D. Valencia); J. Fuenzalida, C. Pinares, L. Aued, D. Buonanotte; S. Sáez.

DT: Gustavo Quinteros

Goles: 0-1, 8', Pinares define con un zurdazo un pase de Aued; 1-1, 40', Flores, con un cabezazo, tras tiro libre de Bello desde la derecha; 1-2, 88', Valencia, cabezazo, tras centro de Cornejo.

Estadio: Bicentenario Calvo y Bascuñán. Asistieron 5.117 espectadores. Dirigió Roberto Tobar, quien amonestó a Leyes, Flores, Garcés en Antofagasta y a Cornejo en Universidad Católica. Expulsó a Leyes en los 36', por doble amonestación.

Parecía que Universidad Católica tendría una tarde tranquila en Antofagasta, pero la sensación fue variando conforme se desarrollaba el duelo ante los Pumas. Y aunque la jornada terminó con sufrimiento para alcanzar el un triunfo por 1-2, que  mantiene a los cruzados tranquilamente instalados en el primer puesto de la tabla, restándole otra fecha a la ruta hacia la corona, la escuadra de Gustavo Quinteros se abrazó una vez más, como en todo el torneo.

En los 8', los cruzados ya estaban en ventaja sobre el equipo de Juan Manuel Azconzábal. César Pinares había batido a Paulo Garcés con un zurdazo después de un centro de Luciano Aued. Los nortinos nunca pudieron despejar el balón y terminaron pagándolo caro.

Para mayor abundamiento en la que pudo ser una jornada sin sobresaltos, el volante antofagastino Nery Leyes se iba tempranamente a las duchas y dejaba a los locales con un hombre menos, por doble amonestación. Curiosamente, este terminó siendo el punto de inflexión. Los nortinos redoblaron esfuerzos, resistieron de buena forma la presión del equipo de Gustavo Quinteros y salvaban un empate 1-1 que, de acuerdo a cómo se dio el partido y a la apremiante situación que atraviesan en la tabla, bien valía una celebración.

Después de la expulsión de Leyes, Antofagasta se agrupó, aunque sin exageraciones, pues de igual forma se las ingenió para aproximarse al arco de Matías Dituro. Eso sí, el énfasis estaba puesto en custodiar la zona de peligro para Paulo Garcés. El objetivo se cumplió a cabalidad, con un premio adicional: a cinco minutos del término de la primera etapa, Felipe Flores definió con un cabezazo un tiro libre de Eduard Bello desde el sector izquierdo. El ex jugador de Colo Colo encontró una débil oposición de la zaga estudiantil.

La segunda fracción fue un monólogo. Empecinado en la tarea de obtener una victoria que lo mantuviera con la cómoda ventaja que ostenta en la tabla, el equipo cruzado adelantó líneas. Los ingresos de Jeisson Vargas y Diego Valencia parecieron una señal contundente de lo que pretendía Quinteros: volcarse sobre el pórtico rival. En rigor, esa parte del plan se cumplió. Los cruzados fueron amplios dominadores. En lo que fallaron fue en la concreción de ese protagonismo.

En Antofagasta ya giraban a cuenta del punto que lograban rescatar. Eso hasta que Valencia, una de las cartas por las que apostó Quinteros, terminó pagando jugosos dividendos. A dos minutos del término el tiempo reglamentario, el ariete marcó el 1-2. El delantero estudiantil volvía a las redes después del accidente que sufrió en San Carlos de Apoquindo el 28 de junio, cuando un trozo de metal voló desde el techo del gimnasio golpeó su cabeza. Ya sin la protección que ocupó en la primera parte de su reinserción, el atacante puso la cabeza para aprovechar un centro de Juan Cornejo. Y para acortar en una fecha más la recta rápida que marca el camino cruzado hacia el título.

Comenta