41 horas: Van Rysselberghe acusa falta de "proactividad" de Monckeberg y Evópoli evalúa apoyo a indicación del gobierno

Nicolás Monckeberg, ministro de Trabajo

La presidenta de la UDI señaló que el ministro del Trabajo ha "defendido poco" la iniciativa de adaptabilidad del Ejecutivo, mientras que Luciano Cruz-Coke manifestó que preferían el proyecto original de La Moneda y advirtió que "no podemos bailar al son del PC". En tanto, hoy desde el ministerio del Trabajo se contactaron con los partidos oficialistas para agendar una reunión sobre el tema.




"El Ministerio del Trabajo ha sido lento en esto y ha defendido poco". Es el diagnóstico de la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, respecto al rol que ha jugado esa cartera para liderar el proyecto de adaptabilidad laboral del gobierno.

Una iniciativa que se envió en mayo al Congreso, que se encuentra inactiva en el Senado, y que recién este jueves el gobierno anunció que le pondrá urgencia suma y que ingresará una indicación para reducir la jornada laboral a 41 horas promedio. Esto, con el objetivo de contrarrestar la iniciativa de la oposición -liderada por la diputada PC Camila Vallejo- que busca reducir la jornada laboral a 40 horas y que concitó, de acuerdo a la última encuesta Cadem, un amplio respaldo ciudadano.

En este escenario, es que la líder gremialista apuntó sus cuestionamientos al titular de la cartera del Trabajo, Nicolás Monckeberg, ya que, a su juicio, ha sido poco "proactivo".

"Creo que al ministro le falta una cierta proactividad, esto era predecible después de que (Daniel) Jadue partió disminuyendo horarios de trabajo a algunos funcionarios municipales. El ministro Monckeberg se demoró un poco en darse cuenta y, creo que después de que presentó el proyecto, lo ha defendido poco", manifestó a La Tercera. Y añadió: "Me parece razonable que hubiese un despliegue comunicacional por parte del gobierno en donde se explique va a una reducción horaria que tiene que ir de la mano con flexibilidad laboral para que no pegue a las pymes".

Van Rysselberghe, además, afirmó que la "lenta" reacción de Trabajo, pudo haber repercutido en que algunos en RN hayan terminado apoyando la moción de la oposición, la que, a su parecer, es "populista". Un respaldo de algunos parlamentarios que, además, generó molestia en la UDI y Evópoli, e incomodidad en La Moneda.

El jefe de bancada de la UDI, Javier Macaya, en tanto, tiene una visión diferente y señaló que "hoy día lo más fácil es quedarse con lo que dicen las encuestas y alinearse con el camino del aplauso fácil. Yo creo que el ministro Nicolás Monckeberg lo que ha hecho es un trabajo serio, basado en datos y de entender cómo viene el futuro del trabajo".

En RN -partido en el cual milita el ministro Monckeberg- en privado el diagnóstico de algunos dirigentes es similar al de Van Rysselberghe, y creen que el titular del Trabajo ha tenido dificultades para enfrentar el tema.

De todas formas, consultado al respecto, el presidente de ese partido, Mario Desbordes, aseguró que "hubo una buena reacción (por parte del ministro). Y, espero que ahora todos los dirigentes y parlamentarios de Chile Vamos nos cuadremos con la propuesta del Ejecutivo".

Las dudas de Evópoli

A los reparos de Van Rysselberghe a Monckeberg, se sumó otro factor: Las aprensiones de Evópoli sobre la nueva indicación que anunció el gobierno para incluir la reducción laboral a 41 horas semanales promedio. El viernes, el partido le solicitó información al Ministerio del Trabajo sobre la indicación que se ingresará al Parlamento para incluir la reducción a 41 horas semanales promedio.

Con esas minutas en mano, el presidente de la colectividad, Hernán Larraín, le encargó a un grupo de economistas cercanos a su colectividad que estudiaran las consecuencias de reducir la jornada laboral. Esto, con el objetivo –dicen en ese partido- de analizar si plegarse a la nueva iniciativa del Ejecutivo, dejando así en suspenso su postura.

El jefe de bancada de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, aseguró a este medio que "encargamos, efectivamente, el análisis (de la indicación) a un grupo de economistas" y que "estimo mejor el proyecto original (del gobierno)".

Y, en ese sentido, señaló que "esto se juega más en la flexibilización, más que en la cantidad de horas. No podemos bailar al son del PC y seguir castigando a las Pymes con mayores rigideces. Tampoco a los trabajadores menos calificados quienes, en la práctica, asumirán todos los costos".

De hecho, a juicio del diputado, el gobierno cometió un "error político al poner a la misma altura los dos proyectos".

Larraín, por su parte, dijo: "Estamos estudiando que los anuncios en materia de jornada laboral cuenten con el rigor y la seriedad que una materia tan delicada como esta implica. Para verificar eso, le hemos pedido a un grupo de economistas que pueda analizar a fondo las implicancias que tienen en materia de empleo, salarios y mercado laboral".

En la colectividad resienten en privado que el día jueves, cuando Monckeberg anunció la indicación, se les haya avisado solo a algunos parlamentarios del bloque sobre la nueva medida y que no se les haya informado con anticipación para poder analizarla.

Trabajo agenda cita con oficialismo

Con el objetivo de contener las aprensiones que han surgido en relación al proyecto del gobierno, según fuentes de Chile Vamos, el Ministerio del Trabajo se contactó hoy con parlamentarios de la coalición y pedirles que se reúnan el lunes. Esto, con mira a explicar en detalles los alcances de la indicación que reducirá la jornada laboral a 41 horas.

En este escenario, los desafíos del gobierno son varios: alinear al bloque, aumentar el apoyo ciudadano de su proyecto y continuar con la ofensiva en contra la moción liderada por Vallejo. Esto, en un escenario en que, además, algunos empresarios transmitieron que no es momento de disminuir las horas de trabajo.

En tanto, hoy la diputada Vallejo reiteró sus críticas al gobierno: "El Gobierno está arrinconado con los grandes empresarios defendiendo lo indefendible. (...) Por lo tanto, el Gobierno tiene que entender que tiene que dejar en paz a las mayorías y dejar que este proyecto avance", señaló la parlamentaria.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.