¿Cómo se configurará un nuevo Estado regional? Así fue el debate entre los constituyentes Álvez, Pustilnick y Mena

En una nueva edición del ciclo de Debates de ReConstitución, tres integrantes de la comisión de Forma de Estado de la Convención Constitucional explicaron la reciente aprobación en general de la propuesta que establece a Chile como un Estado regional, además de ahondar en sus artículos, próximos desafíos y discutir sobre una posible plurinacionalidad en el país.




¿Cómo se puede ir conformando este nuevo Estado regional? Ese fue el tema que inauguró la última edición del ciclo de Debates de ReConstitución de La Tercera. La instancia, realizada ayer a las 20 horas, contó con la presencia de tres convencionales que forman parte de la comisión de Forma de Estado, Ordenamiento, Autonomía, Descentralización, Equidad, Justicia Territorial, Gobiernos Locales y Organización Fiscal: Amaya Álvez (Frente Amplio), Tammy Pustilnick (Independientes No Neutrales) y Felipe Mena (Vamos por Chile).

La discusión se dio luego de que el pasado jueves 20 de enero la comisión de Forma de Estado aprobó en general por unanimidad de votos la propuesta de norma que establece la regionalización del Estado.

Pustilnick (INN), una de las impulsoras de la propuesta, calificó la aprobación de la norma como un gran hito para el país, puesto que con esto “se busca un cambio de paradigma de cómo distribuimos territorialmente el poder, avanzando a un estado regional que reconoce la autonomía de sus entidades territoriales. Y cuando hablamos de autonomías territoriales lo que se busca es una autonomía política, administrativa y financiera”.

Compartiendo la opinión de Pustilnick, Álvez (FA) -una de las impulsoras de la propuesta- aseguró que no existe una única fórmula de Estado regional aplicable al mundo entero, sino que más bien hay que fijarse en el contexto y las necesidades específicas de cada territorio. “No existe un Estado regional en abstracto o en teoría que sea aplicable a todos los estados que intentan hacer esta descentralización política, financiera y administrativa, solo va a existir un estado regional, que es el chileno. No nos queremos homologar a ninguno otro”, afirmó.

Por otra parte, Mena (Vamos por Chile) sostuvo que si bien gran parte de los convencionales está a favor de un Estado regional, plurinacional e intercultural, cree que se ha creado un “maximalismo” en varias de las propuestas: “Considero que hay un riesgo bastante alto de poder implementar lo que se está planteando, pero también entiendo lo que plantea Tammy. Estamos en una votación inicial en donde se están dando las primeras nociones de lo que quiere la mayoría de la Convención para nuestro país”, señaló.

Zarko Luksic, exdiputado y académico de la Universidad de Magallanes, se sumó al debate para consultar si es necesario que la definición de Estado regional esté incorporada en la nueva Constitución, dado que en otras constituciones ninguna lo hace, más bien se hace la distinción entre Estado unitario o federal.

Ante la consulta del experto, Mena (Vamos por Chile) destacó que “somos el primer país en incorporar el concepto de Estado regional. El proceso de descentralización sigue vigente, ha sido bastante lento y torpe nuestro país en ese sentido, y no lo podemos ver concretado. Por eso queremos cambiar lo que está”. Sin embargo, se muestra un poco escéptico frente al concepto de Estado regional, “no creo que debiera estar incluido el Estado regional. Sería conveniente partir desde lo unitario y desde ahí bajar todas las facultades y competencias que queremos entregarles a las entidades territoriales”.

Por su parte, Pustilnick (INN) afirmó que sí es necesario incluir el concepto en la nueva Carta Magna, puesto que cuando se habla de Estado unitario o descentralizado “sentimos que de alguna forma fracasó o no ha servido para desconcentrar correctamente el poder a nivel territorial. En ese sentido, dado que estamos pensamos en autonomías territoriales, estamos pensando en un órgano que tenga facultades legislativas a nivel regional. Claramente el avance es intermedio y va mucho más allá de lo que conocemos hasta hoy de Estado unitario. Nosotros entendemos que no queremos que exista un solo centro de control de poder, sino que se distribuya correctamente a nivel territorial”, explicó.

En la misma línea, Álvez (FA) aseguró que “estamos convencidos de que el Estado unitario ha sido insuficiente para descentralizar efectivamente y entregar equidad territorial. Por eso no podemos llamar de la misma forma a un modelo que no ha sabido entregar equidad territorial, ni ha hecho efectivo el desarrollo armónico y solidario entre los territorios de Chile”. La abogada cree que este avance significa una respuesta definitiva a las demandas de los chilenos y chilenas, “este es el Estado regional para Chile, que va a tener características específicas y esperamos que resuelva de verdad las demandas de la ciudadanía”.

Por último, frente a la pregunta respecto de la plurinacionalidad del país y cómo se podría aplicar, Mena (Vamos Por Chile) expresó no tener claridad aún, ya que no conoce los efectos de una plurinacionalidad e interculturalidad. “Se habla de una convivencia de igual a igual, con respeto, en donde las distintas instituciones deberían abordar la libre determinación de los pueblos originarios. Así fue como se describió. No sé si se quiere tener instituciones específicas para los pueblos originarios y algunos escaños reservados en municipios, en el consejo regional o en asambleas legislativas, además de obviamente el Congreso”, sostuvo.

En tanto, Pustilnick (INN) recalcó que en Chile siempre ha existido plurinacionalidad, solo que ahora es necesario consagrarlo en la Constitución. “No podemos negar algo que ya existe y que por años se ha violentado, invisibilizado, se han vulnerado derechos [...]. Cuando uno habla de la plurinacionalidad estamos reconociendo a los pueblos y naciones indígenas en virtud de la libre determinación de su derecho a establecer autonomías territoriales indígenas, donde van a poder establecer las capacidades y facultades de autogobierno y resguardar de una u otra forma sus tradiciones, sus culturas, la naturaleza”, comentó.

De la misma forma, Álvez (FA) dijo que “esto (la plurinacionalidad) no es que lo vayamos a inventar nosotros, esto siempre ha existido. Lo que ocurre es que no ha tenido un espacio en el reconocimiento constitucional”. Y en ese sentido, destacó la importancia del diálogo para llegar a acuerdos trascendentes, “pienso que como país nos debemos ese diálogo y este es uno de los aportes enormes que este proceso constituyente puede dejar al establecimiento de una relación de paz entre los pueblos originarios y el resto de las y los chilenos”, destacó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.