El dilema de Micco: los reproches cruzados entre consejeros del INDH ante la posibilidad de pedir el desalojo de su sede

En una reunión extraordinaria entre los representantes del organismo se debatió respecto de cómo cumplir el dictamen de Contraloría que ordenó, en un plazo de 30 días, "adoptar de inmediato las medidas que en derecho correspondan" para recuperar el control del edificio que está ocupado ilegalmente hace ocho meses. En la cita hubo consejeros que apuntaron al director como el principal responsable de no concretar una petición a la policía que termine con la toma.




El pronunciamiento del contralor Jorge Bermúdez, que emplazó al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) para que recupere su sede de Providencia, que está tomada hace ocho meses, movilizó a los consejeros del organismo a tener que hacerse cargo de lo dictaminado por la Contraloría.

Hace algunas semanas, Bermúdez le puso presión al director del INDH, Sergio Micco, ya que despachó una resolución que le daba 30 días al organismo para ponerle fin a la toma. “Las autoridades del INDH se encuentran en el imperativo de adoptar de inmediato las medidas que en derecho correspondan para restablecer la utilización del referido inmueble y asegurar que este sea empleado para el fin público para que se contrató”, se lee en el documento.

Por eso los consejeros citaron a una reunión extraordinaria este lunes, a las 13.00, por Zoom. El único punto en tabla de la convocatoria, que no era abierta al público, era lo resuelto por el ente controlador. El objetivo era que se abriera debate sobre el asunto para definir qué estrategia tomar para dar cumplimiento a lo solicitado por Bermúdez.

Testigos del encuentro comentaron que, tal como ha sido la tónica de los últimos meses, la instancia estuvo marcada por una serie de recriminaciones cruzadas entre algunos de los consejeros. Sobre todo por quienes querían remarcar de quién era la culpa de que se llegara a esta situación después de tantos meses.

Hubo dos consejeros, Carlos Frontaura y Sebastián Donoso, que manifestaron que la única opción de poder cumplir con lo ordenado por Contraloría era solicitando de inmediato el desalojo a Carabineros. En sus intervenciones plantearon que el mandato del ente contralor era tomar “las medidas que en derecho correspondan” y, por lo tanto, no había espacio para pensar en otra opción. El consejero Branislav Marelic, según las mismas fuentes, expresó que el pronunciamiento de Bermúdez era bien contundente y claro. Por lo tanto, habría dicho el abogado, al organismo solo le compete acatarlo.

Otros representantes del consejo, como Yerko Ljubetic, fueron de la idea de que había que seguir agotando las instancias de diálogo y buscar otras medidas distintas al desalojo. De hecho, en ese momento algunos de los presentes habrían preguntado qué otra opción quedaba, pero el abogado no entregó más alternativas.

Otro de los consejeros que insistieron en esta vía fue Cristián Pertuzé. “Hay que hacer un último esfuerzo de diálogo con los jóvenes, mostrarles el pronunciamiento del contralor y decirles que deben entregar la sede para que el instituto siga cumpliendo sus funciones. Debe imperar el diálogo y yo espero que sean razonables. Si eso no ocurre, viene el último recurso y no queda otra más que solicitar a la autoridad respectiva el desalojo, acción que, tal como lo pidió el contralor, tiene que ser antes del plazo de 30 días”, respondió al ser consultado por La Tercera PM.

Hace algunos meses el INDH ya intentó agotar este camino. Para eso convocó a una comisión que fue integrada por Marelic, Ljubetic y Debbie Guerra. La idea era hacer mesas de diálogo con los ocupantes del edificio para que depusieran la toma. Sin embargo, todos esos esfuerzos fracasaron, ya que los jóvenes que tomaron el control del inmueble han dicho que la toma es indefinida y en su petitorio para bajarla fijaron como condición exigir la renuncia de Micco, algo que el consejo considera que es una intromisión indebida en la autonomía del organismo.

En medio del intercambio de opiniones, la consejera Margarita Romero manifestó que la atribución para pedir el desalojo es responsabilidad exclusiva de Micco. Ante eso, la consejera Consuelo Contreras complementó agregando que la responsabilidad es de Micco y que el consejo no ha obstaculizado que el director tome esa decisión.

¿Por qué no ordenar el desalojo?

El director del INDH se ha resistido a optar por el desalojo. Hasta ahora no se ha referido directamente a la toma. Ha transmitido que el manejo de este asunto ha estado marcado por las diferencias que existen al interior del consejo. De hecho, en ese mismo consejo el plan de Micco era compartir con los consejeros un documento con ciertos puntos para definir cómo enfrentar el dictamen de Bermúdez.

Su idea era volver a pedirle a la comisión de consejeros encargados de tener el diálogo con los ocupantes que reactivaran esa estrategia y así notificarlos del dictamen. Pero su jugada no consiguió el apoyo necesario.

Los consejeros así lo reconocen en privado. Además, agregan que ahora, tras el pronunciamiento de Bermúdez, no hay mucho más que debatir. ¿Por qué entonces Micco no ha ordenado el desalojo? Algunos de los representantes del INDH deslizan que parte de esa respuesta apunta a querer evitar un escándalo en la propia casa del INDH.

El desalojo necesariamente tendrá que realizarse por parte de Carabineros y en operaciones de este tipo, que siempre cuentan con la resistencia de los ocupantes, es altamente probable que se abra un espacio para excesos en el uso legítimo de la fuerza. Eso sería lo complejo, que ese escenario ocurra justamente en el edificio del organismo que tiene como misión velar por la protección de los derechos humanos.

El lunes el consejo no tomó ninguna decisión ni tampoco logró llegar a un acuerdo respecto de la estrategia a seguir. Todo quedó en manos de Micco, con el encargo de tratar de que exista sintonía entre el mandato de respetar el Estado de Derecho y agotar al máximo el camino del diálogo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.