La arenga de Sichel a su equipo “más íntimo” en una semana clave para su campaña

El candidato presidencial oficialista tuvo ayer un encuentro con los coordinadores programáticos. En la cita de camaradería, el abanderado llamó al “optimismo” en momentos en que viene a la baja en las encuestas, superado por José Antonio Kast, y en que apuesta por reestructurar su campaña, su comando y su relación con los partidos del bloque.




Paella con vino fue el menú principal que ayer a las 20.00 se sirvió en la casa de una de las integrantes del equipo programático de la campaña de Sebastián Sichel, Macarena de la Calle. Fue un encuentro de camaradería con el resto de la plantilla que elabora el programa de gobierno del abanderado de Chile Podemos Más.

Hasta el lugar acudió el propio Sichel junto a los principales rostros de su comando, como la coordinadora programática, Victoria Paz; y el coordinador político, Pedro Browne. Mientras que dentro de los encargados programáticos asistieron algunos como Daisy Pezoa (Salud), Ana Luz Durán (Educación), Héctor Navarrete (Vivienda), Esteban Jadresic (Economía), Marta Manríquez (Género), Macarena Venegas (Justicia), Gabriela Clivio (Economía) y Guillermo Lefort (Economía), entre otros.

En el encuentro, según presentes, el abanderado tomó la palabra por unos cortos minutos, en una especie de arenga al equipo. Esto, en momentos en que Sichel ha tenido días complejos en la campaña por algunos errores comunicacionales, un tibio desempeño en el primer debate televisivo y en un contexto en que el abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, ha ido subiendo en los sondeos de las preferencias presidenciales desplazando a Sichel.

En medio de estos duros días, de hecho, el abanderado oficialista reconoció en un matinal que ha cometido errores e intentó volver a su estilo “más cercano” utilizando su típica pizarra explicativa como cuando era ministro de Desarrollo Social.

Sichel anoche, en la reunión con sus coordinadores programáticos.

Para el comando de Sichel los días que vienen son claves pues cada vez queda menos para la primera vuelta presidencial, por lo que el presidenciable necesita “afirmar” su candidatura.

En este contexto, en su alocución de ayer -que duró cerca de cinco minutos- según presentes, Sichel apeló al optimismo, reconoció que pueden haber “subidas y bajadas” en las encuestas pero que tenían que seguir haciendo un buen trabajo.

Asimismo, de acuerdo a las mismas fuentes, destacó las capacidades del grupo, argumentando que era un equipo con una “buena mezcla de experiencia y juventud”. Según presentes, Sichel habló de que el grupo era el futuro de la política, lo que la gente necesitaba, con liderazgos que no hayan estado tanto en política. Y si bien algunos lo interpretaron que se podría referir eventualmente a futuros ministeriables, otros descartan que haya sido tan explícito al decir eso.

Sichel, además, según dos presentes, comentó que gobernar es más difícil que una candidatura y que, por lo mismo, había que estar preparado para eso.

La cita, además, se produjo en momentos claves para lanzar el programa de gobierno de la candidatura, el cual se espera que se concrete dentro de los próximos días.

De acuerdo a fuentes del comando, durante estos días las distintas comisiones estaban enviando las propuestas al comando central para su respectiva aprobación, la cual estaba sujeta a la viabilidad económica y otros criterios. Así, las comisiones obtuvieron como respuesta un porcentaje de aprobación del total de las propuestas, y también comentarios.

Debuta “comando unido”

Hoy, a partir de las 9.30, debutó el denominado “comando unido” de Sichel, sin la presencia del candidato, con representantes del equipo del abanderado y de los partidos del bloque.

En esa instancia representarán a la UDI el concejal de Lo Barnechea, Rodrigo Arellano, la diputada María José Hoffmann, la convencional, Carol Bown, y el director de la DOS, Jorge Fuentes. Mientras que por RN irán el diputado y presidente de la Cámara, Diego Paulsen, la dirigenta Chantal Barreaux y la vicepresidenta Andrea Ojeda.

De parte de Evópoli asistirán la secretaria general Luz Poblete, el diputado Luciano Cruz-Coke y el convencional Hernán Larraín Matte, mientras que del PRI estarán los dirigentes Víctor Araya y Claudio Tapia.

El objetivo del grupo es rediseñar la campaña e integrar más a los partidos para ir aplacando las críticas, distinto a lo que se venía haciendo originalmente, cuyo eje era mantener distancias para relevar la condición de “independiente” de Sichel.

De hecho, en el comando dicen que no es al azar que en estas instancias no participe Sichel ya que la idea es restarle “un poco de protagonismo” porque uno de los errores que dicen haber cometido es que estuvo involucrado en todas las decisiones y eso generó que fuera “perdiendo su esencia” al estar ocupando su tiempo en actividades propias del comando.

En la instancia, según presentes, se analizó lo que viene en la estrategia de campaña de cara a la primera vuelta y el rol que tendrán los partidos que ahora, aseguran en el comando, estarán integrados en las decisiones. Asimismo, se habló de potenciar el mensaje de que Sichel es la mejor carta para pasar a segunda vuelta y, en ese entendido, comenzar a buscar el voto de los “indecisos”.

“Será una coordinación diaria con los partidos de Chile Podemos Más donde entramos en tierra derecha de la campaña y requerimos de una gran coordinación territorial, comunicación y programática”, dijo Browne tras la cita.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.