La Serena íntimo: los secretos del retorno papayero a Primera División

Deportes La Serena

Foto: Agencia Uno.

El camino granate a la máxima categoría comienza hace dos años, cuando el club estuvo virtualmente quebrado. A fines de 2019 se produce otro movimiento clave.




Deportes La Serena vuelve a Primera División. Siete años demoró el club granate en retornar a la principal categoría del fútbol chileno. Los papayeros, quienes este jueves se abrazaron en el Estadio Nacional, vencieron a la muerte. A fines de 2017 estaban virtualmente quebrados. Las deudas se les venían encima y había dos caminos: concesionar el club o despedirse de él. Ese es el punto de inflexión que marcan en la Cuarta Región para marcar el camino al éxito que coronaron ayer, en la definición por penales frente a Deportes Temuco. Un final que resultó tan incierto e infartante como los últimos años de vida institucional.

"No teníamos recursos para hacer funcionar el club. La idea era financiarlo. Hoy, parece que fue una buena decisión. Pudimos haber tenido problemas complejos si no la adoptábamos. A Contador lo conocimos en la búsqueda de inversionistas. Él es de Santiago", dice el ex timonel Mariano Muñoz para graficar el momento que define el cambio de enfoque en el club. Hoy, las decisiones están íntegramente en manos de la sociedad anónima que encabeza Cristián Contador.

El acuerdo fue anunciado en mayo de 2018. Antes, Contador y sus socios se tomaron 150 días para revisar profundamente la situación financiera del club. La gran apuesta estaba por venir. En 2019, el club confía en Luis Marcoleta para encabezar el retorno a Primera. La relación terminó el 10 de diciembre. En un comunicado firmado conjuntamente, se anuncia que ambas partes tienen proyectos diferentes. Hoy, el actual entrenador de Rangers reclama buena parte del mérito, que los emocionados jugadores que sobrevivieron a su salida le entregaron en el marco de los festejos. "El mérito es un 90 por ciento nuestro. Teníamos proyectos diferentes. Yo no tenía en mente seguir y ellos no tenían claro que iban a hacer. Las cosas se dieron como se dieron y uno lo respeta. Yo digo que en La Serena hicimos un magíster, Recibimos un plantel que estaba a punto de perder la categoría, que era el séptimo en costo y en el que no teníamos presupuesto para trabajar y lo metimos en la pelea. Si luego aspiraron a potenciarse, me parece bien, pero en el período nuestro hubo carencia de recursos para eso. Y los llevamos a disputar esta final", remarca el DT.

El vuelo del Pájaro

Jaime Valdés fue el encargado de abrir la definición por penales frente a los del Ñielol. La categoría de Pajarito y la experiencia de sus años en Italia y en Colo Colo le permitieron batir sin sobresaltos a José Luis Gamonal. Pajarito respondía de esa forma a la confianza que había recibido en el norte después de no ser considerado por Mario Salas en el plantel albo para 2020. Fue anunciado el 24 de diciembre, casi como un regalo de Navidad y fue el refuerzo más reputado de los siete que incorporó el club para la instancia decisiva. Había llegado gracias a la asesoría deportiva que le presta a la entidad el agente Fernando Felicevich. "Tengo una excelente relación con ellos y colaboro en lo que puedo, algo más en La Serena porque su presidente es muy amigo y nuevo en el fútbol, pero de ahí a insinuar que podría ser el dueño en la sombra me parece una falta de respeto no solo a los propietarios, sino a los clubes y sus hinchas", declaró el intermediario en una entrevista a La Tercera, respecto de su vínculo con el club.

En pocas prácticas, el mediocampista mostró su liderazgo. Y transmitió internamente un concepto clave: La Serena sería el equipo de los picados. Y el primero sería él, quien aún no digiere su salida de Macul y que incluso se preocupa de mantener el vínculo a través de las redes sociales.

"Cuando nos avisaron, a todos nos ayudó mucho anímicamente. Sabemos quién es Jaime, lo que representa para el fútbol chileno. Por su trayectoria en Italia, porque venía de Colo Colo, por su calidad. Que haya venido habla de su profesionalismo. Él necesitaba reencantarse. Se sumó como uno más. Y nos transmitió eso. Es uno de los primeros en llegar a los entrenamientos ¿El equipo de los picados? Puede ser. Las incorporaciones de este año trajeron ese hambre", explica Rodrigo Brito, capitán papayero. Para el central la emoción es doble: es formado en el club, al que volvió en 2015 después de pasar por Curicó, Iquique y Rangers. Nunca más volvió a salir.

Los diálogos de Valdés con sus compañeros eran frecuentes. A diario, les recordaba la importancia de la meta que debían alcanzar. Y la identificación con su nuevo entorno comienza a aflorar. "Clásico es granate. Original, nunca pirata", imprimió en una polera Cac1ke, la marca de su propiedad, que se ha caracterizado en mensajes similares alusivos a Universidad de Chile. Ahora el destinatario es Coquimbo Unido.

La revancha de Bozán

Francisco Bozán tampoco olvidó a su antecesor en los festejos. "Siento que es justo por lo que hizo este equipo, por el proceso de Luis Marcoleta en 2019. Nos toca a nosotros darle el cierre a ese proceso con La Serena de vuelta en Primera División", explicó el entrenador papayero apenas terminó la definición ante los del Ñielol. En el plano íntimo, también, la satisfacción obedecía a otro factor: se había tomado revancha de la campaña que había cumplido con Universidad de Concepción en 2019. Los penquistas cerraban la tabla de la Primera División cuando el torneo se interrumpió por el estallido social y las amenazas de los barristas que impidieron su reanudación.

No hubo alusiones suyas al complejo momento que vivió con los penquistas, al menos en el plano público. Sin embargo, internamente, sus dirigidos advirtieron que era otro de los 'picados'. Probablemente, el más picado. "Desde el primer día, trabajó como si estuviera jugando la final del mundo. Cuando se presentó, nos dimos cuenta de que tenía una confianza enorme, que la transmitió al plantel. Bozán asumió un gran responsabilidad. Empezar con un fracaso no era la idea ni suya ni nuestra. Tuvimos un mes de mucho trabajo. Temuco era el favorito y venía con partidos. Nos mantuvimos súper fuertes de mente. Y en eso, el aporte de Francisco fue fundamental", dice el capitán Brito respecto de la influencia del estratega, quien también tiene formación académica en sicología.

Bozán no solo tuvo que vencer la incredulidad externa. Internamente, también hubo dudas, que rápidamente se disiparon. "Claramente venía cuestionado por la campaña en la U de Conce, La hinchada lo vio así, pero bastó un día de trabajo para convencerse de que su llegada era una buena decisión", concluye Brito.

Comenta