¿Modernización o reforma a Carabineros? El diagnóstico del avance de esta agenda de quienes trabajaron en las comisiones ad-hoc

27 de Abril de 2020/SANTIAGO El Director General de Carabineros, General Mario Rozas, emite unas palabras,durante la conmemoración del 93° aniversario de Carabineros de Chile, que se realiza en la Escuela de Oficiales de Carabineros de Chile en la Comuna de Providencia. FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

En estos días el ministro del Interior, Víctor Pérez, anunciará a los integrantes de la comisión ad hoc que supervigilará el avance de la reforma a Carabineros. En la oposición sostienen que ese proceso no ha empezado y que el gobierno apuesta a una modernización de la institución que no tocaría sus cimientos. Entre los integrantes de la comisión convocada por el ex ministro Blumel coinciden que no se ha avanzado todo lo que se quisiera en la reforma a la policía uniformada.




Que no se ha avanzado nada o que se avanza lo que es realista. Esas son las dos miradas que hoy existen en el gobierno y en un sector del Congreso respecto de la varias veces anunciada reforma a Carabineros.

En el término utilizado tampoco hay consenso, porque mientras en el gobierno defienden la efectividad del proceso de modernización que comenzó con la mesa de seguridad de 2018 -encabezada por Andrés Chadwick-, el otro lado de la línea aseguran que mientras no se ejecute una reforma total de la institución uniformada se repetirán hechos que ponen en tela de juicio a la institución. El último es el ocurrido el viernes en el puente Pío Nono, que terminó con un uniformado formalizado por la Fiscalía por homicidio frustrado y la consiguiente investigación por supuestas labores de encubrimiento de la institución.

Hoy la decisión de cuánto y cómo avanzar en el proceso recae en el ministro del Interior, Víctor Pérez, a quien la oposición apunta como responsable de haber ralentizado el proceso de reforma que su antecesor, el ministro Gonzalo Blumel, anunció el 17 de marzo cuando hizo público el informe de la comisión de 18 expertos convocados por la Moneda que trabajó en paralelo a una comisión transversal del Senado que encabezó el senador PPD Felipe Harboe.

En marzo, Blumel hablaba de los ejes que tendría la reforma que se proyectaba al año 2027: “La creación de un nuevo Ministerio de Seguridad Pública; la modernización de las policías a través de reformas, procesos, incentivos y tecnologías; la prestación de servicios policiales basados en evidencia científica; la transparencia y rendición de cuentas; la modificación en la carrera policial en el ingreso, promoción y retiro; la formación y la eficiencia de los recursos materiales".

El ex ministro del Interior, Jorge Burgos, Franz Vanderschueren, académico de la Universidad Alberto Hurtado, y el director de la fundación Paz Ciudadana, Daniel Johnson, fueron parte del grupo convocado por el gobierno para delinear una reforma a Carabineros. Mientras los primeros dos coinciden en que esta no se ha iniciado, el tercero afirma que hay atisbos, pero que falta perfilar el objetivo de la institución y el seguimiento de las iniciativas.

“A partir de las protestas se motivaron dos grupos de trabajo, uno convocado por el ministro y otro por el Senado. Estos informes tienen más que ver con lo ocurrido el 18 de octubre y con la actuación de Carabineros, las infracciones a protocolos. Esas cuestiones no están recogidas en los proyectos que se enviaron a trámite. Ambas comisiones iniciaron propuestas en materia de orden público y de formación y transparencia, y control civil, que requieren decisiones legislativas y reglamentarias, y se estableció crear una unidad coordinadora, más que de modernización de reforma de carabineros. En eso se ha avanzado poco. He leído que el gobierno estaría en eso, pero es bien urgente”, dice Burgos.

-A qué atribuye que se ralentizara el proceso, ¿evidencia una mirada distinta del ministro Pérez?

“No lo creo, pienso que durante la pandemia la visión ciudadana de la Carabineros fue mejorando. Alguien leyó eso como que los problemas estaban superados y eso no es real. Hay un problema estructural que requiere una nueva mirada por eso es fundamental que se implementen las propuestas que se ha hecho", dice el exministro del Interior.

Vanderschueren, en tanto, dice: “Mi impresión es que el actual gabinete frena este proceso o trata de limitarlo... La sensación es de que todo quedó en la ambigüedad y de que el proceso no continuó como queríamos. No se trata simplemente de una modernización sino de una reforma en profundidad”.

“La reforma que propusieron estas dos comisiones es un proceso donde era fundamental, por ejemplo, la creación de un Ministerio de la Seguridad y eso ha sido abandonado por el momento. El gobierno no lo postula”, añade el académico.

El abogado Jorge Correa Sutil, en tanto, quien participó en ambas comisiones, plantea su tesis acerca de por qué cuesta reformar Carabineros.

“Creo que el propio texto de las propuestas responde aquello en parte. La indispensable necesidad de un mando civil por sobre Carabineros y ese mando civil difícilmente estará en el Ministerio del Interior, cuyas urgencias no siempre están en este tema, porque este estamento asume una jefatura de gabinete. Eso requiere de equipos encargados del ministerio encargado de la Seguridad Pública que por ahora es Interior, pero esperamos que sea un segundo ministerio que sea capaz de interactuar diariamente con Carabineros y fiscalizar los procedimientos y evaluarlos. Eso no se ha logrado porque no hay equipos profesionales que estén, hasta donde llega mi conocimiento. Hay consenso en lo que se debe hacer y creo que ha faltado implementación”, dice.

El fin de semana once de los integrantes de la comisión Harboe, enviaron una carta al Presidente Sebastián Piñera, abogando porque se acelere la reforma.

“El pasado 30 de enero del presente año, la Comisión de Reforma a Carabineros, constituido por un grupo transversal de expertos y expertas en el área académica, social y política, hizo entrega al Presidente de la República, una propuesta para la reforma a Carabineros y el sistema de seguridad. Han transcurrido 246 días y aún no vemos voluntad política de avanzar en la materia”, dice la misiva firmada por Lucía Dammert, Felipe Harboe, Alejandra Lunecke, el senador José Miguel Insulza, el director de Chile 21 Eduardo Vergara, el abogado Mauricio Duce, entre otros.

El compromiso de Pérez

La semana pasada el ministro Pérez, en el marco de la comisión de Seguridad Ciudadana, anunció que pronto el gobierno nominará a los integrantes de la comisión de civiles que supervigilará el proceso de modernización de la institución. “El objetivo de la creación de la unidad coordinadora es acelerar la Reforma a Carabineros y su función es asesorar al Ministerio del Interior y a la Comisión Nacional de la Reforma a Carabineros”, señaló ante los parlamentarios.

En la Moneda defienden la línea de ruta del Ejecutivo señalando que en mayo -tras el estallido social- se agregaron indicaciones al proyecto de modernización que actualmente se debate en el Congreso, por lo que los cambios que implementa serían bastante profundos.

También señalan que está pendiente un nuevo proyecto de carrera y formación -que será de mayor profundidad-, y que aún faltan otros como el de especialización y estatuto de protección. Y que se optó por avanzar en materias concretas a nivel administrativo, como el protocolo de escopetas antidisturbios y los nuevos protocolos de orden público, respecto de los cuales hace pocos días recibieron las recomendaciones del INDH y de la Defensoría de la Niñez. “Nuestra postura fue sacar este proyecto ya avanzado y no quedarnos pegados”, relatan en La Moneda.

Daniel Johnson, presidente de la fundación Paz Ciudadana, plantea que “el proyecto de ley se llamó de modernización porque fue recomendación de la primera mesa (convocada en 2018) pero se hace cargo de aspectos profundos, aspectos legales que apuntan a una reforma, como la tuición civil, y los objetivos de acción policial. Tienen vocación de reforma, el problema es que por si solos no son suficientes. Lo legal te da pautas, pero si no tienes claro el norte, el para qué, puedes aprobar proyectos de ley pero no habrá un eje”, dice.

Pero enfatiza que crear una unidad se seguimiento es urgente. “Falta una cabeza que lidere claramente el para qué y los cambios ministeriales no colaboran mucho en eso. Es necesario que se genere la unidad coordinadora de la reforma policial, que si bien ahora se resucitó, es fundamental porque le da a persona o equipo el rol de la reforma, que es exclusivo. Debería tener al menos una persona que pueda gestionar la reforma, plazos y medidas, y hacer seguimiento. Otra que haga estudios complementarios, y una unidad de comunicaciones, que transmita a la ciudadanía para qué es la reforma. Y todo esto en conjunto con Carabineros, deben ser los primeros convencidos con la necesidad. Rozas ha planteado su voluntad, pero falta este equipo y estructura que permita dar seguimiento”, agrega.

El senador de Evopoli, Felipe Kast -quien formó parte de la comisión Harboe-, valora los avances que ha tenido la agenda hasta ahora, pero también marca el punto sobre la necesidad de concretar esta unidad de seguimiento. “Hay elementos administrativos que se han ido trabajando, hay elementos legislativos donde también es importante que esos elementos legislativos sean parte de una reforma integral y coherente, y por lo mismo es necesario que esta agenda legislativa vaya de la mano con la unidad coordinadora de la reforma a Carabineros que también tiene que incorporar organismos de la sociedad civil como es el caso de Paz Ciudadana”, afirma.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.