Acusación a Ríos: Chile Vamos sufre severa derrota a manos del oficialismo y los republicanos y desata recriminaciones en la derecha

25 de Enero del 2023 /VALPARAISO La La ex ministra Marcela Rios llega al congreso nacional para enfrentar la acusación constitucional en su contra en la camara de diputados FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI / AGENCIAUNO

La presentación fue rechazada este miércoles por 84 votos en contra, 49 a favor y dos abstenciones. La votación era uno de los respaldos más bajos que ha logrado un libelo contra un ministro de Estado, lo que, a juicio de varios diputados opositores, abre una profunda reflexión y autocrítica en la derecha respecto del uso de las acusaciones en un futuro próximo.


A pesar de las fricciones que han tenido en el pasado, un inédito “pareo” entre la diputada Maite Orsini (RD) y su par Gonzalo de la Carrera (independiente de derecha) fue una de situaciones especiales que se dieron en la sesión de este miércoles, donde se discutió la acusación constitucional presentada por Chile Vamos en contra de la exministra de Justicia Marcela Ríos (Convergencia Social), debido a su responsabilidad en la entrega de indultos a un frentista y 12 condenados por delitos ligados al estallido social.

Estos pareos (compromiso de dos legisladores de bandos opuestos de restarse de una votación por viajes, problemas de salud u otras razones) al final terminaron empeorando el piso que tenían las bancadas de la UDI, RN y Evópoli para sustentar el libelo.

Sin embargo, la principal causa de la derrota de Chile Vamos fue la decisión del Partido Republicano, representante de la derecha más dura, de rechazar la presentación contra Ríos, con el argumento de que el gran responsable era el Presidente Gabriel Boric y que ella era solo el “chivo expiatorio” de los problemas que hubo en los indultos.

Ello derivó en una situación incluso más especial que el pareo entre Orsini y De la Carrera: gran parte de los republicanos actuaron completamente desalineados con otros grupos de derecha y votaron junto al oficialismo, incluyendo al PC.

Al final, la acusación a Ríos fue rechazada por 84 votos en contra, 49 a favor y dos abstenciones.

La votación era uno de los respaldos más bajos que ha logrado un libelo contra un ministro de Estado, lo que a juicio de varios diputados opositores abre una profunda reflexión y autocrítica en la derecha respecto del uso de las acusaciones en un futuro próximo. “Se acabó la temporada de acusaciones por un largo rato”, admitían en privado algunos diputados de oposición, que creían muy difícil que se entable, por ejemplo, una acción contra el Presidente Boric.

Los 49 votos a favor, incluso, quedaron debajo del piso que logró el libelo contra la exministra del Interior Izkia Siches, que se cayó en la fase de la “cuestión previa” (debate sobre los requisitos de la presentación), donde solo 57 legisladores estuvieron por entrar a la discusión de fondo, mientras que 84 parlamentarios se inclinaron por dar por cerrado el proceso en forma anticipada.

En todo, caso el récord de la acusación con menos apoyo sigue siendo el libelo del PDG contra el excanciller Andrés Allamand, que también fue desechada en la cuestión previa, ya que solo 15 diputados defendieron la presentación.

Para varios dirigentes de Chile Vamos, la postura de los republicanos era un antiguo ajuste de cuentas por la falta de apoyos a libelos iniciados por el partido que lidera José Antonio Kast.

De partida, la acusación a Siches fue promovida por los republicanos, sin embargo, oficialmente Chile Vamos le quitó el piso en su momento.

También fue resistida por Chile Vamos la reciente acusación contra el ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson, igualmente iniciada por los republicanos, pero a poco andar comenzó a perder fuerza luego de que algunos legisladores de RN y la UDI pusieran en duda su apoyo. Al final, Joaquín Lavín (UDI) y Ximena Ossandón y Eduardo Durán (ambos RN) no apoyaron esa presentación.

Por ello, la votación profundizó el quiebre entre las dos almas de la derecha, que ya se venía manifestando en el debate para reabrir el proceso constituyente.

“Lamentablemente los republicanos se dieron una voltereta”, señaló la diputada Flor Weisse (UDI), quien se quejó de que esta acusación se cayó el día en que sus pares de derecha le dieron el apoyo a Ríos

El diputado Miguel Mellado (RN) acusó que los republicanos quedaron como “cómplices pasivos de los indultos”. “Hoy estamos en camas separadas, de todas maneras, va a ser difícil que este matrimonio pueda volver a la cama juntos”.

“El Partido Republicano tendrá que darle explicaciones a la gente de por qué estuvieron con aquellos que dieron indultos y liberaron a delincuentes peligrosos. ¿Por qué estuvieron con el gobierno en esta pasada?”, dijo, por su parte, el diputado y jefe de bancada de RN, Andrés Longton, quien igualmente se declaró “conforme” porque la mayoría de su coalición apoyó la presentación. De hecho, justificó que las ausencias -por viajes o enfermedades- de los diputados de su sector, estuvieron debidamente acreditadas y pareadas.

La reaparición de Ríos

Antes de la votación, con una suerte de “arengazo”, similar a las manifestaciones que realizan hinchas del fútbol para alentar a sus equipos antes de un partido, fue recibida la exministra Ríos, quien llegó pasado el mediodía al Congreso para estar presente en el debate por la acusación.

La extitular de Justicia llegó junto a su pareja, el arquitecto Genaro Cuadros.

A la entrada de la sede del Poder Legislativo la esperaba un grupo de diputados oficialistas y las ministras Ana Lya Uriarte (Secretaría General de la Presidencia) y Antonia Orellana (Mujer), quienes le dieron la bienvenida con aplausos, abrazos y gritos de apoyo.

A esa altura, el optimismo del gobierno de que el libelo se iba a rechazar ya era evidente, lo que se confirmaba, además, por el clima de resignación y desazón que había en Chile Vamos.

En la Sala, Ríos fue acompañada en todo momento por Orellana y Uriarte, además de su abogado José Antonio Viera-Gallo y el nuevo ministro de Justicia, Luis Cordero.

Tras la votación reaccionó emocionada y declaró que “hoy se ha hecho justicia”. “Se ha establecido por esta Cámara que no hemos infringido la ley ni la Constitución y, por el contrario, hemos sido respetuosos de cumplir con todas las leyes y la Constitución”, indicó

Consultada si reconocía “desprolijidades” (situación que en su momento fue argumentada por el propio Presidente para aceptarle la renuncia), señaló que “la votación de esta Cámara ha sido muy contundente para establecer que no se ha cometido ninguna ilegalidad... El gobierno ha expresado y aclarado los dichos, no me compete como exministra hablar en representación del gobierno, pero sí creo que lo que ha ocurrido acá es muy contundente”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".