Toyota Fortuner se renueva y crece en potencia y calidad

El SUV que comparte plataforma con la Hilux recibió ajustes estéticos y un aumento del 16% en la potencia.




Toyota empezó el año cargado a las novedades. Al estreno del facelift de la octava generación de Hilux también se sumó la actualización de Fortuner, el SUV para siete pasajeros que está construido sobre la misma plataforma y que es fabricado en la misma planta argentina que la exitosa camioneta de los japoneses.

El renovado utilitario mantiene las mismas dimensiones, o sea, alcanza 4.795 mm de largo, 1.855 mm de ancho y 1.835 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.745 mm. Los cambios entonces pasan por ligeras modificaciones externas y en el habitáculo que le permitirán entrar a competir de mejor forma en un segmento donde Ford Explorer es el modelo a vencer. Por lo mismo, el objetivo no es menor, y la idea de Toyota Chile es duplicar las 30 unidades mensuales que se vendían en un año normal.

En el exterior, los cambios del Fortuner 2021 son evidentes, con una nueva parrilla, bumper y luces LED, que entrega un conjunto más elegante y moderno. En la zaga también hay luces LED junto a acabados cromados que potencian esa idea de elegancia, mientras por el costado se aprecian nuevos diseños de llantas, de 18′' para la versión SRX y de 17′' en la SR.

En el interior, las novedades pasan por el equipamiento que exhibe un mejor nivel de confort y tecnología disponible. Así, ahora luce una nueva tapicería color negro (de cuero y tela) que reemplaza a la de color café, a lo que se agrega un retoque en el tablero y un nuevo centro multimedia con una pantalla táctil de 9′' que es compatible con Android Auto y Apple CarPlay.

A esto se suman asientos delanteros calefaccionados con ajuste eléctrico, levas al volante, y sensores de proximidad delanteros.

En seguridad, tal como ocurre con Hilux, el equipamiento es generoso, destacando la presencia de siete airbags, control de estabilidad, de tracción, entre otros, dispositivos que le permitieron obtener el máximo de cinco estrellas en las pruebas de la Latin NCAP.

A esto se suma en la variante tope de línea SRX el Toyota Safety Sense, sistema de seguridad que incluye sistema de pre-colisión frontal (PCS), alerta de cambio de carril (LDA) y control crucero adaptativo (ACC).

A nivel motriz, el bloque bencinero de 2.7 litros no tiene cambios, por lo que la versión de entrada continúa con 164 Hp y 245 Nm, con tracción simple y asociado a una caja automática de seis marchas, a un precio de $ 23.990.000.

Más arriba, tres alternativas mantienen el motor turbodiésel de 2.8 litros, pero con ajustes que le permiten pasar de los 174 a 201 Hp (16% más que su antecesor) con un par de 500 Nm (10% más que su antecesor). Los precios para estas alternativas son de $ 27.490.000 ( 4x4 MT6) y $ 28.490.000 (4x4 AT6), quedando la tope de gama SRX con un valor de $ 33.090.000 (4x4 AT6).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.