Ya está aquí la Toyota Tundra más poderosa de la historia

La tercera generación estrena nuevos motores V6 y una inédita plataforma, denominada TNGA-F y que será la que también utilicen las futuras Tacoma y Hilux. El bloque V8 5.7 no va más.




Tal como se anunció, este domingo 19 de septiembre Toyota de Estados Unidos introdujo la tercera generación de la camioneta Tundra. La pick-up más grande de la casa japonesa -enfocada en América del Norte- es una total reinvención, puesto que emplea una nueva plataforma, actualiza completamente la gama de motores y fija nuevas bases para las próximas camionetas que vendrán en el segmento de las medianas. ¿Cómo así? Como se presumía hace dos años, las tres camionetas Toyota -Hilux, Tacoma y Tundra- usarán la base TNGA-F que ahora se estrena en la big size.

Toyota destaca que la flamante Tundra de tercera generación es la más poderosa desde su irrupción en 2000. Razón no le falta, porque el sepultado motor V8 de 5.7 litros que desarrolla 381 caballos, ahora es reemplazado por dos alternativas V6 de 3.5 litros twin-turbo. En su configuración más asequible, la base motriz entrega 389 Hp y 650 Nm, en tanto que cuando el mismo motor se una al sistema de hibridación denominado i-FORCE MAX (un motor eléctrico puesto entre la unidad térmica y la transmisión), logra una potencia de 437 Hp y un destacado torque de 790 Nm (para poner en contexto, la Ford F-150 más fuerte ofrecida en Chile, la V6 3.5L EcoBoost, tiene un torque máximo de 678 Nm, mientras que la Chevrolet Silverado V8 de 5.3 litros entrega 518 Nm). En cualquier caso, la caja es automática de 10 marchas.

La citada mayor fiereza de esta nueva integrante, se corrobora también también en un nuevo chasis de escalera de alta resistencia, una zona de carga de aluminio reforzado y una suspensión trasera multilink. En el mejor de los casos, la Tundra remolca 5,4 toneladas y carga 880 kilos.

En particular, respecto de la suspensión, la firma japonesa dice que al tratarse de una base completamente nueva, se puso énfasis precisamente en este ítem. De esta manera, la inclusión de una suspensión trasera miltilink repercute en un manejo mucho más dócil, que, además, ha permitido a los ingenieros implementar shock absorbers (con triple sellado de aceite) que están fuera de los marcos. La suspensión delantera de doble horquilla también fue revisada.

Por su parte, la Tundra TRD Pro, que sale al encuentro de la Ford F-150 Raptor y de la Chevrolet Silverado ZR2, lleva amortiguadores FOX de 2.5 pulgadas de diámetro. Este sistema permite a la pick-up 1.1 pulgadas más en despeje delantero, respecto de sus hermanas, y llevan reservas adicionales de aceite para situaciones de máxima exigencia. El fluido lleva infusión de politetrafluoroetileno para mejorar la comodidad en la carretera y reducir la fricción.

La exclusiva variante TRD Pro incluye además una nueva barra estabilizadora delantera TRD Pro, elementos de suspensión pintados rojo, placa protectora de aluminio TRD junto con protección adicional para zonas bajas y llantas todoterreno Falken exclusivas.

En materia de infoentretención, el panel de instrumentos analógico con cluster central de 4,1″ es el estándar. Opcionalmente, la Tundra incorpora un panel totalmente digital de 12,3″. Otros destacados son la integración con Apple CarPlay y Android Auto, conectividad Wi-Fi para hasta 10 dispositivos y un asistente activado por voz.

Como la segunda generación saliente, la nueva Tundra se fabricará en San Antonio, Texas. No se informó de precios.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.