Alcaldesa de Maipú: “Dadas las condiciones que nuestra comuna ha vivido (...), es evidente que no se vuelvan a retomar las clases presenciales”

29.05.2020 SANTIAGO LA ALCALDESA DE MAIPU CATHY BARRIGA ENTREGA LAS CAJAS DE EMERGENCIA REPARTIDAS POR EL GOBIERNO A LAS PERSONAS MAS VULNERABLES DE LA COMUNA FOTO: JUAN FARIAS . LATERCERA

Comuna se suma a los municipios de Santiago y Colina, que ya determinaron no retornar a las clases presenciales durante este 2020. Otras, como Providencia, Puente Alto y La Florida, se encuentran evaluando los pasos a seguir.




“Dadas las condiciones que nuestra comuna ha vivido y en general todas las comunas de la Región Metropolitana, yo creo que es evidente que no se vuelvan a retomar las clases presenciales (este año)”, señaló a La Tercera la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga.

De esta manera, la comuna se suma a Santiago y Colina, donde decidieron ya no retornar a las clases presenciales durante este 2020 producto de la pandemia por el coronavirus.

“No me imagino quién puede pensar algo diferente si en ningún país del mundo que ha sido afectado por esta pandemia han logrado hacer efectivo el regreso presencial aún en verano. Entonces creo que es evidente y que además hay un proceso educativo de creación de hábitos y que los niños que justamente están en sus casas han aprendido este concepto y están teniendo un nuevo sistema de clases interiorizándose recién en estos cuatros meses”, argumentó Barriga.

De acuerdo al Plan Paso a Paso, programa de 5 etapas pensado para el desconfinamiento, es en la cuarta donde se podría volver a clases.

El martes el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, señaló que conversó con el ministro de Educación, Raúl Figueroa y con el Presidente Sebastián Piñera sobre la materia y que el retorno sería voluntario. “Me dijo de forma muy clara que el retorno a clases está pensando para la cuarta etapa, para la Apertura Inicial, y va a ser voluntario. Eso es fundamental, van a ser los apoderados los que van a decidir si es que mandan a sus pupilos a clases o no. Eso creemos que es positivo. La subvención a los municipios va a estar garantizada”, aseguró.

Ese mismo día, el ministro de Salud, Enrique Paris, aseguró que los alcaldes que decidieran no retornar a clases presenciales serían “respetados y apoyados”.

Mientras algunos municipios ya tomaron la decisión, otros se encuentran evaluando si volver a clases o no.

Por ejemplo, la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, señaló que se encuentran estudiando un retorno voluntario. “La Municipalidad de Providencia está trabajando en implementar los protocolos y medidas de seguridad propuestas por el Ministerio de Educación en torno al hipotético retorno a clases, cuando las autoridades así lo determinen. Queremos estar preparados cuando nuestros estudiantes regresen a las clases presenciales, pero probablemente optemos por alguna forma voluntaria de asistencia, lo estamos aun estudiando. Mientras tanto, ellos continuarán con la educación a distancia a través de las plataformas disponibles, así como con las clases online de sus propios profesores”.

Por su parte, el alcalde de Puente Alto, Germán Codina, señaló a La Tercera que “es muy prematuro todavía tomar una decisión definitiva y creo que la decisión que se tome, debe tomarse con mucha cautela sobre todo en conjunto con la comunidad educativa, que incorpore la opinión de profesores, apoderados”.

Codina sostiene que “no es el momento de volver, pero no puedo apresurarme y tomar una decisión que considero prematura sin saber cómo evoluciona esto los próximos meses”.

Añadió que de aquí a fines de agosto “deberíamos tener una perspectiva más clara de lo que va a estar pasando en septiembre y octubre. Pero la pandemia nos ha mostrado que es muy traicionera por lo tanto no me apresuro ni en un sentido ni en otro. Pero sí aseguró que en este momento no puede haber clases presenciales”.

Similar postura tiene el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, quien señaló que hay que “ver paso a paso qué ocurre” con la evolución de la pandemia.

“Hay un elemento de juicio que se debe tener sobre la mesa. Cuando la gente empiece a volver al trabajo, muchas familias necesitan los colegios para que su hijo tenga un lugar seguro para permanecer mientras ellos están trabajando”, dijo Carter a este medio, y añadió: “Vamos a tener que equilibrar con buena voluntad e inteligencia entre todos. Yo, personalmente, creo que mientras no haya una vacuna, todo indica que no se puede volver a clases”.

Claramente, todo indica, que no se puede volver a clases hasta el próximo año, pero, tenemos que considerar el elemento de seguridad social para las familias y los niños”.

El jefe comunal de Independencia, Gonzalo Durán, en tanto, afirmó que “para nosotros la prioridad es la salud y la vida de nuestras comunidades o condiciones físicas de los establecimientos. Para garantizar dicho retorno efectivamente vamos a privilegiar las clases a distancia y la contención en nuestras comunidades. Por ello, iniciaremos un proceso de acompañamiento a todos los actores del sistema y muy especialmente un proceso participativo y democrático para tomar una decisión a la brevedad posible”.

Otras comunas que se encuentran evaluando son La Pintana, San Bernado y Renca.

En Peñalolén, la alcaldesa Carolina Leitao dijo que la decisión correspondía al Mineduc y no a los ediles. “La decisión de volver a clases no es de los alcaldes, es del Ministerio de Educación, nosotros somos sostenedores y el ministerio es el que decide cuándo y cómo. Otra cosa distinta es qué opinan los alcaldes respecto de esa decisión. Pero decir yo no voy a volver si el ministerio después decide volver... El alcalde puede entrar en notable abandono de deberes por no hacer lo que tiene que hacer. Más que un debate lo que hay hacer es una discusión en serio respecto de cuáles son las condiciones necesarias para volver o no a clases. Y lo primero es la conversación con las comunidades escolares. Yo no voy a tomar una decisión sin antes preguntarle a los papás, a los profesores y al equipo educativo y también a los niños”, dijo a radio Cooperativa.

Por su lado, el ministro Figueroa ha señalado que dar por cerrado el año en este minuto es una decisión “apresurada” y que “perjudica a los alumnos”.

“Cuando falta un semestre completo para que termine el semestre escolar, bajar los brazos y decir que las escuelas no abrirán es una decisión apresurada que perjudica a los alumnos, tanto en lo socioemocional como en sus posibilidades de seguir entendiendo. Entendemos perfectamente por todo lo que están pasando las familias chilenas, en el contexto general y en el proceso educativo. Y es por eso que nuestro trabajo se centra en dar la seguridad de que cuando las condiciones sanitarias lo permitan las escuelas podrán abrirse y volver a transformarlas en un espacio de reencuentro”, aseguró.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.