Condenan a 15 años de cárcel a empresario Francisco Fuenzalida Calvo por homicidio de José Miguel Uribe Antipani en manifestación de octubre de 2019 en Curicó

El 11 de diciembre de 2019 fue formalizado Francisco José Fuenzalida Calvo, acusado de ser el autor material del disparo que le quitó la vida al joven manifestante José Miguel Uribe en Curicó, en la Ruta 5 Sur la noche del 21 de octubre de 2019. Foto: Alex Beltrán / Agencia Uno.

Además se le impuso una pena de 540 días por porte armas, otra de 41 días por el delito de daños y el pago de 3.327,53 UF, una suma cercana a los 100 millones de pesos, en beneficio del hijo de la víctima, al acogerse una demanda civil de indemnización de perjuicios.




El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Curicó condenó a 15 años de cárcel al empresario Francisco José Fuenzalida Calvo por el homicidio del joven José Miguel Uribe Antipani, ocurrido durante una manifestación la noche del 21 de octubre de 2019 en el acceso sur a Curicó por la Ruta 5.

Además se le impuso una pena de 540 días por porte armas, otra de 41 días por el delito de daños y el pago de 3.327,53 UF, una suma cercana a los 100 millones de pesos, en beneficio del hijo de la víctima, al acogerse una demanda civil de indemnización de perjuicios.

“Las penas corporales impuestas, que totalizan 15 años y 581 días, deberán satisfacerse en forma efectiva, al no reunir Fuenzalida Calvo los requisitos de la Ley 18.216 para optar a una pena sustitutiva, y deberán cumplirse sucesivamente, principiando por la más grave, contándose a partir del día 22 de octubre de 2019, fecha desde la cual se encuentra sujeto en forma ininterrumpida a medidas cautelares privativas de libertad en esta causa”, expone la sentencia del tribunal.

El fiscal Miguel Gajardo destacó que “el tribunal, luego de un extenso juicio que se dio comienzo el día 21 de septiembre del presente año, en que la fiscalía pudo aportar una serie de antecedentes a través de testigos, peritos, prueba documental y evidencia material, logró establecer la existencia de los delitos por los que fue acusado Francisco Fuenzalida Calvo y la responsabilidad de éste en calidad de autor de estos ilícitos”.

El hijo de la víctima tenía un año y medio de edad cuando su padre falleció en el Hospital de Curicó por “impacto de arma de fuego en tórax”. El joven de 25 años era soldador y trabajaba en Santiago, sin embargo, tras el estallido social viajó a estar con su familia en la zona. Su ciudad, al menos ese día, no estaba bajo estado de emergencia, sin embargo había presencia de efectivos militares en la carretera.

La primera hipótesis que se manejó por parte de la fiscalía fue que el presunto autor del delito era el cabo segundo del Ejército, Juan Carlos Reyes. De hecho, días después fue formalizado por ese ilícito. El cabo, quien estuvo en prisión preventiva, no negó haber disparado, pero aseguró que lo hizo hacia el cielo: primero un perdigón, luego su arma de fuego. El caso posteriormente tuvo un importante vuelco. Luego de un peritaje balístico realizado por la PDI, se determinó que el origen de la bala no provino de un fusil de guerra sino que correspondió al arma de un civil.

El 11 de diciembre de 2019 fue formalizado Fuenzalida.

Según la investigación de la Fiscalía del Maule, el día de los hechos, mientras en Curicó se desarrollaban protestas tras el estallido social, el empresario radicado en Lontué transitaba en su camioneta portando una pistola. Al caer la noche, cerca de las 22.00 horas disparó en contra de manifestantes en la Alameda de la ciudad, hiriendo de gravedad a tres de ellos. Minutos después el imputado ingresó a la carretera 5 Sur a la altura del acceso sur a Curicó y “efectuó varios disparos sin causa ni motivo justificado a las diversas personas y vehículos que se encontraban en el lugar producto de manifestaciones ahí existentes, impactando uno de los disparos realizados a la víctima José Miguel Uribe”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.