Siches afirma que Marcel se comprometió a condonar el CAE: se hará en un plazo de 20 años

Las movilizaciones estudiantiles de 2011 impulsaron la demanda de terminar con el CAE.

La próxima ministra del Interior afirma que el titular de Hacienda avanzará en esta medida. La clave para ello será la gradualidad: según el equipo de Boric en materia educacional, la condonación tardará dos décadas y se invertirán US$ 300 millones anuales, aunque otros expertos creen que el desembolso sería mayor. Actualmente, 669 mil personas con CAE están en etapa de pago.


La designación de Mario Marcel como próximo ministro de Hacienda fue vista por varios sectores como una señal de responsabilidad fiscal del futuro gobierno, pero también de moderación en algunas de las propuestas del programa de Gabriel Boric.

De esta forma, varios entendieron que había que despedirse de algunas de las propuestas más radicales del presidente electo, como la condonación del Crédito con Aval del Estado (CAE), por su costosa implementación. Pero la verdad es que eso no está descartado.

“(Marcel) se ha comprometido con el gobierno, incorporando también la condonación al CAE. Entiende que eso es parte de nuestro programa de gobierno y eso es importantísimo”, dijo ayer Izkia Siches, futura ministra del Interior, al ser consultada por el tema en Canal 13.

¿Qué opina Mario Marcel de la condonación? Es difícil saberlo, porque no se ha pronunciado públicamente sobre el tema. Sí conoce cómo funciona el sistema, porque le tocó analizar la creación del crédito cuando él era director de la Dirección de Presupuestos (Dipres), en 2005.

Pero la clave para avanzar en una condonación aceptable para el equipo económico estaría en la gradualidad. El mismo Gabriel Boric dijo en junio, en un debate por las primarias, que tienen la convicción de avanzar en la materia, pero que “no se puede hacer de la noche a la mañana”.

“Tiene que haber un sistema de priorización para la condonación de los pagos. Hoy, además, hay mucha deuda incobrable (…). Creo que tenemos que priorizar, en primer lugar, a las familias que hubiesen podido acceder a la gratuidad”, planteó en esa oportunidad.

El programa de gobierno también apunta en esa línea: dice que buscarán la condonación a través de un “esquema de pagos a largo plazo por parte del Estado, donde la gradualidad sea soportada por las instituciones financieras y no por las personas endeudadas”.

Esto quiere decir que se creará un sistema transitorio y único de créditos -actualmente, además del CAE, funcionan el Fondo Solidario y el Crédito Corfo-, el que será solidario, sin interés y sin la participación de la banca.

Consultada por el tema Alejandra Falabella, académica de la U. Alberto Hurtado y quien integró el equipo de asesores de Boric en materia educacional, dice que “el ministro de Hacienda tiene la labor de generar las condiciones financieras para asegurar las prioridades del programa presidencial”.

“En el caso de educación, la condonación del CAE es, sin duda, una prioridad, que se suma a otros compromisos que requieren un presupuesto importante, tales como la reparación de la deuda docente y el avanzar en mejorar los salarios de las trabajadoras de la educación parvularia (…). Ordenar, transparentar y solucionar el problema del CAE es fundamental, sería irresponsable mantener alargando el problema”, añade.

Pago en plazo de 20 años

La condonación del CAE es importante para Boric, porque el fin del endeudamiento educacional es una de las demandas estudiantiles de más larga data. Es la que posibilitó las movilizaciones del 2011, donde se forjaron los liderazgos de Camila Vallejo, Giorgio Jackson y el mismo presidente.

A partir de 2006, cuando el CAE fue creado, más de un millón de personas han solicitado el crédito para estudiar. De ellas, 669 mil están en etapa de pago, porque 517 mil ya egresaron y otras 152 mil desertaron de sus estudios, pero tienen que pagar igual. Casi 400 mil deudores en etapa de pago pertenecen al primer y segundo quintil de ingresos (los más pobres).

¿Cuánto cuesta la condonación? El propio Marcel lo tendrá que calcular, pero ya hay cifras en la mesa. En la campaña, Boric dijo que se necesitarían US$ 12.000 millones para condonar los tres créditos. “Estamos hablando de un gasto, por una única vez, del orden de cuatro puntos del PIB”, aseguró.

En 2017, Nicolás Eyzaguirre afirmó que condonar el CAE costaría US$ 12 mil millones y el centro de estudios Acción Educar calculó que se requerirían US$ 9.000 millones, equivalentes al 60% del presupuesto que tenía el Ministerio de Educación en 2021.

Según Falabella, la propuesta de Apruebo Dignidad es “un esquema de pago gradual a largo plazo, a 20 años”. En el equipo de asesores calculaban que esto costaría US$ 300 millones al año, aproximadamente, lo que es equivalente a un tercio del presupuesto anual de operación del CAE.

La experta advierte que los cálculos tendrán que hacerse con toda la información disponible, una vez que asuma el gobierno, y que durante la campaña hubo diferencias sobre las consecuencias fiscales que tendría la condonación.

“Puede que haya matices en la propuesta final. Lo importante será mantener el principio de condonación, para poner fin al CAE y crear un nuevo sistema de financiamiento público y solidario, sin la participación de la banca privada”, reafirma.

La Fundación Nodo XXI impulsó la incorporación de esta propuesta en los programas presidenciales del Frente Amplio en 2017 y 2021 y tiene dos propuestas para ello. La primera es que el Estado pague la deuda en un plazo de 25 años, cubriendo el saldo total más 2% de interés anual. Ello requiere $ 173 mil millones, equivalentes al 34% de presupuesto que tenía el CAE en 2021.

El segundo camino es pagar toda la deuda de una sola vez, pero con cargo a la deuda pública del Estado. Se necesitaría emitir un bono soberano equivalente al 1,7% del PIB, que sea financiado a 20 o 30 años, con una tasa fija cercana al 5%, dice el plan.

Para Alejandra Falabella, el CAE es un crédito abusivo y un muy mal negocio para el Estado, por lo que se requiere finiquitarlo. “El Estado ha tenido que recomprar más de la mitad de los créditos, lo que significa que una parte importante del presupuesto anual de Educación debe ir a pagar la deuda a la banca”, añade.

Además, el CAE ha sido una de las principales causas del crecimiento desregulado de la educación superior, con universidades masivas que muchas veces no cumplen con condiciones de calidad, y que han sido cuestionadas por tener lucro encubierto.

Alejandra Falabella, académica de la U. Alberto Hurtado e integrante del grupo de asesores de Boric en educación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.