La brecha salarial que deja la maternidad




Poco se habla de la brecha por maternidad, un fenómeno que no sólo distancia a hombres y mujeres dentro del mundo laboral, sino que además genera desigualdades profundas entre las mismas mujeres que son madre y las que no.

Según la Encuesta Suplementaria de Ingresos 2020, las mujeres en Chile ganan en promedio 20,4% menos que los hombres. Esta realidad, que trasciende a nuestro país, ha sido motivo de estudio por diversos actores que buscan acortar la brecha de género para equiparar la cancha. Sin embargo, una comparación muy poco abordada es la que ocurre entre mujeres con y sin hijos, a pesar de estadísticamente dar cuenta de una realidad igual de grave.

Así, la mujer que es madre debe sortear ambas brechas: primero la discriminación por género, de la que son blanco también las mujeres sin hijos sólo por su potencial maternidad, y luego la que las discrimina por ser mamás. Esta, es la experiencia que relatan cientos de madres que acuden a la Fundación Emma, las que temen que en las entrevistas de trabajo se enteren de que tienen hijos, que se sienten presionadas a aceptar salarios más bajos, con tal de que les ofrezcan el empleo; que no se atreven a pedir un aumento por el pánico que les da perder la fuente de ingreso con la que sostienen a su familia, y que aceptan labores que no se condicen con sus capacidades.

Las leyes laborales han cambiado, es cierto, y desde el filtro inicial de la entrevista laboral el empleador está impedido de hacer preguntas que pudieran demostrar sesgos respecto a la maternidad, como número de hijos, sus edades y si dispone o no de quién los cuide. Aún así, la experiencia que relatan las madres sigue siendo asombrosa y convengamos que aquí sólo estamos hablando del grupo de mujeres que puede acceder al mercado formal, pues a la mayoría no le queda más que trabajar en el sector informal, con los riesgos que significa para ella y sus hijos.

Visibilizar la brecha por maternidad es el punto de partida para impulsar las políticas públicas necesarias y generar conciencia en la sociedad, que permita corregir esta injusticia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.