A dos días de renunciar a Cancillería, Andrés Allamand asume como secretario general iberoamericano

La exautoridad de gobierno fue nombrada el 26 de noviembre de 2021 por consenso por los gobiernos de los 22 países que integran la organización.


A dos días de su renuncia al ministerio de Relaciones Exteriores -en medio de la polémica por un viaje a Europa en momentos que se ha agudizado la crisis migratoria en el norte- el excanciller Andrés Allamand asumió este martes el cargo de secretario general iberoamericano.

“Andrés Allamand ha asumido hoy como nuevo secretario general iberoamericano, cargo para el que fue nombrado el 26 de noviembre de 2021 por consenso por los gobiernos de los 22 países iberoamericanos”, señaló la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) a través de un comunicado.

En el texto se precisa que “el nuevo secretario general iberoamericano ejercerá sus funciones por un periodo de cuatro años, que –según lo dispuesto en el artículo 4 del Convenio de Santa Cruz de la Sierra– podrá ser renovado por una sola vez y que reemplazará a la costarricense Rebeca Grynspan, quien dejó sus funciones en septiembre del año pasado.

El jueves 3 de febrero el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno de España, José Manuel Albares, difundió en sus redes sociales fotografías de la primera “reunión de trabajo” con Allamand, entonces secretario general electo de la entidad que agrupa a 22 países.

La Cancillería entonces informó que la autoridad estaba “haciendo uso de su feriado legal desde el lunes 31 de enero” y que retomaría sus funciones el lunes 14 de febrero.

Al día siguiente el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, reiteró esa explicación y descartó la existencia de “un doble rol” de Allamand en la SEGIB y como titular de Relaciones Exteriores.

Diputados de oposición salieron a criticar la ausencia del canciller en medio de la crisis migratoria y las protestas por la delincuencia en las fronteras de la zona norte.

El domingo 6 de febrero Allamand presentó finalmente su renuncia al Ministerio de Relaciones Exteriores tras una reunión con el Presidente Sebastián Piñera, quien, según fuentes de La Moneda, había evaluado negativamente las repercusiones que el viaje de su entonces canciller trajo al gobierno.

“Hay que admitir y esto lo hemos venido conversando tanto con el Presidente de la República, como con el ministro del Interior, que la situación que acabo de explicar ha originado una serie de críticas que afectan al gobierno del que formo parte y de paso pretenden desacreditar el trabajo de la Cancillería. Asimismo, tales críticas no solo han distorsionado las actividades que ha realizado en el extranjero, sino que han contribuido a tensionar inconvenientemente el clima político, en circunstancias que la serenidad del mismo es lo que más favorece el mejor traspaso”, dijo Allamand tras su dimisión.

El Mandatario, en tanto, se refirió el lunes a la renuncia señalando que cuando Allamand fue electo en la SEGIB “conversamos con el entonces canciller y él iba a asumir su cargo después del 11 de marzo. Sin embargo, dados los hechos que han ocurrido los últimos días conversamos nuevamente y decidimos anticipar su renuncia a la Cancillería para despejar toda duda”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.