Piñera reitera prescindencia a ministros y pide al oficialismo desdramatizar posiciones

Al interior del gabinete hay distintas posturas frente al plebiscito constitucional del 25 de octubre.

Mandatario zanjó el tema en reunión con los secretarios de Estado del comité político, cita en la que reflotó la idea de elaborar un instructivo de cara al plebiscito. La tarde del lunes, además, instó a Chile Vamos a trabajar en los contenidos que “unen” al sector para una Constitución, independiente de las posturas que hay ante la consulta nacional.




Fue uno de los temas que se hablaron latamente durante el comité político que encabezó el lunes el Presidente Sebastián Piñera con sus ministros: la prescindencia que deben o no mantener el gobierno y los secretarios de Estado ante el plebiscito constitucional.

La cita se vio cruzada por las declaraciones que había vertido el canciller Andrés Allamand, quien, junto con reiterar que está por el “rechazo”, profundizó en cinco entrevistas sobre esa materia y enumeró los aspectos negativos que, a su juicio, habrá para el país si gana el “apruebo”.

“El camino del ‘apruebo’ es un camino que, en definitiva, genera enorme incertidumbre”, manifestó el domingo en la noche en TVN, agregando que “¿qué país que está tratando salir de la pandemia, con una situación económicamente compleja, se va a dar el lujo de tener dos órganos deliberativos en circunstancias en las que el Congreso podría hacerse cargo de las tareas de redactar una nueva Constitución?”.

Sus dichos generaron incomodidad en La Moneda, porque la postura del gobierno, hasta ahora, es plantear que las dos alternativas son válidas. Así, la intervención de Allamand generó una molestia en el gobierno que escaló hasta el propio Mandatario, quien -según fuentes de gobierno- le habría hecho saber al titular de RR.EE. que sus declaraciones no fueron oportunas.

Asimismo, sus dichos habrían generado incomodidad también en el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, debido a que podría provocar incertidumbre en el mercado. Esto, debido a que Allamand aludió al escenario económico en caso de que gane el “apruebo”, que es, justamente, la alternativa que La Moneda prevé -debido a las encuestas- que va a ganar.

Las palabras del canciller, de hecho, contrastaban con los dichos del ministro de la Segpres, Cristián Monckeberg, quien dijo el domingo a La Tercera que la prescindencia debía mantenerse. Y sobre ese tema también se refirió el lunes el titular de Defensa, Mario Desbordes, quien manifestó en radio Cooperativa que él iba a mantener la prescindencia que había solicitado Piñera y que no hará campaña.

Así, en medio de las distintas declaraciones de los secretarios de Estado, el Presidente zanjó el tema el lunes en la cita con sus ministros del comité político, fijando tres criterios. Primero, que se mantiene la prescindencia de los ministros, subsecretarios e intendentes; segundo, que los secretarios de Estado pueden decir libremente si están por el “apruebo” o “rechazo” -ya que se sabe la postura de la mayoría-, pero sin salir a defender una u otra alternativa para no polarizar el ambiente y evitar que se les acuse de intervencionismo, y tercero, que no pueden hacer campaña, ni siquiera fuera de horario laboral. Eso sí, los secretarios de Estado podrán participar de actividades privadas.

Con el objetivo de dejar por escrito todas estas indicaciones, tal como se había anunciado también el año pasado, ahora volvió a reflotar la idea de un instructivo.

En el comité político, además, se acordó que el ministro Jaime Bellolio comunicaría esta postura en caso de ser consultado, que fue, justamente, lo que ocurrió en su vocería. “El Presidente nos ha pedido a ministros, subsecretarios, intendentes y gobernadores prescindencia en actos públicos o que signifiquen campaña para uno u otro sentido”, dijo, agregando que “haremos un instructivo especial para dejar muy claros los límites de esta prescindencia”.

Llamado a Chile Vamos

La decisión del Presidente, además, se vio cruzada por las presiones desde los partidos para que los ministros puedan decir libremente sus opiniones y para que el gobierno fije una postura clara ante el plebiscito.

La timonel UDI, Jacqueline van Rysselberghe, señaló el lunes que el Ejecutivo debería optar por inclinarse abiertamente por el “rechazo”, argumentando que es la postura mayoritaria del sector, una idea que es compartida por otros dirigentes. Su par de RN, Rafael Prohens, recalcó que los secretarios de Estado, fuera de horario laboral, “deberían poder hacer campaña”; y que si el gobierno fija una postura, debe ser por el “rechazo”.

En medio de este escenario, Piñera realizó el lunes un discurso en el marco de una jornada de trabajo que encabezó en La Moneda con dirigentes de Chile Vamos. Ahí, según presentes, pidió que “desdramaticemos los dos caminos (‘apruebo’) o (‘rechazo’)” y que “lo que nos une es el puerto de destino”.

El Mandatario pidió dejar de lado las diferencias, argumentando que si bien esas dos opciones los “han dividido”, deben buscar lo que los une, es decir, los contenidos para una Constitución. Esto, según las mismas fuentes, recalcando que más allá de que algunos la quieran modificar o tener una nueva Carta Magna, lo relevante no es el mecanismo, sino el contenido.

Durante el comité político, de hecho, Piñera había pedido a sus ministros que empiecen a trabajar en el contenido para una Constitución, para lo cual el ministro Monckeberg ya se está coordinando con los partidos y espera hacer jornadas de trabajo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.