UDI fija nuevo objetivo: busca interpelar a ministra Orellana tras fallida ratificación de fiscal nacional

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

La influencia que habría tenido la ministra de la Mujer en la designación de la carta presidencial para el Ministerio Público la puso en la mira del partido liderado por Javier Macaya. En paralelo, Chile Vamos arremetió contra la ministra Justicia, Marcela Ríos, y pidió su renuncia.


Fue una idea que comenzó a sondearse este martes, en los pasillos del Congreso en Valparaíso, entre los diputados de la UDI. La posibilidad de interpelar a la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana, se evaluó como una opción luego de un nuevo fracaso del gobierno con el rechazo en el Senado a la nominación presidencial de Marta Herrera para ser la próxima fiscal nacional.

Y si bien el tema abrió un flanco para las ministras de Justicia, Marcela Ríos, y de la Segpres, Ana Lya Uriarte, en el gremialismo vieron una oportunidad de arremeter contra Orellana, luego de que la propia titular de Justicia admitiera que su par de Mujer manifestó su “preocupación” por uno de los candidatos integrados en la quina de la Corte Suprema.

En concreto, Ríos confirmó lo publicado por La Tercera a mediados de noviembre respecto de que Orellana manifestó reparos sobre el fiscal Ángel Valencia, por haber defendido a imputados de delitos sexuales durante el ejercicio de su profesión de abogado. El tema complicó este martes a La Moneda y tuvo a ambas secretarias de Estado dando explicaciones.

Luego de eso, la UDI comenzó a evaluar la posibilidad de iniciar acciones contra la ministra de la Mujer, especialmente considerando que es una de las ministras peores evaluadas en el gabinete. “Estamos convencidos de que otro elemento distorsionador es la ministra de la Mujer, quien vetó un nombre para fiscal nacional, vetó el ingreso al gobierno del cura Felipe Berríos, pero su defensa por el feminismo nada dice con el linchamiento político de la exseremi de Desarrollo Social que fue abandonada. No sabemos la real influencia de Orellana en el comité político, por lo que sería saludable que la ministra pudiese venir a la Cámara a explicar sus políticas de genero”, dijo el diputado Gustavo Benavente, de la Comisión de Constitución.

El análisis en el gremialismo es que Orellana podía ser un nuevo flanco para el gobierno, especialmente considerando que ella es parte del comité político en el corazón de La Moneda y que también es cercana al Presidente Gabriel Boric.

Sin embargo, en Chile Vamos también evaluaron que con este rechazo -al cual se suma a la primera nominación de José Morales como carta a la Fiscalía Nacional- la que queda en mal pie es la ministra de Justicia. Por lo mismo, en el bloque salieron a solicitar su renuncia a la cartera.

“Ha tenido un deficiente desempeño, no solamente porque no ha impulsado que vengan a fortalecer la seguridad de nuestro país, sino porque se ha dedicado a impulsar iniciativas que tienen que ver con la impunidad. Proyectos de indultos, otorgamiento de beneficios penitenciarios de manera dudosa y que nosotros estimamos que claramente hay infracciones legales y administrativas. Le pedimos al Presidente que le pida su cargo a la ministra, que dé un paso al costado”, dijo el jefe de bancada de RN, Andrés Longton.

Mientras que su par de la UDI Jorge Alessandri sostuvo que “el gobierno actuó bien cuando cambió al ministro Jackson, porque no servía para llevar adelante la agenda legislativa. Ya hay muestras de que la ministra de Justicia no está sirviendo para la pega, independiente de que a uno le pueda caer bien o mal, de que esté preparada o no para la pega de ministra de Estado, para tramitación de nombramientos no está sirviendo”.

En un principio se barajaba como alternativa la opción de acusar constitucionalmente a Ríos por la polémica que se desató en Gendarmería de Angol, luego de que un recinto penal concediera un traslado de un preso mapuche tras recibir presiones de parte de grupos radicales que amenazaron de muerte al alcaide.

Ese plan, que evaluaron como oposición durante octubre, se fue diluyendo con los días. Y actualmente en la UDI dicen que es difícil que se acuse a la secretaria de Estado, en momentos en que todos los sectores políticos están negociando cómo darle continuidad al proceso constituyente.

Esto porque está contemplado que este miércoles ingrese una reforma constitucional al Congreso por ese tema, por lo que la idea es evitar tensionar el ambiente. No obstante, el análisis que se hace es que Ríos es una de las ministras más debilitadas del gobierno y que ha recibido críticas desde el mismo oficialismo, por lo que deben seguir fiscalizándola.

En el Senado, en todo caso, hasta el cierre de esta edición no había ambiente de concretar una arremetida opositora contra la secretaria de Estado. Ahí, de hecho, hubo senadores del sector que se abstuvieron, mientras que otros votaron a favor, como Felipe Kast (Evópoli), Rojo Edwards (P. Republicano) o Carlos Kuschel (RN), entre otros.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".