Despertar sus sentidos y estimularlos con el juego: 10 regalos para guaguas

¿Es el primer Día del Niño junto a tu guagua? Dos expertas dan sus consejos para elegir el mejor regalo según su etapa de desarrollo motriz y cognitivo.




Se acerca el Día del Niño —el domingo 15 de agosto— y si están pensando en agasajar a alguna guagua, aquí les dejamos algunas ideas, siempre tomando en cuenta las necesidades de ella para que la compra sea lo más inteligente posible.

0-3 meses

Se podría decir que, en esta etapa, “el cuerpo de la madre o del cuidador principal es el primer ‘juguete’ con el que un bebé interactúa y juega”, dice Caterina Zoffoli, psicóloga infanto-juvenil en Centro Médico Cetep. Es precisamente aquí cuando la guagua “va explorando y dándose cuenta de las consistencias del mundo que lo rodea, pues es importante recordar que en un primer momento el bebé no vive el mundo como algo diferenciado de sí mismo”.

“La voz, el calor, la textura, los olores y otros estímulos asociados al cuidador principal, van personificando la realidad para el bebé”, asegura Zoffoli. Si estamos en búsqueda de un objeto para este pequeño o pequeña, es “fundamental que quienes lo rodean se impliquen afectivamente en el juego, con su cuerpo y su voz, espejando sus gestos”.

¿Qué buscamos? En esta etapa son ideales los juguetes de “estimulación auditiva y visual, asociados a materiales blandos y grandes”, comenta Zoffoli, que recomienda objetos de contraste, móviles, libros o juguetes acolchonados y de tela. También son buena idea los sonajeros o juguetes llamativos en color. La idea es poder incentivar la visión, audición y movimiento de forma gradual.

3 a 6 meses

En esta etapa, la guagua reconoce e integra su imagen corporal progresivamente. Caterina Zoffoli explica que “la dependencia de sus figuras primarias de apego es fundamental todavía para el juego, y la constancia de los objetos va siendo mayor”. Es una fase en la que surge la risa, y por lo mismo todo objeto que “se las potencie la junto a los padres puede ser afectivamente enriquecedor”, puntualiza Zoffoli.

Aquí se sugiere introducir paulatinamente el juego durante el baño. La idea es que el juguete flote y puedan tener olores y sonidos.

“Acercándose al sexto mes se pueden utilizar juguetes, aún de tamaño grande, que puedan introducirse dentro de otro más grande. Los aros apilables también comienzan a utilizarse ya acercándose a los seis meses”, comenta.

6 a 8 meses

En esta fase los bebés comienzan a distinguir entre las personas que reconoce y las que no. Por eso es que comienzan a angustiarse ante la salida de su figura primaria de apego. “Los juegos comienzan entonces a consistir más insistentemente en hacer aparecer y desaparecer objetos, siendo importante para ellos juguetes que permitan este movimiento y juego en conjunto con sus figuras significativas”, comenta Zoffoli.

Es fundamental hablarle al bebé, “manteniendo ciertas formas de conversación con sus balbuceos. Hay juguetes que pueden contribuir a estas formas de conversación con el bebé”, dice la psicóloga. Es aquí donde se ven los primeros “destellos del lenguaje”, por lo que es necesario fomentar estas interacciones a través de lectura de cuentos, títeres y sonidos de animales.

En cuanto a funciones motoras, en esta etapa el bebé estará perfeccionando su movimiento de pinza, “por lo que se interesarán en juguetes con los que puedan poner en práctica esta nueva destreza”, afirma. Cubos de goma, juguetes suaves y acolchados, tarjetas con imágenes, libros didácticos, juguetes con sonido como panderos y cascabeles, pueden ser los favoritos de una guagua en esta etapa.

La advertencia frente a la sobreestimulación

En un artículo pasado, la psicóloga infantil Valeria Woldarski, de @parentalidadchile, señaló que es importante “frenar un poquito la idea de que los niños necesitan mucha estimulación y que el juguete, por lo tanto, tenga que venir con luz, sonido, movimiento o que hable”,

Básicamente, este es un estereotipo de juguete que los padres o tutores debiesen reconsiderar, sobre todo por el tipo de vida y sociedad en el que estamos insertos, “llenos de televisión, pantallas y ruidos; todo eso, la verdad, no favorece a lo niños para un adecuado desarrollo, y no necesitamos llevarlo al juego”. La instancia lúdica es para que el niño logre “introspección, conectarse consigo mismos y con los demás”.

En cuanto a las guaguas, Caterina Zoffoli considera que “en una primera instancia, el contacto corporal con sus padres y figuras de apego no se puede reemplazar con objetos”. Esto quiere decir que “el objeto debe contribuir al contacto y vínculo con los padres, no reemplazarlo, dejando por ejemplo al niño excesivamente solo con sus juguetes”.

Tomando en cuenta estos consejos, realizamos una selección de productos que podrían ser útiles para potenciar el vínculo entre bebés y cuidadores.

Hipopótamo dulces sueños Fisher Price

(De 0 meses en adelante)

Este podrá ser un buen compañero de noches y siestas al reconfortar al bebé con sus luces y sus 30 minutos de sonidos relajantes. Una experiencia que incentiva el desarrollo sensorial y la seguridad de la guagua.


Sonajero morado Bolli

(Para 3 meses en adelante)

Este sonajero potencia el desarrollo sensorial y táctil de bebés y niños. Es suave, elástico y flexible, por lo que es un buen juguete para bebés curiosos que se encuentren en etapa de dentición. También incentiva el desarrollo de habilidades motoras finas, el agarre y la coordinación.


Cascabel de perro Kathe Kruse

(Para 3 meses en adelante)

De tela suave, este juguete es perfecto para manos pequeñas que estén explorando el sonido y el tacto.


Set de 4 cubos de tela Edu-Petit

(Para 3 meses en adelante)

Ideal para guaguas que estén aprendiendo a sentarse y descubriendo el mundo del juego.


Set de baño Hevea

(Para 6 meses en adelante)

Un pato, un pez y una rana podrían ser los compañeros de baño de tu guagua. Está fabricado con caucho 100% natural, son suaves y maleables pero duraderos. Fáciles de agarrar y apretar, incluso para las manos más pequeñas, fomentando el desarrollo de habilidades de agarre y movimiento pinza del bebé.


Alfombra de Juego Sensory Mat Kidscool

(Para 3 meses en adelante)

Un lugar de descanso para tu bebé. Esta es una alfombra de juego cálida y cómoda, diseñada especialmente para estimular los sentidos con elementos sensoriales que el bebé podrá explorar día a día. Puede jugar boca a bajo y desarrollar sus movimientos junto a texturas, señales y sonidos.


Libro sensorial

(Para 3 meses en adelante)

Las expertas indicaron que es necesario fomentar las historias en los niños. A través de este libro podrá sentir y experimentar sus primeros relatos a través de sonidos y texturas.


Set de 12 bloques Tumama

(Para 6 meses en adelante)

Sus primeras construcciones las podrá a hacer con estos cubos que son fabricados con goma suave de PVC, libre de BPA y sustancias tóxicas. Son cubitos que la guagua libremente puede morder, apretar y explorar sin peligro.


Pelota de tela Dactic

(Para 3 meses en adelante)

Suave y de colores. Con esta pelota, conocerá lo que es rodar y podrá tener las primeras nociones de distancia. Contiene un cascabel en su interior.


*Todos los precios de los productos de este artículo están actualizados al 6 de agosto de 2020.

Comenta