Juguetes de madera: regalos para entretenerse y aprender

Su sencillez puede no parecernos tan atractiva, pero esa es justamente su gracia: la simpleza incentiva la imaginación, creatividad y aprendizaje en las niñas y niños. Aquí, una psicóloga infantil nos explica por qué.




El mundo de los juguetes es cada vez más amplio, y sumergirse en él buscando un regalo puede ser abrumador. Es una industria que está en constante expansión, tanto por el lado del merchandising —actualizándose con los personajes de series o películas animadas de turno— como por las innovaciones que surgen en el mercado todos los años.

Pero más que guiarnos por el juguete de moda o por el más tecnológico, el criterio de compra más recomendable es el que se obtiene respondiendo la siguiente pregunta: ¿cuál es el juguete con el que mi hijo o hija tiene más posibilidades de aprendizaje? Una buena alternativa, sugerida por expertos en esta materia, son los juguetes de madera, ya que tienen más potencial de incidir realmente en el desarrollo de los niños.

Impulsan la creatividad e imaginación

“Tienen muchas ventajas asociadas al aprendizaje, al desarrollo de la creatividad y la imaginación”, explica la psicóloga Valeska Woldarsky, de @parentalidadchile. Uno de los aspectos positivos de estos juguetes radica en que “no vienen con una manera de jugar definida o estructurada. Si bien algunos tienen formas, son los niños quienes pueden estructurar cómo van a jugar con ellos”, puntualiza.

Woldarsky es experta en psicología infantil y pone el ejemplo de un carro de madera, sin pintura. El juguete, en esa simpleza, tiene la posibilidad de “ser un carro de bomberos, una ambulancia o solamente un auto. La connotación se la va a dar el niño o la niña”, algo fundamental para potenciar la creatividad, la imaginación y los relatos.

Este tipo de juguetes, dice, “permite trabajar, fomentar y favorecer la resolución de problemas, ya sea mediante la experiencia del niño o también generando historias asociadas a los personajes de las figuritas de madera”.

Atemporalidad

Probablemente, nuestros abuelos y bisabuelos tuvieron tardes completas de entretención con juguetes de madera, y lo bonito es que nuestros hijos y nietos también las pueden tener con los mismos objetos. “Cómo se use depende del niño”, explica Woldarsky. “Incluso, se pueden crear juegos asociados a distintas edades con los mismos juguetes”. Esto facilita que se puedan compartir entre hermanos o primos, “generando así instancias para conocerse y crear vínculos”.

Potencian la motricidad

Construir, apilar o encasillar “permiten fortalecer la motricidad fina”, afirma la psicóloga. En la construcción de una torre, por ejemplo, quitando una pieza o apilándola de forma cuidadosa, hace que el niño pueda practicar sus habilidades constructivas, coordinación mano/ojo y resolución de problemas.

“Esto fomenta el desarrollo de distintas capacidades, como la tolerancia a la frustración o la paciencia. Muchas veces a los niños se les cae la torre, entonces ahí podemos fortalecer el trabajo de la perseverancia”, puntualiza la experta.

¿Qué debo buscar en un juguete de madera?

Como todo tipo de compra, aquí la idea es hacerlo de forma consciente, buscando los mejores atributos que le pueda entregar este tipo de juguete al niño. “Ojalá que esté lo menos intervenido posible, que sea simplemente de color madera”, dice Woldarsky. “Como decíamos antes, esto permite que el niño ponga en ellos los atributos y características que él o ella quiera”, impulsando así su capacidad de relato y creatividad.

Otro punto importante es que “tengan tintes vegetales o no tóxicos, para que los niños o niñas puedan explorar sin riesgos”. Así, si el llega a meterse este objeto a la boca, no va a tener problemas.

También tenemos que “buscar que tengan bordes redondeados, agradables al tacto”, sobre todo si estamos pensando en obsequiarlo a un niño o niña pequeña.

Los cuidados frente a la sobreestimulación

“Es super importante frenar un poquito la idea de que los niños necesitan mucha estimulación y que el juguete, por lo tanto, tenga que venir con luz, sonido, movimiento o que hable”, dice Valeria Woldarsky. Es un estereotipo de juguete que los padres o tutores debiesen reconsiderar, considerando el tipo de sociedad en la que estamos viviendo. “Estamos llenos de televisión, pantallas y ruidos; todo eso, la verdad, no favorece a lo niños para un adecuado desarrollo, y no necesitamos llevarlo al juego”, apunta la especialista.

“Lo que necesitan los niños en el juego es tranquilidad. Son momentos de introspección, para conectarse consigo mismos y con los demás”. Instancias que efectivamente sí te las puede dar un juguete de madera.

Si aún no sabes que regalar para el Día del Niño, y tomando las consideraciones de esta profesional, elaboramos una selección de juguetes de madera para bebés y niños que podrían resultarte útiles.

Mordedor 0+ Suavinex

(Para 3 meses en adelante)

Esta es una buena alternativa para guaguas a las que le están por salir los dientes. Si bien no es técnicamente un juguete, sí es un dispositivo que contribuye al alivio de las encías. Este modelo es de madera de haya, sin ningún tipo de tintes o aditivos. No se astilla y tiene un tacto muy suave.


Elefante de arrastre

(Para 6 meses en adelante)

Para todas las guaguas que se encuentren en etapa de gateo, este tipo de juguete es bueno para potenciar su movilidad y fortalecer sus primeros pasos. A través del arrastre se incentiva a coordinar varias acciones a la vez, como gatear/caminar y tirar del juguete al mismo tiempo. También ayuda a la orientación y a comprender conceptos espaciales, ya que incentiva el calculo de distancias, volumen y velocidad.


Pesca Milagrosa

(Para 3 años en adelante)

Un juego clásico, que probablemente jugaste al igual que tus papás y tus abuelos. Además de la pesca milagrosa, este set incluye pinzas y pelotas para hacer patrones y así potenciar la motricidad fina.


Mini banda 5 en 1

(Para 2 años en adelante)

Con juguetes musicales de este tipo podrás potenciar la creatividad sonora del niño. En este vienen cinco instrumentos de percusión en uno: xilófono, tambor con bastón, un platillo, clapper y el caribeño güiro.


Cubos PlanToys

(Para 18 meses en adelante)

Este juego introduce conceptos lógico-matemáticos básicos, como contar, comparar y ordenar. Además ayuda a comprender la proporcionalidad según tamaño. Están fabricados con madera reciclada y pigmentos naturales.


Bloques curvados PlanToys

(Para 3 años en adelante)

Esta es otra alternativa que estimula la habilidad óculo-motriz en el niño o niña y su imaginación para crear construcciones libremente. El infante tiene oportunidad de comprender conceptos como ordenar, agrupar y relacionar tamaños de figuras circulares. Están fabricados con madera reciclada y pigmentos naturales.


Dominó de oso

(Para 18 meses en adelante)

El objetivo de este dominó es ayudar al oso a enviar su mensaje de amistad. Este tipo de bloques ayuda a los niños a mejorar la capacidad de concentración, la coordinación ojo-mano y la imaginación. La construcción de un laberinto de bloques de dominó puede ser un gran desafío para los niños y el resultado lo gozan grandes y pequeños. Contiene 144 piezas de colores.


Cajita para martillar Baby Way

(Para 18 meses en adelante)

Esta caja incluye figuras geométricas para encajar y un martillo. Se trata de una alternativa del tipo encaje didáctico, que ayuda a estimular la capacidad motriz, visual y auditiva.


40 bloques de madera ToyToy

(Para 2 años en adelante)

Con estos bloques, que incluyen distintas formas geométricas, se le entrega más libertad al niño o niña para crear. Tiene innumerables opciones de construcción, lo que potencia su imaginación y creatividad. Puede hacer casas, puentes, torres, o lo que sea que esté pasando por su fresca mente.


Puzzle de madera para niños Mola

(Para 5 años en adelante)

Un rompecabezas que ayuda a despertar la curiosidad e incentivar la creatividad, ya que a través de estas piezas la niña o niño podrá crear patrones y figuras para formar animales y más. También contribuye al concepto de la simetría lineal y la zona de medición, entre otras cosas.


Jenga

(Para 5 años en adelante)

Un juego transversal y atemporal. A grandes rasgos, el objetivo es retirar bloques de una torre por turnos y colocarlos en su parte superior, hasta que ésta se caiga. Las piezas están numeradas y contiene dados, de manera que se puede jugar con múltiplos y sumatorias, según lo que tú o el niño estimen. En total son 54 piezas de madera.


Kit mecano de aprendizaje Museo Taller

(Para 6 años en adelante)

Son más de 100 piezas —entre madera y tornillos— con las cuales se pueden construir diferentes modelos para armar y experimentar. Con ellas, los niños pueden desarrollar proyectos propios y únicos. Se pueden construir una grúa mecánica, un auto con accesorios, un triciclo o un molino, solo por nombrar algunas opciones, las que vienen con todas las indicaciones necesarias para montarlas. Además, se le pueden incluir artículos que estén en la casa, como cuerdas o telas.


*Todos los precios de los productos de este artículo están actualizados al 4 de agosto de 2020.

Comenta