Antes de que se empiece a tramitar el cuarto retiro del 10% de las AFP el mercado financiero ya siente los efectos y el fondo E retoma las pérdidas

Las tasas largas a inicios de julio registraron sus máximos desde 2017, en parte por los primeros tres retiros del 10%. Pero entre el 5 y 19 de julio retrocedieron 100 puntos base, lo que había generado que el fondo E de las AFP se empezara a recuperar. Sin embargo, desde el 20 de julio las tasas no han parado de subir luego del anuncio de un cuarto retiro, lo que además implica alzas en el costo de créditos hipotecarios.




Hasta ahora, cuando se ha empezado a tramitar un retiro del 10% de las AFP en el Congreso, nunca ha sido rechazado. Así, ya se han aprobado tres y la semana pasada se anunció el inicio de la tramitación de un cuarto giro. Y si bien aún no ha empezado la discusión de este último -se fijó para el 11 de agosto-, el mercado financiero ya reaccionó.

En concreto, si bien las tasas largas habían retrocedido entre el 5 y 19 de julio, en lo más reciente han vuelto a subir. El mercado justamente atribuye estos nuevos incrementos en gran parte al anuncio que hizo la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados sobre el inicio de la tramitación del cuarto retiro del 10%.

Un incremento de las tasas largas implica un alza en las tasas de los créditos, ya sean hipotecarios o de consumo; aumento en el costo de financiamiento para el Fisco; y una caída del fondo E de las AFP.

De hecho, el multifondo más conservador de las administradoras llegó a caer a cifras de dos dígitos (-12,1% al 8 de julio), pero luego se había empezado a recuperar gracias a la baja momentánea que registraron las tasas largas, por lo que alcanzó a ganar 4,13% entre el 8 de julio al 21 de julio, con lo que redujo las pérdidas del año a -8,5% al 21 de julio. Sin embargo, los incrementos recientes de las tasas largas nuevamente tienen al fondo E bajando 11,32% en lo que va del año (al 29 de julio).

Jorge García, gerente de inversiones de Nevasa, comenta que “a pesar de que los resultados de las primarias sorprendieron de forma favorable al mercado, dejando fuera una de las agendas mas extremas, lo que auguraba un buen desempeño para los mercados locales, las nuevas intenciones de patrocinar un proyecto de retiro de fondos de las AFP por parte de algunos diputados han vuelto a poner presión sobre los activos nacionales. Vale recordar que la habilidad de vender activos de alta liquidez, es decir, sin afectar los precios, es cada vez menor para las AFP”.

García dice que “en paralelo, el performance del fondo E, el más expuesto a Chile, ha sido muy negativo para el nivel de riesgo propuesto, por lo que probablemente también se ha visto presionado en cuanto a cambios de fondo. Ambos efectos han golpeado al mercado, impulsando aún mas arriba las tasas de interés”.

El economista jefe de BICE Inversiones, Marco Correa, lo argumenta así: “Vimos que las AFP participaron en las licitaciones de papeles de Hacienda que se hicieron en julio, lo que ayudó a disminuir las tasas. Sin embargo, fuera de eso se mantiene su ausencia en otras operaciones del mercado secundario. A lo anterior se suma la posibilidad de un cuarto retiro. Estos factores hacen que hayan vuelto a aumentar las tasas locales”.

Según la economista de EuroAmérica, Martina Ogaz, “las tasas largas del mercado de renta fija han vuelto ha registrar alzas, principalmente esta última semana luego que se conociera la fecha de comienzo de discusión de un cuarto retiro de fondos de las AFP -entre otros proyectos que van en la misma línea-, lo que afecta directamente a las tasas más largas de curva, mercado que se ha resentido notoriamente luego de los tres retiros de fondos previsionales desde mediados del año pasado”.

Ogaz agrega que, “particularmente, se ven alzas en la curva tanto a nivel nominal como en UF desde plazos a 10 años, aunque destaca el alza de los papeles denominados en UF, donde atribuimos un mayor castigo del mercado luego que se conociera el calendario de colocaciones de Hacienda para este trimestre donde predominan las licitaciones en UF”.

En tanto, Sergio Lehmann, economista jefe de Bci, sostiene que “las tasas han vuelto a subir, reconociendo que la incertidumbre sigue presente, lo que se reconoce en el premio que hoy incorporan. Incide además que el Fisco deberá continuar emitiendo montos importantes de bonos durante el segundo semestre, de forma de financiar un déficit fiscal que para el año se va a situar en torno a 7%. Los ruidos que provoca la discusión en el Congreso de un cuarto retiro de fondos de pensiones contribuye también en el alza más reciente”.

Cabe recordar que en mayo el presidente del BC, Mario Marcel, dijo que “cada retiro no es una mera repetición de lo anterior, en cada retiro se van volviendo más difíciles algunas cosas”.

El alza de las tasas

Fue el 21 de julio cuando el presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, Marcos Ilabaca, publicó en su cuenta de Twitter lo siguiente: “Porque estoy consciente de la necesidad de las familias chilenas haré todo lo posible para que PRONTO discutamos el #cuartoretiro”. Unos días después le puso fecha y hora: 11 de agosto a las 15 horas empezará la tramitación.

De esta manera, si bien los bonos del Banco Central a 10 años en UF (BCU 10) habían logrado retroceder 100 puntos base (pbs) en unas dos semanas, pasando desde el 2% que marcaron el 5 de julio (cuando tocó sus máximos desde el 14 de diciembre de 2017), hasta 1% el 19 de julio, desde el 20 de julio las tasas largas no han hecho más que subir y el 30 de julio llegaron a 1,57%, lo que significa un alza de 57 puntos base en un par de semanas.

Adicionalmente, este nivel está lejos del mínimo histórico que tocó el BCU 10 en febrero de este año, cuando estuvo en -0,65%. El incremento que han registrado las tasas largas desde febrero también se debe, además de los primeros tres retiros del 10%, a la incertidumbre institucional y política que hay en el país, según han advertido anteriormente los economistas.

Los bonos del Banco Central en pesos a 10 años (BCP 10) han tenido un comportamiento similar: el 5 de julio llegaron a 4,98%, luego bajaron a 4,11% el 19 de julio, pero desde entonces han subido y el 30 de julio se ubicaban en 4,44%.

Con todo esto, las tasas de interés promedio de los créditos hipotecarios no han tenido respiro y han venido subiendo sostenidamente desde el 2,31% que registraron en marzo, llegando a 2,92% en la semana entre el 16 y 23 de julio, según la última información disponible del Banco Central. Eso sí, estos niveles siguen siendo bajos.

También se ha visto un alza en el costo de financiamiento de los bancos tras los retiros de fondos previsionales y el alza de tasas del Banco Central. El 26 de julio la tasa TAB nominal a 30 días – que pretende reflejar el costo de fondo de los bancos en pesos para ese plazo, es decir, cuánto le cuesta al banco conseguir los recursos para luego prestarlos vía créditos– estaba en 0,61%. Para 90 días ascendió a 0,95%, a 180 días en 1,39% y la de 360 días en 1,96%. En todo los plazos el dato implica un salto: el 30 de junio esas mismas tasas estaban en 0,32%, 0,61%, 0,94% y 1,47%, respectivamente.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.