JP Morgan advierte que los inversionistas extranjeros ven que el mercado chileno podría haber sobrerreaccionado frente al escenario político actual

JP Morgan advierte que los inversionistas extranjeros ven que el mercado chileno podría haber sobrerreaccionado frente al escenario político actual

En un informe, señalaron que uno de los elementos claves de esta percepción, es que el candidato Gabriel Boric se ha moderado y podría continuar en esa senda en caso de ser electo, tal como ha ocurrido en otros países, como Perú. JP Morgan también estima que existe alguna posibilidad de que José Antonio Kast sorprenda en las elecciones, aunque los inversionistas ven que hay pocas posibilidades de que el candidato de Apruebo Dignidad sea derrotado.




“El interés en Chile se ha disparado durante los últimos días, después de que vimos que la mayoría de las clases de activos del país perdían valor significativamente en las últimas semanas”. Así comienza un informe de JP Morgan publicado este martes, donde señala que si bien los inversionistas han tenido una mirada muy pesimista sobre Chile, hacia adelante eso parece empezar a cambiar por el lado extranjero.

El documento recuerda que las tasas de interés, el riesgo país, el peso chileno y las acciones locales, habían tenido un mal desempeño en el último tiempo, mostrando una significativa corrección en sus precios, en especial desde inicios de septiembre.

Y detalla que “este sentimiento negativo con respecto a los activos chilenos ha sido impulsado principalmente por la política, en nuestra opinión, con una mezcla de políticas negativas de corto plazo (como la discusión del cuarto retiro del fondo de pensiones y una acusación constitucional contra el presidente Piñera) y el ruido que surge de la carrera presidencial, donde el candidato de izquierda Gabriel Boric aparece como el más competitivo en una segunda vuelta, según la mayoría de las encuestas”.

Bolsa de Santiago es una de las plazas bursátiles de peor desempeño del mundo

Así las cosas, JP Morgan señala que si bien siguen con una perspectiva “neutral” sobre Chile, “reconocemos que la reacción reciente del mercado podría estar incorporando precios en un escenario excesivamente negativo. Esto ha generado un mayor interés por parte de los inversionistas sobre el mercado accionario chileno, particularmente de los extranjeros”, señala el informe.

Agrega que “si bien el alto nivel de incertidumbre lleva a la mayoría de ellos a permanecer en un modo de ´esperar y ver´, el consenso está comenzando a equilibrarse en el lado positivo. Las preguntas (que hacen los inversionistas) se refieren principalmente a cuáles son las posibilidades de que Gabriel Boric no gane las elecciones dado el fuerte impulso reciente del candidato de derecha José Antonio Kast y también a las posibilidades de que el candidato de izquierda modere su programa en caso de que gane”.

El dólar no para de subir
El dólar superó la barrera de los $ 800 pese al fuerte aumento del precio del cobre.

De todas maneras, JP Morgan señala en el informe que, “a cuatro semanas de las elecciones, el escenario sigue siendo muy líquido y el mercado de valores probablemente se verá impulsado por las tendencias de la carrera presidencial y el resultado del cuarto proyecto de ley de retiro de fondos de pensiones”.

El análisis de las elecciones presidenciales

En el frente de las elecciones, las dos preguntas principales que JP Morgan dice haber estado recibiendo por parte de los inversionistas son: ¿Cuáles son las posibilidades de que Boric sea derrotado? Y por otro lado, si Boric gana, ¿Cuáles son las posibilidades de que modere su programa?

Respecto a la primera pregunta, JP Morgan señala que “la mayoría de las encuestas muestran que Boric ganaría en la segunda vuelta a prácticamente cualquiera de los candidatos. En nuestra opinión, eso es lo que el mercado está incorporando en los precios actualmente. Dicho esto, el escenario ha estado muy líquido en las últimas semanas y se han producido cambios relevantes”.

Esto ocurre porque “el candidato de derecha Kast ha ido ganando un impulso significativo y por segunda semana consecutiva se ubica como el favorito en términos de preferencia de voto en la primera vuelta”.

Los candidatos presidenciales

El informe recuerda que en las elecciones recientes en Chile, en octubre de 2020, hubo cerca de un 80% de votos a favor de una nueva Constitución, “y una débil representación de la derecha en las elecciones de mayo de 2021 en la convención constitucional, elecciones de alcaldes, concejales y gobernadores”. Esto, a juicio de JP Morgan, presenta “un escenario desafiante para un candidato que representa esta parte del espectro político”.

Sin embargo, también “reconocemos que el momentum en política es muy relevante y en muchas ocasiones ha arrojado resultados sorprendentes. En este sentido, el impulso de Kast es muy fuerte, pasando del cuarto al primer lugar en un mes, reduciendo su rechazo -según la última encuesta de Cadem- en un 15% (alcanzando niveles muy similares en comparación con el resto de candidatos líderes), y convirtiéndose igual de competitivo en una segunda ronda contra Boric en comparación con los otros candidatos principales, Sichel y Provoste”.

De todas maneras, señalan que el feedback de los inversionistas sobre este punto es bastante conservador. “El consenso es que las posibilidades de que Boric sea derrotado son bajas y, en consecuencia, este sería un evento muy sorpresivo para el mercado”, afirma el informe.

Gabriel Boric lidera los sondeos presidenciales

Sobre la segunda pregunta, con respecto a una posible moderación de Boric, “nuestra opinión es que de alguna manera esto ya está ocurriendo. Ya sea por estrategia política o por convicción, hemos visto al candidato de izquierda elogiar la designación del presidente del Banco Central, Mario Marcel, para un segundo mandato; proponer una implementación gradual de algunas de sus políticas (como el aumentos de impuestos); moderando su opinión en algunos asuntos como cambiar los tratados bilaterales y asegurar que las cuentas de capitalización individual de los fondos de pensiones no serán nacionalizadas”.

En este punto, JP Morgan señala que los inversionistas “extranjeros tienden a tener una visión más positiva, a partir de ejemplos regionales de presidentes que han llegado al poder con programas radicales pero que basado en el impacto que tienen en las variables macro financieras, se ven obligados a moderarse”. Allí señala que el presidente Castillo en Perú es utilizado a menudo como ejemplo de esta situación.

“En nuestra opinión, este es un elemento clave de por qué los inversionistas creen que el mercado podría haber sobrerreaccionado al escenario político actual”, concluye JP Morgan.

Menos posibilidades de que se apruebe el cuarto retiro

JP Morgan señala que el cuarto retiro ha aparecido en todas las conversaciones que ha tenido con más de quince inversionistas en los días recientes, principalmente por lo que podría significar para las acciones locales.

En ese sentido, detalla que si bien los fondos de pensiones para los retiros anteriores han vendido principalmente renta fija local y renta variable extranjera, “la percepción es que esta vez, si es que se aprueba, un nuevo retiro podría forzar la desinversión de algunos de los cerca de US$ 11.500 millones en renta variable nacional que tiene el sistema en acciones chilenas”.

De todas maneras, JP Morgan recuerda que el proyecto fue aprobado por la Cámara y ahora se espera su votación en el Senado, pero señala que se desconoce si la reforma logrará el 60% de los votos requeridos para su aprobación, aunque “declaraciones recientes de dos senadores de la oposición indican que votarán en contra, lo que dificulta que el proyecto de ley alcance el umbral”.

Senadores de la Comisión de Constitución aprueban idea de legislar el cuarto retiro de AFP solo con votos de oposición
Comisión de Constitución del Senado aprueba idea de legislar el cuarto retiro

Es por esto que el informe señala que creen más probable que los senadores introduzcan cambios que moderen el impacto negativo de la iniciativa, en cuyo caso el proyecto de ley volvería a la Cámara Baja para ser reevaluado bajo los nuevos términos.

Y dice que “incluso si se aprueba una nueva versión (o la actual), creemos que es probable que el Presidente vete la ley, lo que implica que volvería a ambas Cámaras del Congreso, lo que requeriría un quórum de 2/3 para su aprobación. Incluso si después del veto se vuelve a aprobar el proyecto de ley (poco probable en nuestra opinión, ya que el proyecto de ley obtuvo solo los votos justos en la Cámara Baja para ser aprobado con un 60%), el Ejecutivo podría llevar el proyecto de ley al Tribunal Constitucional (TC)”.

En ese sentido, recuerda que el TC declaró inconstitucional el segundo retiro y decidió no pronunciarse sobre el tercero. “En resumen, todavía vemos altas posibilidades de que el proyecto no sea aprobado, mientras que en el lado negativo creemos que su resultado final podría retrasarse, incluso hasta después de la primera o segunda vuelta de las elecciones”, detalla.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.