La renta variable empieza a asimilar la guerra en Ucrania y la Bolsa de Santiago es la que más sube en el mundo a un mes de la invasión rusa

El indicador VIX de la Bolsa de Chicago, el denominado "índice del miedo", se instaló en sus máximos en un año. La plaza chilena acumula un retorno superior al 13% desde el inicio de la guerra. Los mercados bursátiles de Latinoamérica lideran en el mundo versus las pérdidas de los europeos.




La invasión rusa en Ucrania provocó pánico en las bolsas mundiales y los inversionistas partieron a la velocidad del rayo hacia los activos refugio como el oro y el yen japonés. El denominado índice del miedo (VIX) se disparó a máximos de 14 meses con el arranque de las hostilidades y se instaló en máximos de un año.

Sin embargo, luego de un mes de enfrentamientos, con un triste saldo de 1.035 víctimas fatales, según la ONU, la renta variable empieza a adaptarse a la guerra, pese a que aún está muy lejos un alto al fuego.

En efecto, las acciones que agrupa el índice MSCI ACWI (mercados de países desarrollados y emergentes) sale de las pérdidas y acumula un alza de 2,4% desde el inicio de la guerra. Las bolsas de países latinoamericanos, beneficiados por el alza de las materias primas, suben mucho más: 10,5%.

Pero entre todas las plazas bursátiles del mundo, una destaca por sobre todas: la de Chile. En efecto, la Bolsa de Santiago es la de mejor desempeño y acumula un alza de más de 13%. Le siguen la Bolsa de Lima (8,7%), Bogotá (8,4%), Sao Paulo (8,2%) y México (7,9%), todas plazas de la región.

“En el caso de la bolsa, hemos tenido una recuperación importante en las últimas semanas, que se ha ubicado entre las mayores en el mundo”, dijo el ministro de Hacienda, Mario Marcel, en el marco de un seminario de BTG.

“Pero sabemos que la bolsa es la primera en responder, es la que responde con mayor volatilidad a noticias de toda índole, pero creo que lo que es interesante destacar de todos estos indicadores (tipo de cambio, tasas de largo plazo y bolsa) es que ha tendido, a medida que se han ido despejando, en primer lugar, los procesos electorales, la conformación del gobierno, la agenda del gobierno, han tenido a moderarse estas percepciones de riesgo”, agregó.

Sólo en la jornada de hoy, el IPSA logró un salto de 2,33%, convirtiéndola en la segunda de mejor rendimiento en el día, de acuerdo a los registros de Bloomberg.

Este desempeño contrasta con el rendimiento de las plazas europeas, que no logran salir del terreno de las pérdidas desde el inicio de la invasión.

“Los países latinoamericanos podrían terminar siendo uno de los pocos ‘ganadores’ de toda esta situación”, dijo a Bloomberg hace algunas semanas Brendan Mckenna, estratega de divisas de Wells Fargo Securities en Nueva York, a propósito del alza que estaban mostrando las monedas latinoamericanas en medio del conflicto.

A la espera de mayores novedades en torno a la reunión de la OTAN en Europa, el indicador VIX de la Bolsa de Chicago ya acumula una caída de 21,73%.

Materias primas

Pero quizá donde más se ha sentido la guerra es en el mercado de las materias primas. Rusia es uno de los mayores productores de petróleo y gas del mundo, y las sanciones aplicadas por Occidente, entre ellas el embargo petrolero de EEUU y Reino Unido, han disparado los precios a máximos desde 2008.

El barril superó los US$ 100 hace rato y acumula un alza de 25% promedio, mientras que el gas, que mostró alzas intradía sin precedentes, sube 37% en todo este periodo.

En medio del temor por la estabilidad de la cadena de suministros, los metales industriales también han tenido semanas récord. El aluminio, el níquel y el cobre lograron precios jamás antes vistos en estos tiempos de guerra. El metal rojo ya acumula un alza de 4,2%.

El trigo es otra de las materias primas sensibles. Claro porque la guerra interrumpió el suministro de Ucrania que es conocido como el granero de Europa. El trigo ya sube 22,7% desde la guerra y el maíz lo hace en 9,8%.

Esto ha elevado el precio de los alimentos por sus efectos en la elaboración. El efecto dominó de todo esto es el alza del precio del pan, que en Chile ya supera los $ 2.000 por kilo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.