Reforma tributaria creará dos tramos para el pago de un nuevo impuesto a los altos patrimonios

Mario Marcel con Claudia Sanhueza

Hasta ahora, según quienes han escuchado la propuesta que presentará esta semana el ministro de Hacienda, el primer tramo consideraría montos patrimoniales de entre US$ 5 millones y US$ 15 millones. El segundo tramo superaría los US$ 15 millones. El impuesto se ubicaría entre el 1% y el 2%, pero la cartera aún estaría definiendo las tasas finales que propondrá. La reforma consideraría, además, un aumento del impuesto a la ganancia de capital.




La reforma tributaria en preparación por parte del gobierno ya está en sus líneas finales. Desde fines de la semana pasada, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, ha comenzado a compartir sus contenidos principales con el resto de los ministros, en una reunión de gabinete realizada el viernes de la semana pasada; ex titulares de la cartera de Hacienda, ayer martes, y parlamentarios oficialistas, este miércoles.

El objetivo principal sigue siendo el mismo: recaudar cerca de 4,3% del PIB con la reforma en régimen.

La autoridad aún no ha precisado el número de proyectos que se ingresarán al Congreso, pero ha anticipado que al menos serán tres. El primero y más importante, será el que contendrá medidas contra de la evasión y elusión, exenciones y los cambios en materia de impuesto a la renta, al patrimonio y desintegración del sistema tributario. Esta iniciativa, llamada el “corazón de la reforma”, representa cerca del 70% de los US$ 12 mil millones extra que busca recaudar en régimen el cambio estructural en materia tributaria y será ingresada por la Cámara de Diputados, siendo analizado por la comisión de Hacienda.

Uno de los aspectos que contendrá este proyecto es una materia que ha estado en discusión desde hace dos años al menos en el Congreso es la creación de un nuevo impuesto a los altos patrimonios. En junio de 2020, diez diputados entonces de oposición -entre los cuales estaban los actuales ministro Giorgio Jackson y Camila Vallejo- establecía lo siguiente: “Quedará gravado con una tasa de dos coma cinco por ciento (2,5%) el patrimonio bruto de las personas naturales con domicilio en Chile, titulares de bienes y derechos, en Chile o en el extranjero, al 31 de diciembre de 2019, equivalentes a un valor igual o superior a veintidós millones de dólares americanos”.

La actual estructura de la reforma tributaria que se presentará esta semana considera dos tramos, revelan personas que han escuchado la arquitectura de la reforma. El primer tramo fijaría un nuevo tributo para los patrimonios que se ubiquen entre los US$ 5 millones y los US$ 15 millones, aproximadamente. El segundo tramo gravaría a los patrimonios personales de quienes sobrepasen los US$ 15 millones.

Y aunque aún no está determinado con precisión el monto de la tasa que deberían pagar aquellas personas afectas al tributo en creación, el primer tramo pagaría un monto más bajo, cercano al 1% del patrimonio declarado.

Impuesto a la ganancia de capital sube

Otra modificación que consideraría la reforma es el aumento de la tasa de la ganancia de capital, un tributo que se modificó a comienzos de año durante la discusión del financiamiento de la nueva Pensión Garantizada Universal (PGU). Las operaciones bursátiles estuvieron exentas del pago de impuestos durante una década.

La denominada Reforma al Mercado de Capitales (MKI) del año 2001 estableció la exención del impuesto a la renta para las ganancias de capital proveniente de la enajenación de acciones con presencia bursátil.

En septiembre de 2021, el presidente Sebastián Piñera envió un proyecto que proponía gravar esas operaciones con un monto de 5%, entre otras medidas, para financiar la PGU, que se aprobó en enero de 2022. En diciembre, una indicación del Ejecutivo elevó la tasa a 10%. Según estimó Hacienda a comienzos de este año, en régimen este tributo aportaría a las arcas fiscales una cifra anual de $ 86.121 millones.

La tasa de 10% podría volver a ser aumentada en la actual reforma tributaria en preparación, trascendió: ahora el gobierno pretendería elevar ese monto a un 22%, en línea con el impuesto a las personas, que con la desintegración del sistema promediarán esa cifra.

La reforma considera la modificación de las tasas más alta del impuestos al global complementario, que pagan las personas por sueldos, salarios y pensiones.

Hoy el sistema tributario considera siete tramos en el impuesto a las personas, con tasas marginales que parten en 4% y se elevan hasta 40%. Las rentas mensuales por hasta las 13,5 UTM, que hoy se ubica en $ 786.348, están exentas del pago a ese impuesto y, según cifras del Servicio de Impuestos Internos, beneficiaban al cierre del 2020 al 75% del total de los contribuyentes. En 2005 eran el 84%.

La reforma tributaria que anunciará Marcel en los próximos días elevaría las tasas de los tramos de ingresos más altos. A julio de 2022, según el SII, las rentas mensuales de entre $ 5,2 millones a $ 6,9 millones están afectas a una tasa marginal de 30,4%, con una tasa efectiva de impuestos de 15,57%. El tramo siguiente, de $ 6,9 millones a $ 18 millones, paga una tasa marginal de 35% y efectiva de 27,48%, mientras que sobre los $ 18 millones, el tributo asciende a 40%.

Sigue también en Pulso PM

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.