Bank of America aumenta sus proyecciones de inflación para Chile ante la debilidad del peso y por el bono invierno

Además, el banco reafirma su proyecciones de que el peso chileno se puede fortalecer en caso de que se rechace la nueva Constitución el próximo plebiscito.


Bank of America espera que el Banco Central de Chile no detenga sus alzas de la tasa de política monetaria y estiman que este ciclo comience a revertirse en mayo del próximo año. Además, el banco aumentó sus expectativas de inflación para este año debido a la debilidad del peso chileno y a las ayudas anunciadas por el Gobierno para este invierno.

“Esperamos otra subida de 50pb en la reunión de septiembre , y agregamos una subida de 25pb en octubre a un máximo de 10,50%, al tope del corredor del IPOM de junio. Esperamos que el ciclo de corte comience gradualmente en mayo, hasta una tasa del 8 % en diciembre de 2023″, dijo Bofa por medio de un informe.

El texto también espera que en el IPOM de septiembre, el Banco Central retrase los recortes de tasas previamente previstos para diciembre de este año, “dada la mayor persistencia de la inflación y los choques recientes”.

Por otra parte, el banco calificó el alza de tasas del Banco Central como un mensaje “de línea dura” al estar por sobre las expectativas de la última encuesta y destacó que el organismo habla de nuevas subidas de gran aumento si es necesario.

Inflación

Respecto a la inflación, Bofa elevó su proyección de 11% a 11,5% para este año y mantiene su proyección de 5,5% para el 2023. En esa línea, la entidad estima que la inflación interanual llegará a 13% para agosto.

“Notamos que el Banco Central reconoció la alta incertidumbre interna como un factor detrás de la debilidad del peso chileno ( notamos que el traspaso del peso chileno a la inflación se considera mayor cuando surge de factores idiosincrásicos ). La divisa chilena ha subido un 16% en los últimos 30 días, cerca del máximo histórico en $1.008, lo que genera mayores expectativas de inflación”, resalta el texto.

Además, la entidad dijo que el estímulo fiscal adicional, que viene de las ayudas anunciadas por el Gobierno para el invierno, impulsará la demanda. Esto, debido a que Bofa estima que los hogares de bajos ingresos tienen una “alta propensión al consumo”.

“Pensamos que tiene que ser un factor importante (para la inflación), dado que el consumo ya es demasiado fuerte y queda un gran exceso de liquidez en las cuentas corrientes. También para agosto está prevista otra subida del salario mínimo”, agrega el informe, que destaca que le pareció curioso que el Banco Central no haya mencionado una expectativa del consumo a la baja para el segundo semestre .

Bofa también precisó que realiza sus proyecciones en la creencia que la nueva Constitución será rechazada en el próximo plebiscito para aprobar o no dicho texto. En caso de que se continúe con el actual texto constitucional, la entidad ve que el peso chileno podría fortalecerse.

Sigue también en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.