Sergio Lehmann, economista jefe de Bci: “No veo que los pilares que han permitido el desarrollo en las últimas décadas estén en riesgo”

Sergio Lehmann, economista jefe de BCI Estudios. -En la imagen, Sergio Lehmann Posando para la Tercera seccion Negocios. Fotos: Alexander Brown/ La Tercera SERGIO LEHMANN BERESI - RETRATO - ENTREVISTA - ECONOMIA

Lehmann agregó que "habrá incertidumbre, pero será acotada. De todas formas, no perdamos de vista que la crisis sanitaria va a continuar marcando los desarrollos en los próximos trimestres".




El economista jefe de BCI Sergio Lehmann tiene una mirada positiva de lo que será el proceso de redacción de una nueva Constitución. Para él, el hecho que todo esto proceso se vaya canalizando por la vía institucional, aislando los hechos de violencia, es positivo para la actividad económica.

Debido al mayoritario apoyo que tuvo el Apruebo, ¿hay mayor incertidumbre por los cambios que se puedan hacer a elementos económicos como el Banco Central, derecho a propiedad entre otros?

-Más que el porcentaje de votos que alcanzó el Apruebo, lo realmente relevante tiene que ver con que fue un proceso bien llevado, con alta participación. De esa forma, se refuerza el camino institucional, que ha permitido encauzar de buena forma la crisis social. Los sectores más radicales comienzan a ser aislados, lo que permite enfrentar los problemas del país a través del diálogo, buscando acuerdos. Hubo un porcentaje relevante de personas cercanas al gobierno que expresaron su opción por una nueva Constitución. No veo que los pilares fundamentales que han permitido el desarrollo de la economía chilena en las últimas décadas estén en riesgo.

Ministro de Hacienda: “Ha habido un distanciamiento entre el sentir ciudadano y el mundo político, y es grave e importante enmendarlo"
Cambios al modelo y más deuda, los riesgos tras el plebiscito que ven en bancos de inversión y clasificadoras
S&P y el proceso constitucional: “Pretende solucionar aspectos donde el modelo económico ha tenido rezagos”

El sector empresarial y algunos economistas han afirmado que lo importante, para dar certidumbre al mercado, es la conformación de quienes redactarán la nueva Constitución, ¿cuál es su visión al respecto?

-Es cierto que es importante la conformación de delegados que van a redactar la nueva Constitución. De cualquier forma, el quórum de 2/3 que se ha establecido para la definición de su articulado, da garantías de que va a predominar el consenso, la búsqueda de acuerdos, lo que permitirá contar un marco legal que interprete al grueso de nuestra sociedad.

¿Cómo se debería administrar la incertidumbre para que no impacte las expectativas y el crecimiento?

-Habrá incertidumbre, pero será acotada. De todas formas, no perdamos de vista que la crisis sanitaria va a continuar marcando los desarrollos en los próximos trimestres. En lo que al proceso constitucional se refiere, es importante reforzar los mensajes que apuntan a alcanzar acuerdos y abrir espacios de diálogo constructivo y respetuoso.

¿Cómo se relaciona o debe convivir el proceso de la nueva Constitución con el escenario de recuperación?

-La recuperación ha comenzado, aún en forma incipiente. Esperamos que hacia los próximos trimestres se advierta con mayor fuerza, en línea con la reapertura de la economía. Ello no debería verse mayormente afectado por el proceso constitucional que hemos iniciado. La inversión privada se irá recuperando en forma más bien lenta, dada la incertidumbre vigente, especialmente asociada a la pandemia. El crecimiento va a ser liderado por la inversión pública y los sectores exportadores, recogiendo un escenario global más favorable en 2021.

Ahora, ¿el hecho de que todo el malestar ciudadano se vaya canalizando por la vía institucional puede ser positivo para las expectativas?

-Ciertamente es positivo. Fuimos testigos de un proceso muy bien llevado y altamente participativo, que reafirma el camino que hemos tomado para resolver la crisis social. Los sectores más radicales y violentos van siendo aislados, lo que contribuirá a mejorar las expectativas respecto de lo que viene.

¿Todo este proceso puede afectar el riesgo país o eso dependerá más de otro tipo de variables, como la violencia?

-No veo que el proceso afecte el riesgo país. Se lee más bien positivamente que la crisis social, por momentos muy violenta y disruptiva, se canaliza a través de mecanismos institucionales. Esto es bien mirado desde el exterior. La nueva Constitución debería, al mismo tiempo, alinearse con un objetivo claro en materia de sostenibilidad fiscal.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.