Cómo una fiesta de cumpleaños de una adolescente se transformó en pesadilla; el Covid te puede matar en un avión y el enjuague bucal protege del virus: tres cosas que aprendimos del coronavirus esta semana

La menor de 16 años realizó una gran celebración pero algo salió mal: además de tener coronavirus, era lo que los científicos llaman una "superpropagadora". Revisa también en nuestro resumen semanal cómo una mujer murió en el pasillo de un avión a causa de la enfermedad y el poder protector de los enjuagues bucales.




1. Cómo una fiesta de cumpleaños de una adolescente se transformó en pesadilla

Cada vez hay más evidencias del tremendo poder de los los llamados “superpropagadores”, personas que pueden generar un alto número de contagios de Sars-CoV-2, muy por sobre el promedio de cualquier paciente.

En EE.UU. se han documentado varios de estos casos, como el de una menor de 13 años, que después de unas vacaciones con cinco familias durante tres semanas, fue capaz de contagiar a 11 personas.

Ahora la prensa de ese país documentó un nuevo caso, esta vez el de una adolescente de 16 años de Nueva York, cuya fiesta de cumpleaños en un centro de eventos, en el que participaron 81 personas, terminó con 37 de ellas contagiadas.

De los contagiados, 29 asistieron a la fiesta, la que se llevó a cabo en un centro de eventos llamado Miller Place Inn el pasado 25 de septiembre. Según las autoridades, al menos siete de los contagiados fueron contactos domésticos, mientras que un caso fue un contacto cercano de alguien que asistió a la fiesta, dijeron los funcionarios.

El recinto donde se realizó el cumpleaños.

Funcionarios de salud del condado de Suffolk fueron notificados después de “varios” casos positivos de Covid-19 en el distrito escolar de Sachem, que alberga 14 colegios, a uno de los cuales asiste la menor. La lista completa de invitados a la fiesta, que conformaban 81 personas, incluía 49 estudiantes y 32 adultos, todos los cuales fueron puestos en cuarentena preventiva, tuvieran o no la enfermedad.

“Esta fue una violación atroz y debería servir como un claro recordatorio de las consecuencias que existen por desobedecer los protocolos Covid-19”, dijo el ejecutivo de condado de Suffolk, Steve Bellone, en un comunicado.

En términos médicos, un evento de “superpropagación” es cuando “el número de casos transmitidos es desproporcionadamente alto en comparación con la transmisión promedio”, explicó a la BBC en julio el Dr. Abraar Karan, médico e investigador de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la U. de Harvard.

Estos pacientes son capaces de contagiar 10, 15 y hasta 20 personas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), han dicho que “los niños y adolescentes pueden servir como fuente de brotes de Covid-19 dentro de las familias, incluso cuando sus síntomas son leves”.

El infectólogo Rodrigo Cruz, director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la U. de Valparaíso (UV), también advirtió del peligro de estos “superdiseminadores”, después de la gran concentración de personas el pasado 18 de octubre en la Plaza Italia, con motivo de la conmemoración del primer aniversario del llamado Estallido Social.

“La presencia en estas multitudes de los denominados spreader o 'súperdiseminadores´, personas -muchas veces asintomáticas- que tienen la capacidad de contagiar más que el infectado promedio. Son personas que a través de las gotículas que expelen transmiten una carga viral mayor y por eso son capaces de contagiar a más, aún al aire libre. Se estima que un infectado promedio puede contagiar el virus a otras dos a tres personas, pero un súper diseminador es capaz de traspasárselo perfectamente a una ocho o eventualmente a más”, aseguró el infectólogo de la UV.

2. El Covid te puede matar en un avión

En un atemorizante desenlace, que sorprendió a todos los pasajeros de un avión comercial, una mujer de unos 30 años murió de Covid-19 mientras estaba en un avión a punto de despegar de Arizona a Texas, según informaron autoridades de EE.UU.

Aunque el accidente ocurrió el 25 de julio, funcionarios del condado de Dallas solo reconocieron el incidente el domingo pasado, cuando finalmente se certificó que su muerte fue a causa del coronavirus.

La mujer, que solo fue identificada como residente de la ciudad de Garland, en Texas, murió mientras el avión aún estaba en la pista en Arizona y ella preparaba su regreso a casa, relató al sitio BuzzFeed News, Lauren Trimble, funcionaria del condado de Dallas.

Las autoridades confirmaron que la pasajera tenía otras complicaciones de salud, además del Covid. “Se volvió difícil para ella respirar y trataron de darle oxígeno. No tuvieron éxito y ella murió en el pasillo del avión”, dijo el juez del condado Clay Jenkins en una entrevista con NBC DFW. Murió en el avión cuando este aún estaba en la pista de despegue.

Foto referencial.

Jenkins señaló que la mujer contrajo el virus mientras estaba en Arizona y dijo que su muerte fue un recordatorio de que no hay restricción de edad en el Covid, lo que coincide también con la mediática muerte de Dmitriy Stuzhuk, un fisiculturista ucraniano de 33 años con 1,1 millones de seguidores en Instagram, quien negaba la existencia del coronavirus y terminó falleciendo por esta enfermedad.

“Recomendaría encarecidamente a las personas que no piensen que son invencibles de Covid porque no creen que están en una categoría de alto riesgo”, dijo.

Si bien es más difícil que las personas de 30 años y sin problemas de salud subyacentes mueran a causa del coronavirus, también son susceptibles a la enfermedad y pueden transmitirla a las personas mayores, lo que puede ser potencialmente fatal, como demuestran estos dos últimos casos.

3. El enjuague bucal protege del virus

Estudiar el posible poder antiséptico de los enjuagues bucales sobre virus infecciosos no es una idea nueva. Hace tiempo que los investigadores han corroborado el poder de estos productos para aminorar el efecto de algunos patógenos, por lo que en medio de la pandemia no sorprendió que varios investigadores vieran su poder en el coronavirus.

Fue lo que hizo un grupo de científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Pensilvania, que en un estudio publicado en la revista científica Journal of Medical Virology, mostraron que el enjuague bucal puede proteger contra los coronavirus.

Productos de la marca Listerine o similares podrían inactivar más del 99,9% de un virus similar al que causa el Covid-19 con solo 30 segundos de exposición, señaló la investigación.

Colgate mouthwash is pictured on sale at a grocery store in Pasadena, California January 30, 2014. Colgate-Palmolive Co, the world's largest toothpaste maker, reported a better-than-expected quarterly profit as cost cuts offset the negative impact of a stronger dollar. Colgate's gross margins rose in the fourth quarter as it cut costs by negotiating better lease terms with suppliers, using cheaper raw material and reducing packaging material in products. REUTERS/Mario Anzuoni (UNITED STATES - Tags: BUSINESS)

“Los datos sugieren que si tiene un virus en la boca, lo mataría” y podría reducir su capacidad de transmitirlo a otras personas, dijo Craig Meyers, investigador principal del estudio, que también comprobó que enjuagues nasales e incluso shampoo para bebé diluido, también inactivan una forma de coronavirus humano.

Debido a que ambos virus son genéticamente similares, los científicos esperan que los resultados sean los mismos en el actual Covid-19.

Las pruebas revelaron que todos los productos eran eficaces para inactivar el virus, aunque la extensión de los efectos variaba entre productos y dependía de cuánto tiempo los productos estuvieron en contacto con el virus.

“Con tiempos de contacto de uno y dos minutos, la solución de shampoo para bebé al 1% pudo inactivar más del 99%, y más del 99,9% o más del virus, respectivamente”, señalaron los investigadores.

Entre los enjuagues bucales, muchos de los productos probados inactivaron el 99,99% del virus después de 30 segundos, y cuando los tiempos de incubación aumentaron más que eso (1 y 2 minutos), los investigadores no pudieron detectar ningún virus infeccioso restante en las células.

Sebastián Ugarte, jefe de la unidad de pacientes críticos de Clínica Indisa, señaló en una nota del fact checking de La Tercera, que el enjuague bucal, así como también un correcto higiene de la boca, que incluye el lavado de los dientes, “podría servir, aunque desde luego son estudios pequeños aún”. Ugarte explica que esto ocurre porque se “disminuye la carga viral bucofaringea”.

Meyers dice que incluso, si el uso de estas soluciones pudiera reducir la transmisión en un 50% del coronavirus, “tendría un gran impacto”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.