Fact Checking: ¿Rafael Nadal sufrió consecuencias debido a la vacunación de coronavirus? ¿El Covid-19 tiene una patente?

Rafael Nadal, tenista español.

Según versiones de redes sociales, el tenista presentó problemas respiratorios durante su último partido y que el virus podría estar patentado. Revisa la veracidad de estas informaciones.


Rafael Nadal sufrió consecuencias debido a la vacuna Covid-19

El tenista español Rafael Nadal se vio afectado por dolencias en el pecho durante su último partido, correspondiente a la final del campeonato de Indian Wells, en Estados Unidos. Pero en redes sociales se comentó que se debía a la vacuna para el coronavirus.

Pero esto no fue así. El deportista, ganador de 21 torneos de Grand Slam, en realidad sufrió una lesión en las costillas, que lo tendrá por lo menos un mes fuera de las canchas.

Los falsos mensajes fueron difundidos a través de la red social Telegram, y compartidos más de 24 mil veces. “BOMBAZO RAFA NADAL. DECLARA ESTAR SUFRIENDO SÍNTOMAS CLÁSICOS DE LOS EFECTOS ADVERSOS DE LAS ‘VACUNAS’”, decía el texto. El propio Nadal aclaró los motivos de su lesión en Twitter (ver a continuación).

Beatriz Arteaga, directora de la Escuela Técnico Nivel Superior Enfermería de Universidad de Las Américas, también considera que es falso, porque, si bien se produce una sintomatología, se evidenció que está asociada a una lesión costal, “es una fisura que presentó el deportista, y que no tiene ninguna relación con el proceso de vacunación que él recibió”.

Las lesiones costales se producen por fatiga, estrés y golpes, establece la académica, “en este caso al parecer fue por las dos primeras, debido al alto rendimiento en el ejercicio que él realiza. Estas fisuras se presentan con un dolor torácico importante, con un tope inspiratorio. Se comprobó que la sintomatología que tuvo fue debido a esta problemática, y que no tuvo relación con la vacuna”.

Recordemos que las vacunas sí producen ciertos efectos secundarios, pero son de otro tipo, “como por ejemplo, lo más común que se ha presentado en la población, es la reacción local en el sitio de punción”, añade Arteaga.

El Covid-19 tiene una patente

Varias publicaciones en redes sociales, como Facebook y Twitter, han planteado repetidamente durante los últimos días la misma pregunta. Si el virus fue espontáneo, ¿por qué tiene patente? Sin embargo, esto es falso. Tal patente en realidad no existe.

Arteaga establece que esto no es real. “No existe evidencia científica confiable que pueda avalar esta aseveración, dado que el coronavirus no es una creación humana. Actualmente tenemos hipótesis de su origen, y sabemos que nació de la vida silvestre, al igual que muchos otros agentes patógenos emergentes”.

Los coronavirus son una familia de virus y microorganismos que tienen una distribución en la naturaleza que han estado presentes desde hace muchos años, y son responsables, por ejemplo, de los resfríos comunes. “Existen algunos eventos importantes de coronavirus, como en 2002, cuando emergió uno en China llamado SARS, que tuvo un total aproximado de 8.000 casos y presentó una mortalidad de 10%, luego en 2012 surge el MERS en Medio Oriente, que es otro coronavirus, que produjo un síndrome respiratorio. Tuvo alrededor de 3.000 con una alta mortalidad, cercana al 40%”, señala Arteaga.

En 2019, como ya sabemos, en Wuhan, se detecta primariamente en los trabajadores del mercado de animales de la ciudad, este nuevo SARS-CoV-2, que finalmente fue el causante de la pandemia mundial que hemos vivido. “Sabemos que es una zoonosis, y algunos postulados describen que podría ser transmitida por las deposiciones de los murciélagos, otras describen que tal vez podría ser por el consumo de civeta de las palmeras, y existen otras hipótesis también sobre su origen”.

Lo que sí sabemos, recalca Arteaga, “es que se transmite de humano a humano. Dados estos argumentos, puede decir que no existe tal patente, porque este microorganismo no es una creación humana”.

Revisa todos nuestros fact checking en este link.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.