Gabriela Burdiles, especialista en derecho ambiental y la opción de mantener la temperatura mundial bajo los 1,5 C°: “Esta COP es la prueba de fuego”

A días de viajar a Glasgow, la abogada de ONG FIMA señala que esta conferencia será clave para saber si el mecanismo decidido en el Acuerdo de París para poner freno al aumento de la temperatura va a funcionar o no. Burdiles destaca el sentido de urgencia de la COP26: “Debemos actuar ahora para aplicar reducciones inmediatas y profundas de las emisiones de los gases de efecto invernadero”.


La abogada Gabriela Burdiles, máster en Derechos Humanos y Medio Ambiente de la London School of Economics and Political Science, tiene lista las maletas para partir a la ciudad de Glasgow, donde hasta el 12 de noviembre se realizará la 26° Conferencia de las Partes que realiza Naciones Unidas. Esta será su quinta experiencia en estas reuniones. “En las primeras COP no entendía mucho cómo funcionaban”, dice Burdiles, quien también es directora de proyectos en ONG FIMA. “El gran aprendizaje en las COP ha sido la importancia de trabajar en alianza con otras organizaciones ambientalistas y en grandes redes para entender la información y poder analizar y comunicar lo que está sucediendo en estas negociaciones que son tan complejas”.

Pese a que cumbre anterior -que debía realizarse en Santiago y que finalmente se efectuó en Madrid- no tuvo una mayor trascendencia en términos de los resultados o avances de la negociación, para esta abogada la COP25 fue importante para las organizaciones chilenas. “Significó un esfuerzo importante de levantar temáticas desde la realidad de Chile con sus zonas de sacrificio ambiental y de toda América Latina, y de movilización de la sociedad civil, lo que permitió una articulación que perdura hasta el día de hoy, bajo el nombre de ‘Sociedad Civil por la Acción Climática o SCAC’”.

Fundición de Codelco en la zona. Foto: Dedvi Missene.

Para Burdiles, las urgencias de esta conferencia están a la vista: “Este año ha sido particularmente notoria la cantidad de desastres y eventos climáticos extremos que suceden en todas partes del mundo y la información científica recorre todos los noticiarios, donde se nos explica que la causa es el cambio climático y los gases que emitimos a la atmósfera. Hoy la información está más cercana a las personas y hay más conciencia de los efectos del cambio climático y de la urgencia de tomar acciones para impedir un peor escenario. Creo que también la movilización de los estudiantes de todo el mundo hace unos años tuvo mucho que ver en esa mayor conciencia del problema”.

Respecto de las expectativas que existen sobre los resultados de esta COP2, la abogada explica que, “en primer lugar, se espera que se cumplan todos los compromisos que quedaron postergados durante 2020, como la presentación de contribuciones nacionalmente determinadas (NDC) o compromisos ambiciosos de mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero de todos los Estados parte del Acuerdo de París, sobre todo de aquellos que más contribuyen al problema, como Estados Unidos. Además, se espera que los países ricos o desarrollados cumplan su compromiso de financiar 100.000 millones de dólares anuales para acción climática de mitigación y adaptación, tal cómo se había acordado desde 2020″.

Lo que viene

En el inicio de la conferencia que se realiza en Glasgow, la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, hizo entrega oficial de la presidencia de la instancia a Reino Unido. “Yo creo que nos sirvió tener la presidencia porque el Ministerio del Medio Ambiente recibió mucho apoyo, recursos y cooperación”, asegura Burdiles. “Por ejemplo, para poder elaborar la nueva NDC, la Estrategia Climática de Largo Plazo, el proyecto de Ley Marco de cambio climático, etc. Además, se conformó un Consejo Científico Asesor. Es decir, pienso que facilitó que pudiéramos recibir mayor cooperación internacional y también apoyo político para impulsar medidas e iniciativas de cambio climático, pero en términos de la negociación internacional, creo que durante este período no fueron muchos los cambios que se generaron”.

La presidenta de la COP25, Carolina Schmidt, cede la presidencia de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático al presidente de la COP26 , Alok Sharma, en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña

Para la abogada de ONG FIMA, lo que está en juego en Glasgow es la posibilidad de alcanzar la meta de mantener la temperatura mundial por debajo de los 1,5 Cº. “Diría que esta COP es la ‘prueba de fuego’ para saber si el mecanismo para ello, decidido en el Acuerdo de París, va a funcionar o no. Esto, porque bajo el Acuerdo de París, firmado en 2015, los estados parte se comprometen a mantener el calentamiento entre 2 y 1,5 Cº, pero no los obliga a tomar ninguna medida específica respecto de sus emisiones. Para ello, el Acuerdo exige que cada país elabore sus propios NDC, que deben ‘reflejar su mayor ambición posible’ y que se deben actualizar cada 5 años. El plazo para presentar las NDC actualizadas era el año pasado en la COP26 y muchos países no lo hicieron debido a la pandemia”.

La experta en derecho internacional agrega que este año, “el mecanismo de las NDC ha cobrado aún más importancia, ya que, en agosto, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU emitió su informe que ya ha sido calificado como ‘Código Rojo’ para la humanidad por el secretario de la ONU, donde se advierte que de seguir la trayectoria actual de emisiones, el mundo se calentará en 1,5 ºC el 2030, es decir, en menos de 10 años, mucho antes de los proyectado. Por eso es que debemos actuar ahora para aplicar reducciones inmediatas y profundas de las emisiones de los gases de efecto invernadero. Sin embargo, de acuerdo con el último informe de síntesis de la secretaría de la Convención Marco de UN de Cambio Climático, con las NDCs presentadas hasta ahora, la temperatura mundial aumentaría en 2,7 Cº a finales de siglo, lo que será catastrófico si no hacemos un cambio ahora”.

Foto: Reuters

Burdiles destaca que en las COP se ha visto una tensión permanente entre países desarrollados y países en desarrollo, y que para resolver ese punto es muy importante que se hagan anuncios en materia de financiamiento para mitigación y adaptación por parte de los países más ricos, para dar apoyo a los países más afectados por el cambio climático y que son menos responsables. “También se requieren compromisos de reducciones importantes por parte de los países desarrollados para liderar la transición energética y también utilizar los mecanismos de cooperación internacional disponibles en el Acuerdo para trabajar con países en desarrollo en adaptación y mitigación. Por último, se requiere avanzar en el mecanismo permanente sobre pérdidas y daños, bajo el denominado tercer pilar del Acuerdo de París, que tiene que ver con los impactos del cambio climático que no es posible mitigar o implementar la adaptación, incorporando un mecanismo de financiamiento y asistencia para los países y comunidades más vulnerables”.

Los acuerdos que surgen de las COP son como una hoja de ruta que marca las acciones de los distintos gobiernos. En esa línea, hace unos días BBC reveló cómo algunos países están tratando de cambiar un informe científico fundamental sobre cómo abordar el cambio climático. La filtración revela que Arabia Saudita, Japón, Australia, Argentina y Brasil se encuentran entre los países que piden a la ONU que minimice la necesidad de dejar de usar rápidamente de los combustibles fósiles. “Esta información da cuenta de la enorme presión que existe respecto de la industria que predomina en dichos países y que puede verse reflejada también en la escasa ambición y compromisos de las NDCs de esos países. Esto no es nuevo en la historia de las negociaciones y es algo que lógicamente tensiona y puede llegar a frustrar los avances de la COP. Sin embargo, este año hay una presión adicional al ser Reino Unido el anfitrión, con Estados Unidos de vuelta a las negociaciones y en este sentido es evidente que van a querer mostrar algún resultado concreto como sea”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.