La esperanza del científico que desarrolló la vacuna de Pfizer: la normalidad podría volver el próximo año

Ugur Sahin. FOTO: Reuters

Ugur Sahin, director ejecutivo de BioNTech dijo estar muy seguro de que la transmisión entre personas se reducirá con una vacuna eficaz lo que resultaría un freno “dramático” de la propagación del virus. Y eso, asegura, podría ocurrir en 2021.




Uno de los científicos detrás de la vacuna experimental contra el coronavirus desarrollada por BioNTech y Pfizer dijo el domingo que confiaba en que podría reducir a la mitad la transmisión del virus, lo que resultaría en un freno “dramático” de la propagación del virus.

El profesor Ugur Sahin, director ejecutivo de BioNTech de Alemania, dijo que era “absolutamente esencial” tener una alta tasa de vacunación antes del próximo otoño (primavera de 2021 en el hemisferio sur) para garantizar el regreso a la vida normal el próximo invierno (diciembre de 2021).

“Si todo sigue yendo bien, comenzaremos a entregar la vacuna a fines de este año, comenzando el próximo”, dijo Sahin. “Nuestro objetivo es entregar más de 300 millones de dosis de vacunas hasta abril del próximo año, lo que podría permitirnos comenzar a tener un impacto”.

Estoy muy seguro de que la transmisión entre personas se reducirá con una vacuna eficaz, tal vez no en un 90%, pero tal vez en un 50%”, dijo.

Pfizer y BioNTech dijeron la semana pasada que los resultados provisionales mostraron que la vacuna era 90% efectiva para prevenir que las personas se enfermaran por Covid-19, aunque aún no tienen suficiente información sobre seguridad y calidad de fabricación.

Ugur Sahin, CEO and cofundador de BioNTech. FOTO: Reuters

“Lo que es absolutamente esencial es que obtengamos una alta tasa de vacunación antes del otoño / invierno del próximo año (primavera/verano en el hemisferio sur), por lo que eso significa que todos los enfoques de inmunización y vacunación deben lograrse antes del próximo otoño”, dijo Sahin.

Los desarrolladores de la vacuna analizaron 94 infecciones registradas hasta ahora en un estudio que ha inscrito a casi 44.000 personas en los EE.UU. y otros cinco países.

Sahin y su esposa Ozlem Tureci fundaron BioNTech en la ciudad de Mainz, en el oeste de Alemania, en 2008. BioNTech ahora vale 25.800 millones de dólares (21.800 millones de euros), más que el mayor prestamista de Alemania, Deutsche Bank.

Frontis de BioNTech en Mainz, Alemania. Foto: Reuters

Habiendo identificado planos de vacunas prometedores, la compañía formó una sociedad en marzo con el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.