¿Zoom lo angustia? ¿Twitter lo enoja? Estudio analiza las emociones virtuales de los chilenos frente a 10 aplicaciones en cuarentena

Foto: Reuters

Una investigación de la UDP registró la digitalización afectiva en el país durante el periodo de confinamiento mostrando cómo algunas aplicaciones están reemplazando la cercanía y emociones físicas en este contexto.




¿Qué emociones le despierta el omnipresente Zoom? ¿Qué sentimos al ojear Facebook? ¿Cuál rol juega hoy WhatsApp en nuestras relaciones? Esas preguntas buscó responder un estudio hecho en el marco del magíster Territorio y Paisaje de la UDP, que buscaba territorializar fenómenos relacionado con el Covid-19.

Ante este desafío Valentina Fierro, diseñadora industrial y alumna de este magíster, indagó en las nuevas formas de relacionarse durante la pandemia, reemplazando el afecto físico y las emociones a través del mundo digital mostrándole a sus encuestados 10 aplicaciones: Zoom, Twitter, WhatsApp, Instagram, Facebook, Netflix, Youtube, TikTok, Tinder y Grinder. “Después fui averiguando las emociones que cada aplicación le evocaba en las personas”, cuenta.

“Cuando se pregunta por las emociones generadas durante la cuarentena por el confinamiento, usualmente se repiten conceptos como ansiedad, nostalgia y tristeza, pero esto cambia cuando se lleva a las aplicaciones. Las que generan emociones asociadas a efectos negativos son Zoom y Twitter, y todo el resto generan emociones positivas. Eso es interesante”, dice Maximiliano Millan -arquitecto, magíster en territorio y paisaje y académico de la UDP-, quien asocia estos resultados a los planteamientos del filósofo surcoreano Byung-Chul Han y su tesis de la sociedad del cansancio.

Las preguntas -hechas a mediados de mayo- estuvieron enfocadas al trabajo, el ocio y las emociones. El 73% de los encuestados declaró estar en teletrabajo o estudiando de sus casas. Cuando les preguntaron por la emoción que más sentían en cuarentena, un 90% dijo ansiedad, el 70% nostalgia y un 54%, tristeza.

Los resultados mostraron que la gente asocia a Zoom con la ansiedad (41%) principalmente; Twitter con el enojo (23%); WhatsApp con la cercanía (75%); Instagram con la diversión (79%) y Facebook con el aburrimiento (52%). Pero no fue todo, a Netflix, Youtube y TikTok se les asoció a la entretención (87, 83 y 50%, respectivamente), y a Tinder y Grinder -ambos sitios de citas-, con el desconocimiento en 32 y 61%, respectivamente.

“Me llamó la atención que había aplicaciones con un comportamiento dual en las personas -dice Valentina Fierro-. Por ejemplo, con Zoom es extraño que algo te pueda unir y dar rabia a la vez”.

Una persona utilizando la aplicación Zoom. Foto: REUTERS

Fierro explica que esa aplicación de videollamadas fue la más usada para estudiar o trabajar, lo que cree que explica su calificación negativa. En el caso de Twitter opina que eso ocurre por ser una aplicación donde se entregan opiniones, lo mismo -considera- causa que Facebook sea vinculada con el aburrimiento. “La gente no quiere ‘calentarse la cabeza’, quiere momentos de ocio con algo que los divierta y sea más ligero para mirar”, opina.

El estudio también sirvió para ver que ciertas tendencias de redes sociales que se dieron en el extranjero en Chile no se replicaron. Por ejemplo, Tinder en otros países fue muy descargado durante el encierro, pero acá no. “En nuestro país el escenario es muy distinto al mundial y la gente no está interesada en conocer personas durante la pandemia. Lo único que le interesa es fortalecer los lazos ya establecidos con su familia o amistades”, explica Fierro.

Otro aspecto que le llamó la atención a Fierro fue que las aplicaciones favoritas para contactos familiares resultaron ser WhatsApp, Instagram, Facebook y Zoom, pero para vincularse con su pareja nadie declaró usar Zoom. “Las aplicaciones cumplen el rol de fortalecer los lazos afectivos que ya no pueden ser físicos, sino que ahora entran a un mundo más virtual, y también son herramientas que te permiten trabajar y estudiar a la vez”, explica Fierro, quien encuestó a 80 personas de la Región Metropolitana de 18 a 60 años.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.