La continuidad de Lollapalooza en el Parque O’Higgins se definirá a través de una consulta ciudadana

El Concejo Municipal de Santiago resolvió esta tarde que, ante los cuestionamientos de algunos concejales contra la producción, serán los vecinos de esa comuna quienes votarán si el festival seguirá realizándose o no en el mismo recinto donde se hace desde 2011.



Esta tarde, en la última sesión de su Concejo Municipal, la alcaldía de Santiago resolvió que la continuidad del festival Lollapaloza en el parque O’Higgins será sometida a una votación ciudadana.

De esta forma, serán los propios vecinos de la comuna quienes decidirán si la próxima versión del evento, fijada para marzo de 2022 y con un cartel que incluiría a artistas como Foo Fighters y Miley Cyrus, seguirá realizándose o no en el mismo recinto donde se hace desde 2011.

En una votación telemática en la que participaron los diez concejalas de Santiago y la alcaldesa Irací Hassler, quien se abstuvo de dar su voto, se determinó por ocho votos a favor y una abstención que el destino del espectáculo y su continuidad en el predio será determinada bajo esta modalidad.

“Me parece muy relevante que hoy los concejales y concejalas señalen que deba ser la ciudadanía directamente la que pueda definir esto. Más democracia siempre es mejor. Ha sido muy relevante poder escuchar distintos elementos, y también exigir los elementos que corresponden por parte del municipio”, comentó durante la sesión la alcaldesa Hassler.

Junto con esto, el Concejo recalcó durante la sesión que antes de seguir adelante con la citada consulta ciudadana, se le exigirá a la productora Lotus comprobar que ha cumplido con todos los trámites y pagos correspondientes a la alcaldía, así como asegurar que seguirá cumpliendo con estos aspectos.

“Ha sido muy relevante poder escuchar distintos elementos, y también exigir los elementos que corresponden por parte del municipio”, comentó en la reunión la alcaldesa Hassler, quien indicó que “según nuestro análisis la ordenanza 94 no ha sido correctamente aplicada en años anteriores”, refiriéndose a uno de los permisos municipales requeridos para el espectáculo.

El gobernador regional metropolitano Claudio Orrego, junto a la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler, antes de encabezar una ceremonia ciudadana de juramento del cargo, en el Cerro Santa Lucía. (Foto: Agencia Uno)

Consultados por esta resolución de la alcaldía, desde la productora Lotus no quisieron referirse al tema. Eso sí, la determinación retrasa aún más los tiempos de la producción, que ante un resultado desfavorable se vería virtualmente impedida de gestionar y habilitar un nuevo recinto para el evento de marzo, indican fuentes cercanas a la organización.

El derrotero del festival capitalino había comenzado a enredarse el pasado 3 de noviembre, cuando la concejala de Santiago Rosario Carvajal informó a través de las redes sociales que algunas comisiones del Concejo Municipal de dicha comuna habían decidido rechazar la realización del festival en el predio. Ahí se aseguraba, entre otros factores, que la última edición del megaevento en 2019 dejó graves “deterioros” en el parque por $90 millones y que además no se respetó el estatus de monumento nacional del reducto. Los cuestionamientos fueron descartados por la organización del espectáculo.

Días después, en una carta, las ocho concejalas que integran el Concejo hicieron público que habían resuelto rechazar la opción de que el megaevento se hiciera en el recinto debido a los argumentos ya establecidos. Incluso, el domingo pasado, algunas de estas autoridades y una organización de vecinos del barrio Rondizzoni se reunieron en el parque para manifestarse contra Lollapalooza.

Ante esta situación, durante los últimos días diversos artistas -como Beto Cuevas, Quilapayún, Los Jaivas y Javiera Parra, entre otros-, expresaron a través de cartas su apoyo al festival. Incluso, el actual Gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, se reunió recientemente con representantes de la productora Lotus y la alcaldesa Hassler, intentando acercar posiciones y destrabar el conflicto.

“Los organizadores nos han dicho que ante la posibilidad de buscar un recinto alternativo, ellos lamentablemente no podrían por lo encima que está la fecha. Eso también se lo planteé a la alcaldesa, diciendo que si este va a ser el último año (de Lollapalooza en el parque O’Higgins), que así sea y después buscaremos un nuevo lugar entre todos para organizar este evento para 2023″, dijo Orrego a este medio.

“Pero descontinuar un evento cultural y artístico tan importante para Chile y la región sería una pésima noticia para la ciudad”, aseguró.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Habitantes de la playa de Pingtan, el lugar más cercano de China a Taiwán, expresaron sus esperanzas de ver la unificación pero de manera pacífica, luego de que aumentaran las tensiones tras la visita de Nancy Pelosi a la isla.