Director de Lollapalooza Chile: “El próximo año es probable que sea el mejor lineup en la historia del festival”

Uno de los jefes del festival chileno habla con Culto de su ya confirmada versión 2023, luego de debutar en marzo pasado en el Parque Bicentenario de Cerrillos. Aborda los aspectos a mejorar, asegura que la llegada de Primavera Sound a Santiago significa competencia y se refiere a los rumores de la visita de artistas como Billie Eilish a la cita.



Una suerte de “Lollapalooza piloto”. De esa manera define Sebastián de la Barra -promotor de la productora Lotus, organizadores de Lollapalooza Chile- lo sucedido en marzo pasado en el Parque Bicentenario de Cerrillos: durante tres días, el lugar recibió por primera vez a uno de los eventos más colosales del país, luego de que sólo un par de meses antes decidieran abandonar tras una década el Parque O’Higgins por desencuentros con la Municipalidad de Santiago. Por tanto, debió enfrentar ajustes, errores y circunstancias propias de un debut impulsado con urgencia. Y en plena pandemia.

“Este año debimos adaptar el festival en tiempo récord, en tres meses, a un lugar nuevo. Y eso provocó que obviamente no fuera perfecto, a pesar de que consideramos que fue una versión bastante positiva. Así que esta edición 2023 nos brinda una oportunidad fundamental para poder mejorar y entregar una experiencia mejor al público en este parque, una mejor versión”, propone el productor, con miras a un nuevo evento con fechas ya resueltas.

La próxima entrega de Lollapalooza Chile se realizará el 17, 18 y 19 de marzo en el mismo recinto, con venta de entradas desde el próximo jueves 25 al mediodía bajo la modalidad Early Bird. El cartel de artistas se revelará en los próximos meses, aunque De la Barra adelanta sin matices ni puntos medios: “Me anticipo a decir que el próximo año es probable que sea el mejor lineup de la historia de Lollapalooza”.

-Imagino que no puede ni quiere decir ningún nombre aún, pero ¿por qué podría ser el mejor lineup en la historia del festival?

Obviamente es una opinión personal, porque ante los gustos de alguien que es fanático de Red Hot Chili Peppers, o de Pearl Jam, te podría decir que otro año fue el mejor; o el fan de Metallica podría decir lo mismo del momento que estuvo Metallica. Creo que el nivel de headliners que ya están confirmados y que vamos a anunciar en las próximas semanas, va a ser muy potente. Bandas que nunca han venido a Sudamérica, bandas que están en su mejor momento. En fin, yo creo que va a haber un lineup diverso y que, de nuevo me atrevo a decir, es posible que sea el mejor line up en la historia de Lollapalooza. Se unieron los astros para tener a grandes nombres que nunca han venido y que llegarán en su mejor momento.

-Con respecto a la organización, ¿cuáles son los principales aspectos que van a mejorar con respecto a la versión debut de 2022 en el Bicentenario de Cerrillos?

Este año fue distinto y con muchos ajustes. Queremos entregar una mejor experiencia al público en cómo llegar, dónde estacionarse, horarios de metro, las colas adentro, el polvo, los días que hubo más viento. Hay un montón de situaciones que identificamos y que queremos mejorar para que la experiencia sea aún mejor en este nuevo parque. Es un parque con el que ya nos empezamos a familiarizar, pero en el año uno tuvimos poco tiempo para eso.

“Por ejemplo, el acceso al parque. Vamos a intentar tener una conversación fluida con Metro para poder extender hasta más tarde el cierre de la estación Cerrillos, para que más gente pueda tomar el Metro, sobre todo en el retorno. Por otro lado, sabemos que hubo temas con los accesos de los estacionamientos que tenemos que solucionar. Luego, al interior del festival, en cierto momentos hubo filas, que las hay en todos los festivales, pero igual queremos poner un ojo ahí en la experiencia para que la gente invierta poco tiempo en comprar alimentos, bebidas, merchandising y que pueda disfrutar más de la música, de la experiencia del festival. Como también, por las características que tiene este parque, porque hace unos meses se tomó la decisión de regarlo menos por la sequía en Santiago, es un lugar que levanta más polvo, entonces de eso también nos haremos cargo. También consideramos que la inversión que hicimos del pasto sintético frente a los escenarios principales funcionó muy bien. Fue un lugar donde la gente se pudo sentar y que nunca se calentó, que nunca se rompió”.

Lollapalooza Chile 2022

-La gente reclamó bastante por las escasas áreas de sombra en días de mucho calor. ¿Tomaron apuntes de eso?

Sin duda. Es una debilidad de este parque versus el Parque O’Higgins, donde este último tenía más árboles y más sombra de manera natural. Es un punto que ha sido analizado y que queremos revisar como festival. Pero, por otro lado, el recinto tiene cosas positivas versus el Parque O’Higgins, como democratizar el escenario electrónico urbano, el Perry’s Stage: lo sacamos del Movistar Arena, donde desde las seis de la tarde se llenaba y no se podía entrar, a un espacio al aire libre, de acceso más libre, y donde sin problemas pueden ir miles de personas.

-Otro de los temas complejos fueron los flujos de salida, que se hicieron muy estrechos para la cantidad de personas que habían. ¿Cómo lo piensan solucionar?

Absolutamente. Con el municipio ya nos hemos juntado varias veces, con la alcaldesa y con su equipo, y la voluntad está para justamente subsanar esas coordinaciones y tener accesos anchos, mejorar los flujos tanto en la Avenida Las Américas como en la salida del metro. Así que sin duda que a eso le vamos a poner una atención especial para que no vuelva a repetirse cualquier problema que hayamos tenido este año.

“Como algo a repuntar, también queremos hacer más sideshows, como lo veníamos haciendo previo a la pandemia, algunos años llegamos a hacer diez o quince sideshows. Probablemente aparezcan varios, también para activar durante un par de semanas toda la ciudad, como Lolla lo ha hecho históricamente”.

-Ustedes son un festival que ya lleva diez años caracterizándose en general por una buena organización, un buen lineup y una buena experiencia. ¿Cómo se reinventan, cómo intentan sorprender? De alguna forma, ¿cómo tratan de no “achancharse” frente a cada versión?

A ver, si bien no nos gusta compararnos y nosotros tratamos de hacer lo mejor por nosotros mismos, porque este festival es de clase mundial independiente de los otros eventos que suceden en Chile, claramente hay más competencia, hay más eventos, y eso es una linda invitación a mejorar, a mejorar nuestros propios procesos, nuestra experiencia frente al público, frente a los artistas.

“Lo más importante es entregar un festival que sea seguro. Hasta ahora nunca hemos tenido un problema grave en Lollapalooza y estamos preparados sí es que tuviésemos la mala suerte de que algo así pasase. Pero bueno, volviendo al tema central, Lollapalooza a nivel mundial es una marca que se está expandiendo, se expandió a India y es un festival que ahora agarra un tono aún más global con Asia. Yo creo que algo muy lindo de Lollapalooza es que nunca hemos visto una pelea dentro del festival. Es muy potente cómo la gente se relaciona dentro de un festival versus antiguamente: uno iba a festivales de punk y aparecían bandas de hip hop, y había riñas dentro y las tribus urbanas tenían sus recelos. Yo diría que, en Lollapalooza, la gracias de eso es que coexiste, hay un espíritu de compartir, de mucho respeto y eso es construir una sociedad de futuro en base al respeto, la empatía y la tolerancia. Siempre es un desafío renovar y entregar ese espíritu”.

-¿Sienten que les salió competencia con la llegada a fin de año del festival Primavera Sound, también una franquicia extranjera, que mezcla algo de música masiva con alternativa, etc.?

Sin duda que es un festival que, en su esencia, tiene puntos en común con Lollapalooza. Estamos contentos de que este festival haya llegado. Amamos la música y creo que le hace muy bien al país que lleguen este tipo de eventos. Es un festival que también aporta a crear más industria con el público, con los sponsors, con los proveedores, con todo el mundo, con el mundo freelance que trabaja también en Lollapalooza y que a veces busca otra oportunidad de trabajo durante el año. En ese sentido, es un aporte para el país.

“Es cierto que es una competencia, pero al mismo tiempo suceden en semestres distintos, en períodos del año distintos, por lo tanto no nos hemos visto afectados a nivel de booking con el lineup del próximo año para nada con este festival. Creo que son distintos. Como te digo, tenemos puntos en común, pero al mismo tiempo hay ciertas líneas editoriales en que tal vez Lollapalooza es un poquito más amplio. Abraza ese mundo alternativo siempre, todos los años tiene una base de bandas que podrían estar en uno u otro festival, pero luego aparecen otras bandas que son marcadamente bandas Lollapalooza y que no, tal vez no pertenecen tanto a ese mundo Primavera Sound”.

-El director de Primavera Sound Santiago dijo en este medio que era un festival “para los huérfanos de Lollapalooza”, queriendo decir quizás que era un evento para ese público más alternativo o más adulto que Lollapalooza había abandonado. ¿Qué le parece esa frase?

La verdad es que difiero bastante esa opinión. Yo creo que Felipe (N de la R: Felipe Araya, director de Primavera Sound Santiago) no tiene tal vez tanta experiencia en festivales internacionales y tal vez fue una frase poco afortunada. Yo estuve ahora en Primavera Sound en Barcelona como público, pasándolo bien, disfrutando de los artistas, y creo que el público es perfectamente el mismo de Lollapalooza. Arctic Monkeys estuvo acá y estuvo allá, Björk estuvo allá y estuvo acá, Interpol lo mismo. Todas esas bandas ya tocaron en Lollapalooza, y en ese sentido, insisto, Lollapalooza es más, es un festival en tamaño muchísimo más grande en Chile, por lo menos ahora en este corto plazo. No digo que Primavera no pueda ser un festival que pueda crecer en un futuro, pero yo creo que en cuanto a tamaño, en cuanto a amplitud, es más. El público de Primavera lo abrazamos porque sentimos que es nuestro público y al mismo tiempo porque tenemos ese toque alternativo también con varias de las bandas que ellos tienen este año. Lorde, qué sé yo, son bandas que ya pasaron por Lollapalooza. O Travis Scott, que estuvo anunciado para la edición 2020 que no se pudo realizar por la pandemia. En ese sentido difiero bastante.

-Para el cierre, inevitable no preguntar por algunas versiones de prensa que han llegado desde otros lugares donde se hace Lollapalooza, como Brasil: ¿vienen al festival Billie Eilish o Paramore?

Pucha, qué ganas de poder contarte algo. Lamentablemente lo voy a dejar en suspenso, que si no me llevo el reto de todos los Lollapalooza en Sudamérica. Porque lamentablemente hay muchos rumores. Lo único que puedo decir es que hay rumores que año a año se cumplen y son ciertos, y hay otros que no son ciertos. Entonces hay demasiados rumores dando vuelta. Creo que hay más que otros años, incluso me ha sorprendido la cantidad de nombres que he visto. No sé, debe haber más de diez nombres que están sonando. Siempre hay un sonido ahí, siempre hay piedras en esos ríos que suenan que son verdades.

Billie Eilish performs at the Coachella Music & Arts Festival at the Empire Polo Club on Saturday, April 16, 2022, in Indio, Calif. (Photo by Amy Harris/Invision/AP)

-Ustedes como productora también está negociando otros conciertos para 2023. ¿Van a poder contar con el Estadio Nacional para el próximo año?

No, el Estadio Nacional por ahora no, no se puede contar con el estadio. El gobierno ha tomado la definición de darle prioridad a los Panamericanos, aún cuando creemos que se podría haber hecho un esfuerzo mayor para poder haberle dado pie a que algunas productoras pudiésemos haber hecho algunos conciertos grandes durante los primeros días de marzo, como también, por qué no, durante algunos días de diciembre posterior a los Panamericanos (N de la R: se harán en noviembre y octubre del próximo año).

“Así que ojalá que eso cambie. Ojalá que se abra la posibilidad para que algunos eventos se puedan hacer en Chile, en ese estadio que es el lugar ideal para la música. Igual entendemos que está el Monumental, que también es un gran estadio y que funciona bastante bien, solo que hay ciertos artistas muy grandes que necesitan ese excedente de tickets, esa diferencia de entradas entre el Monumental y el Nacional, para que el negocio haga viable la gira. Por eso es que muchas productoras están preocupadas y están tratando de hacer cambiar esa decisión del gobierno de flexibilizar un poquito más, entendiendo que llevamos muchos años sin el estadio. Pero nada, estamos a la espera de algún feedback más acucioso por parte de la autoridad”.

Sigue leyendo en Culto:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.